Archivo de la etiqueta: Venezolana

DOSSIER 8.4: El movimiento estudiantil tuyero y las luchas ideopolíticas, 1989-1995

Por: Antonio Delgado

Para los interesados en el debate, acerca del aporte del movimiento estudiantil en la evolución sociopolítica de la sociedad venezolana contemporánea, no es un secreto que la historiografía nacional ha dedicado pocas páginas al estudio de un tema tan interesante. El panorama anterior resulta poco alentador para la historiografía regional y local. Es por ello, que el presente escrito resulta pertinente como un breve aporte al estudio de la historia matria, en particular, la evolución del movimiento estudiantil en la localidad de los Valles del Tuy durante la etapa de implantación, consolidación y declive del neoliberalismo entre 1989 1995.

I. “La coronación”. Un régimen neoliberal de dolorosas pero inevitables medidas.

El 4 de diciembre de 1988, Carlos Andrés Pérez fue electo por segunda vez como Presidente de la República, con una abrumadora ventaja sobre su principal contendor, el candidato copeyano Eduardo Fernández. Los resultados fueron calificados como una contundente victoria tanto por la prensa nacional como internacional. Y no era para menos. A la luz de los primeros datos, Pérez obtuvo un margen superior al millón de votos sobre su adversario. El boletín oficial del entonces Consejo Supremo Electoral estimaba que Carlos Andrés Pérez, había obtenido 3.893.888 para un 54,1% y Eduardo Fernández, 2.734.007 equivalente a 33,7%. Era la primera vez que un candidato presidencial llegaba por segunda vez al solio de Miraflores a través del sufragio universal.

Juramentación de Carlos Andrés Pérez para la toma de posesión de la presidencia el 02 de febrero de 1989, foto de Jacobo Lugo

Entre los aspectos más resaltantes que contribuyeron a la abrumadora victoria del líder adeco, caben mencionar: una personalidad carismática, que la mayoría del país elegía con la esperanza de encontrar solución a las dificultades nunca antes vistas en Venezuela. Otro aspecto que influyó en la elección de Pérez, fue la percepción que tenía el electorado sobre su primer gobierno y sus realizaciones positivas: el pleno empleo, el espectacular programa de becas en el exterior que favoreció a más de 10.000 jóvenes estudiantes, la nacionalización del hierro y el petróleo. No obstante, el país que le tocaba gobernar ya no era el mismo que había gobernado entre 1973-1978. Un cúmulo de problemas agobiaba la depauperada economía nacional: La deuda externa remontaba la suma de 34000 MM$ de los cuales se cancelaban 5000 MM$ en intereses; este monto representaba el 14,70% del monto total de la deuda y comprometía el presupuesto nacional y las iniciativas de inversión. Aunada a esta situación, el nuevo gobierno debía enfrentar un déficit de 3000 MM$ en la balanza de pagos con unos ingresos petroleros que superaban más de 7000 MM$. El impacto de la crisis que se abalanzaba, marcaba el fin de la llamada “Venezuela Saudita”, pero a la vez, comenzaba una nueva etapa caracterizada por un largo período de “vacas flacas” y austeridad, cuyo común denominador era la ya mencionada deuda externa, el deterioro de la moneda, el déficit presupuestario, inflación, alto costo de la vida, de la vivienda, aumento del desempleo, la inseguridad, la corrupción y la aparición del incipiente narcotráfico, que impactaban de manera negativa sobre la calidad y el nivel de vida de la población.

La terrible realidad económica y social que salió a la luz pública no impidió que el 2 de febrero de 1989, se realizara el fastuoso acto de toma de posesión en el Teatro Teresa Carreño, mejor conocido por la gente como “La Coronación” e inmediatamente a los pocos días, el gabinete económico de CAP realizaba su primer anuncio oficial que consideraba ajustar los desequilibrios fiscales, cambiarios y de endeudamiento a través de un paquete de medidas económicas bajo la supervisión del Fondo Monetario Internacional. Este paquete anunciado por el Presidente Pérez el 15 de febrero de 1989, contemplaba la racionalización y eliminación de los aranceles de importación, aumento en un 30% de los precios del transporte, aumento del precio de la gasolina, liberación de las tasas de interés, aumento de las tarifas de los servicios públicos, eliminación de la tasa preferencial de divisas y darle mayor participación al empresariado privado en la economía nacional. Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER

Una crítica a la enseñanza de la historia de Venezuela

Por: Jacinto R. Justiniano.

    La enseñanza de la Historia de Venezuela en la educación básica y especialmente, media general, está llena de vacíos y omisiones que entorpecen la noción del proceso histórico de los hechos pasados, además, la historia tradicional es enseñada por fases, donde una etapa es inconexa y excluyente de las otras, especialmente la indígena o prehispánica, como bien lo señala Mosonyi (1982), cuando escribe que: 

La fase indígena es excluyente con la fase colonial. Una vez que se trató lo indígena, normalmente de una forma muy superficial, deja de haber interés en este tópico y se pasa a lo otro como si fueran dos momentos discretos y separados en el tiempo (p. 48).

     Aunado a ello encontramos una serie de problemas que hacen difícil y complican el proceso de enseñanza-aprendizaje, entre los cuales podemos mencionar la progresiva pérdida de valores a la que ha estado expuesta la sociedad venezolana debido al proceso de globalización y transculturización, que ha desembocado en el desinterés del estudiante por la historia y el área de las Ciencias Sociales, tal como lo señala Briceño Suárez (2004), cuando escribe que “es evidente el desinterés del joven venezolano por el área de las Ciencias Sociales, por el estudio de la historia y por el conocimiento real de los procesos que se han originado para la conformación de nuestra historia” (p. 1), motivo por el cual hoy podemos hablar de una pérdida de la Identidad Nacional y la conciencia ciudadana.

Portada del libro Lecciones de Historia de Venezuela de Alberto Arias Amaro, editorial Romor. C.A.Portada del libro Lecciones de Historia de Venezuela de Alberto Arias Amaro, editorial Romor. C.A. Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo Gran Nacional

La festividad de San Juan y su representación en el Tuy

Por: Andrés  García.

Baile de tambor, acrílico sobre madera autor Ygnacio Guzmán

     La presencia africana en el territorio llamado Venezuela comienza a partir del período de conquista, cuando llegan en barcos los primeros esclavos provenientes de África, de ese contacto deviene la importación de su cultura, sus raíces, su cosmovisión y su visión mágico religiosa. Existen muchos aportes culturales del continente africano que hoy en día están vigentes en la cultura venezolana. La investigadora Angelina Pollack-Eltz indica lo siguiente:

“(…). En el campo de la música y de los bailes el aporte africano es considerable también puesto que a los europeos gustaban más los ritmos africanos que la música monótona de los indígenas. Por otra parte, los negros fueron incorporados totalmente al sistema económico capitalista de la época colonial y expuestos a los bienes materiales de origen español, así se perdieron todas las tradiciones en el campo de la cultura material, así como también la artesanía africana.” (Pollack-Eltz, 1978: p.10)

     Así se evidencia que sus bailes perduran hasta hoy día, y que junto con la influencia material de los españoles desemboca en fiestas como la de San Juan, celebrada los días 24 de junio, caracterizado por ser el día más largo del año perteneciente al solsticio de verano, y alargándose hasta el 25 de junio,  siendo esta celebración uno de los vestigios de la herencia africana más importante en lo largo del territorio venezolano. Baile, tambor, magia y religión se mezclan para rendir culto a San Juan, y en los valles del Tuy  su permanencia es un hecho hoy por hoy. Está se celebra en varias localidades, en donde diversas familias, vecinos y amigos aún rinde culto a San Juan.

     Es importante destacar una particularidad, y es que el baile de tambor redondo, es decir, con las piernas en forma de círculo, es diferente al baile desarrollado en otras localidades del Estado Miranda, Aragua y Vargas,  el baile de tambor redondo sitúa a una variante dentro de las celebraciones perteneciente a las realizadas en el Tuy.

     Las personas que le rinden culto San Juan, buscan que exista prosperidad, salud y esperanza para el resto del año, y que siga la continuidad de esta tradición que evidencia la diversidad que existe en nuestros valles tuyeros.

Saignes señala: “La historia del proceso de la formación de la cultura venezolana es, en parte, la historia de la indigenización y de la africanización del español en nuestra tierra” (Saignes, 1955: p.13)

Fuentes Consultadas:

Pollack-Eltz, A. Aportes indígenas a la Cultura del Pueblo Venezolano. Instituto de investigaciones Históricas. Caracas, UCAB, 1978.                                           

Saignes Acosta, M. Elementos Indígenas y africanos en la formación de la cultura Venezolana. Caracas, Ediciones de la Biblioteca, 1955. 

Deja un comentario

Archivado bajo Festividades Tuyeras