Archivo de la etiqueta: #RevistaMatriaNº6

Revista Matria Nº 6

     El Grupo de investigación histórico – cultural de los valles del Tuy MATRIA, es un colectivo nacido de las inquietudes de un grupo de amigos de esta región del estado Bolivariano de Miranda, con intereses afines por la historia regional y local  y que desde hace ya algunos años se han venido desempeñando en distintas actividades, grupos, colectivos o de forma individual en pro de la investigación, compilación, escritura y difusión de la historia regional y local y las distintas manifestaciones culturales del Valle del Tuy.

     La REVISTA MATRIA tiene el reto de crear un vínculo entre el lector, sus recuerdos y la revista, por medio de artículos de investigación relacionados con lo más cercano al tuyero, es decir, sus orígenes, sus poblados, sus haciendas, sus medios de comunicación, sus comercios, centros de distracción, parques, gente, la esquina, el barrio, la poesía, sus edificaciones, la iglesia… la MATRIA.

Revista Matria Nº 6

Editorial.

     Los aniversarios hay que festejarlos y más cuando vienen acompañados de conmemoraciones históricas bicentenarias. En el caso del grupo de investigación de revista Matria nos complace celebrar junto a los lectores y colaboradores el primer año de vida de la revista, tratando de cumplir con las expectativas creadas desde aquel primer número en mayo de 2013.

     El aniversario lo celebramos con esta publicación Nº 6 de la revista, cumpliendo así la meta de la edición bimensual, que tanto esfuerzo y sacrificio ha costado por parte del colectivo de investigación. La satisfacción está en saber que la revista ha abierto diálogos y debates tanto en los valles del Tuy como fuera de la región.

     Sobre el bicentenario es importante citar tres de suma importancia para los tuyeros en 1814: el primero es el de la “Batalla de la Victoria”, representa en la historia nacional y regional el episodio que levanta los ánimos de los patriotas ante las huestes de Boves que sitiaban a los insurgentes, es José Félix Ribas que junto a jóvenes estudiantes se enfrenta y gana la batalla para después asistir en la ayuda de los valles del Tuy siguiendo las órdenes de Simón Bolívar; el segundo son las batallas que se libran en los valles del Tuy para controlar la región más cercana a Caracas y que demuestra la importancia geoestratégica del Tuy por su cercanía a la capital y de tierra fértil productora de alimentos para los mantuanos de Caracas.

     Por otro lado, es el bicentenario del fallecimiento del abogado, político y prócer de la independencia Francisco Silvestre Espejo Caamaño, nacido en Santa Lucía del Tuy, que se destacó durante el proceso de la Independencia por luchar activamente en favor de la causa republicana, aunque inicialmente fue fiscal de la Real Audiencia al servicio de los realistas en el proceso contra Gual y España, fue miembro de la Junta Patriótica y del segundo Triunvirato, presidente de la Corte Suprema y gobernador de Valencia, es hecho prisionero por el ejército realista, y fue fusilado por orden de José Tomás Boves, en la plaza mayor de Valencia. Santa Lucía debería llevar su nombre como epónimo y tenemos la deuda histórica de llevar sus restos a reposar en el Panteón Nacional.

     Para finalizar, este número aniversario también rinde honor al Presidente Húgo Chávez que forma parte de la historia inmediata de Venezuela y Latinoamérica, es por ello que publicamos tres artículos críticos sobre el legado dejado por el Presidente Chávez, a cargo del sociólogo argentino-venezolano Dr. Hugo Calello, el historiador Dr. Juan Romero y el periodista, político y escritor Modesto Emilio Guerrero.

Arturo Lev Álvarez Abreu

Portada Matria Nº 6 Pulse acá para descargar Revista Matria Nº 6

Deja un comentario

Archivado bajo Descargar Revista Matria

Una crítica a la enseñanza de la historia de Venezuela

Por: Jacinto R. Justiniano.

    La enseñanza de la Historia de Venezuela en la educación básica y especialmente, media general, está llena de vacíos y omisiones que entorpecen la noción del proceso histórico de los hechos pasados, además, la historia tradicional es enseñada por fases, donde una etapa es inconexa y excluyente de las otras, especialmente la indígena o prehispánica, como bien lo señala Mosonyi (1982), cuando escribe que: 

La fase indígena es excluyente con la fase colonial. Una vez que se trató lo indígena, normalmente de una forma muy superficial, deja de haber interés en este tópico y se pasa a lo otro como si fueran dos momentos discretos y separados en el tiempo (p. 48).

     Aunado a ello encontramos una serie de problemas que hacen difícil y complican el proceso de enseñanza-aprendizaje, entre los cuales podemos mencionar la progresiva pérdida de valores a la que ha estado expuesta la sociedad venezolana debido al proceso de globalización y transculturización, que ha desembocado en el desinterés del estudiante por la historia y el área de las Ciencias Sociales, tal como lo señala Briceño Suárez (2004), cuando escribe que “es evidente el desinterés del joven venezolano por el área de las Ciencias Sociales, por el estudio de la historia y por el conocimiento real de los procesos que se han originado para la conformación de nuestra historia” (p. 1), motivo por el cual hoy podemos hablar de una pérdida de la Identidad Nacional y la conciencia ciudadana.

Portada del libro Lecciones de Historia de Venezuela de Alberto Arias Amaro, editorial Romor. C.A.Portada del libro Lecciones de Historia de Venezuela de Alberto Arias Amaro, editorial Romor. C.A. Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo Gran Nacional

Originarios y revolución en el siglo XIX

Por: Julian Lautaro. @julianlautaro

     Previo a la conquista, macroetnias como la azteca y la inca, habían dominado a etnias menores. Éstas vieron como aliadas a las espadas conquistadoras, que las aprovecharon para vencer. Considerando a todos los originarios como bárbaros, “incultos e inhumanos”, los Cortés y los Pizarro los subyugaron o exterminaron. El Vaticano otorgó el “Nuevo Mundo” a los reyes españoles (bula Inter coetera, 1493) y todos los diezmos recolectados en él a cambio de que la Corona financiara todos los costos para evangelizar a los indígenas (bula Eximiae Devotionis Sinceritas, 1501).

     El brutal saqueo minero acrecentó la primaria acumulación de capital en Europa, sólo “entre el año 1503 y 1660 llegaron a San Lucas de Barrameda 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata provenientes de América”, sin incluir el cuantioso contrabando (1). Potosí sangró ese yugo. De 70 millones de indígenas, tras un siglo y medio de colonización sólo quedaban 3,5 millones (2). La trata de esclavos traería nueva mano de obra. Incluso las pestes llegadas de Europa mataron a millones, más que la inhumana explotación y masacres. Bolívar en la Carta de Jamaica denunció que se cometieron “los actos más horrorosos de un frenesí sanguinario, (…) nada ahorran los españoles con tal que logren someter a los que han tenido la desgracia de nacer en este suelo”.

Pizarro y Atahualpa en una ilustración de la Nueva crónica y buen gobierno, obra de Felipe Guamán Poma de AyalaLa Conquista, Pizarro y Atahualpa en una ilustración realizada por Felipe Guamán Poma de Ayala para su obra “Nueva coronica y buen gobierno”, realizada entre los años de 1600 a 1615.

     El fray Bartolomé de las Casas denunciaría que los indios preferían ir al infierno para no encontrarse con los cristianos (3) La conquista agregó instrucción a la mera coacción. En 1537 el Papa “ascendió” a los indígenas de animales a hombres, susceptibles de ser convertidos a la fe (bula Sublimis Deus). “Si los indios tenían alma o no” fue una ardua discusión de 14 años. En 1542, las “Reglamentaciones de protección al indígena” los declararon súbditos de Castilla en “condición de minoridad”. Puestos bajo la tutela del encomendero, en los hechos fueron sometidos a una esclavitud no reconocida como tal, que no modificó la figura del corregidor, creada en 1565.

Fray Bartolomé de Las Casas, protector de los originarios Americanos, Sevilla 1484 - Madrid 1566Fray Bartolomé de Las Casas, protector de los originarios Americanos, Sevilla 1484 – Madrid 1566.

     La expansión del catolicismo se implementó colonizando las almas. Destrucción de templos y simbologías autóctonas, férreo adoctrinamiento religioso, la Inquisición para los “infieles”. Afros e indígenas sincretizaron la fé impuesta con sus propios panteones politeístas.

     Ante el crecimiento del mestizaje, durante el S.XVII se impuso un racista sistema de castas cerrado y hereditario, basado en la “limpieza de sangre”. Otorgaba derechos y obligaciones a perpetuidad, el ascenso social dependía del grado de “blancura”. La base de la pirámide eran las esclavizadas poblaciones africanas.

     Para el dominio político, plantea Sartre que:

“la élite europea se dedicó a fabricar una élite indígena; se seleccionaron adolescentes, se les marcó en la frente, con hierro candente, los principios de la cultura occidental, (…) tras una breve estancia en la metrópoli se les regresaba a su país, falsificados” (4). Estudiando al Perú, Lewin sostiene que “a pesar de la degradación social de los indios”y “debido a su importancia para ´el buen gobierno´ y el hecho de ser imprescindible su intervención en el manejo administrativo”, el curaca gozó de “ciertas prerrogativas que no sólo lo ubicaban al margen de la casta indígena, sino también de las castas en general, en una peligrosa y ambigua situación intermedia.” (5)

     A esta nobleza indígena se le reconocían sus títulos y beneficios, y fue intermediaria entre la élite dominante y las mayorías dominadas de su propia etnia. El sistema de gobierno fue de dos repúblicas separadas jurídica, económica, social y geográficamente, la de españoles y la de indios (6), que funcionaban como autonomías tuteladas, marginadas políticamente. Esto se mantuvo incluso con las Reformas Borbónicas del S. XVIII. Entró en crisis con el agotamiento del régimen monárquico.

     Esas reformas centralizaron el imperio en el rey. Acotaron el poder de la Iglesia, modificaron el comercio y también aumentaron la presión impositiva, atizando las tensiones sociales. En 1780 y 1781 y tras casi tres siglos de resistencia y rebeliones indígenas y esclavas, las insurrecciones andinas de Túpac Amarú y Túpac Katari estremecieron al continente. Con la colaboración de “indios fieles” al rey, fueron cruelmente aplastadas. La amenaza al poder colonial fue tal que el miedo al indígena se hizo carne en las élites, relegando la mirada tutelar.
Casi 30 años después, las élites criollas lucharán por más poder, los revolucionarios buscarán a los indígenas por la Patria Grande.

Tupac Amaru II, último Sapa Inca, líder revolucionario, Canas, Perú 1738 - Cuzco 1781Tupac Amaru II, último Sapa Inca, líder revolucionario, Canas, Perú 1738 – Cuzco 1781.

Notas:

(1) Hamilton, Earl J. American Treasure and the Price Revolution in Spain (1501-1650), Massachusetts, 1934. En Galeano, Eduardo. Las venas abiertas de América Latina, Catálogos, Bs. As., 2004 (1ª ed. 1984), pág. 40.
(2) Ribero, Darcy. Las Américas y la civilización, tomo I: La civilización occidental y nosotros. Los pueblos testimonio. Bs. As. 1969. En Galeano, ob.cit., pág. 59
(3) Galeano, ob. Cit., pág. 62
(4) Sartre, J.P. prefacio a Los condenados de la Tierra de Franz Fanon, Último Recurso, Rosario. 2006. pág. 5.
(5) Lewin, Boleslao. Túpac Amarú. Bibliot. Virtual Omegalfa, 2010 (1ª ed. 1943), pág. 8
(6) Levaggi, Abelardo. “República de Indios y República de Españoles en los Reinos de Indias”, Revista de estudios histórico-jurídicos Nº 23, Valparaíso, 2001.

Deja un comentario

Archivado bajo Otras Matrias, Otras Historias

El anima sola, el silencio…

Por: Manuel Vicente Monasterios.

Revista Matria Nº 6

     Este cuento se ubica en el triste año de 1814, Boves, Rosete, Antoñanza, Zuazola, personajes que despiertan el monstruo del odio, la sangre corre y se destruye la primera República. Esta es una interpretación libre del origen de la leyenda del Ánima Sola.

El anima sola

     Amaneció lloviendo, toda la noche fue un solo aguacero, las quebradas están desbordadas, el zanjón del paso del cementerio está tan lleno que la furia de las aguas rebosa el recién inaugurado Puente Castro. Es lunes y Doña María tiene que cumplir la promesa hecha mucho tiempo atrás, cuando los muertos se enterraban hacia la loma del viento, años en que la peste del vomito negro hacía estragos y muchas veces los “difuntos” se ponían de pie cuando sentían en la cara la primera pala de tierra y este hecho macabro cambiaba la toponimia: de “loma del viento” a “muerto parao”, además del susto y la carrera de los enterradores.

     Es lunes y Doña María tiene que ir al cementerio para rezar los 20 rosarios que exigen las Benditas Ánimas, las que no han logrado llegar al cielo, porque sus pecados, aunque menores, resultan un grave impedimento, solo rezando el rosario, ordenando misas y prendiendo velas con esa intención salvadora, las ánimas podrán descansar en paz. Solo la oración tiene el poder para sacar las ánimas del Purgatorio. No importan los obstáculos, bien sea que llueva, truene o tiemble la tierra, la promesa hay que cumplirla para evitar la condenación eterna, !A las ánimas hay que cumplirle¡. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Crónicas de mi pueblo

Desde la Matria; un compromiso de las mujeres

Por: Isaloren Quintero Bernal

Revista Matria Nº 6.

      Preguntarnos que había antes del patriarcado es una gran tarea, aún hoy, de las feministas. Desde la Matria pretende ser un espacio de reflexión y debate de este y otros temas que no solo atañen y vinculan a las mujeres, sino que nos convoca a todas y todos, en ese sueño de creer en la construcción de “otro mundo posible”.

      Desde la Matria se perfila como un espacio donde las mujeres podamos mostrar lo que pensamos y sentimos en relación con el mundo, con los hombres, con las mujeres y con nosotras mismas. Es un espacio escrito desde la Tuyeridad con una visión que trasciende, cuya intención es develar las trampas perversas del patriarcado y los sistemas que lo alimentan como el capitalismo, las religiones y la cultura hegemónica que pretende uniformarnos a todas y todos perdiendo la gracia de la diversidad y la pluralidad.

La mujer desde el interior obra de Jesús "Chuo" Martínez, año 2012 Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Desde la Matria

Cantares: Canto y poesía popular

Por: Investigaciones Tucuy

Revista Matria Nº 6.

Cruz de Mayo, obra de Armando Reverón, 1948, Pintura al agua, grafito y carboncillo sobre papel 83 x 96,9 cmsCruz de Mayo, obra de Armando Reverón, 1948, Pintura al agua, grafito y carboncillo sobre papel 83 x 96,9 cms

     El canto popular es una manifestación muy restringida en esta época, es el canto del pueblo, por lo tanto no tiene un autor, pasa de generación en generación y sus raíces se remontan a la antigüedad, nos llega por la herencia de la cultura española: Las coplas, el romance, la seguidilla, los corridos, las décimas nos llegaron en los galeones negreros y tomaron la savia del negro y del indio. Los temas varían, siempre conservando la versificación clásica, puede ser que un coplero, o un juglar no sepa de octava, de endecasílabos y hemistiquios, que no sepa leer, ni escribir pero cuando canta una copla jamás le sale un verso cojo, esa es la sabiduría popular, lo que los ingleses llamaron folklor “Saber del Pueblo”.

      Hemos recogido algunas de estas coplas, muchas de ellas con más de 200 años de existencia, algunas pasan de los 500 años, se van acomodando de acuerdo al medio, al paisaje, conservado ese sabor puro, que jamás pierde vigencia.
Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Así sonamos aquí

Miranda fue pionero con el museo de ciencias

Por: Juan José Flores †

     Para hablar de los Museos de Ciencias del país tendríamos que comenzar por recordar el Museo de Ciencias y Productos Naturales del Estado Miranda, el cual fue fundado en Ocumare del Tuy el 19 de abril de 1913, es decir 24 años antes del fundado en Caracas por el General Eleazar López Contreras, quien para el año 1937, fecha de su creación, era el Presidente de la República.

   El primer director de ese museo fue el doctor Francisco de Paula Álamo, ingeniero y sabio naturalista cuya consagración a las ciencias naturales dio magníficos frutos de investigación para la Ciencia Nacional.

Casa de la Cultura José Félix Ribas - Ocumare del Tuy, imagen tomada de PanoramioCasa de la Cultura José Félix Ribas – Ocumare del Tuy, imagen tomada de Panoramio

     Fundó y regentó la célebre asociación denominada “Junta de Aclimatación y Perfeccionamiento Industrial”; dirigió cátedras de botánica, escribió interesantes ensayos sobre otros temas, fue miembro correspondiente de importantes asociaciones científicas en el exterior y mereció varias distinciones muy meritorias por sus trabajos, entre ellas de la Academia de Ciencias de París.

     Además escribió una excelente obra geográfico-histórica sobre el estado Miranda y también dirigió el periódico El Heraldo de Miranda.

     En este Museo se exhibieron muestras auríferas y otros minerales, se mostraron petroglifos hallados en Quiripital; productos naturales de la zona, como pieles, maderas, especies animales y también se mantuvo un perenne mostrario de Artesanía Regional.

     En un anexo funcionó la primera biblioteca del estado, bajo el nombre de Cecilio Acosta, el cual era el primer homenaje regional en honor al gran pensador y humanista mirandino. Esta casa de lectura fue fundada el 19 de abril de 1913.

Casa de la Cultura José félix Ribas, Ocumare del Tuy, imagen tomada de  httpvictoriartesanias.blogspot.comCasa de la Cultura José félix Ribas, Ocumare del Tuy, imagen tomada de httpvictoriartesanias.blogspot.com

     En ese mismo edificio funcionó también, años más tarde, la biblioteca del Poder Judicial del estado Miranda, la primera del estado y quizás la única de su tipo en Venezuela. Esta biblioteca estuvo al servicio del público, pero más que todo para el uso de los abogados; este funcionaba en las horas laborables de los tribunales y después del mediodía hasta las 6 pm.

     Este edificio evoca una importante época histórica, no solo de Ocumare sino de todo el estado Miranda, por lo que el interés prioritario es su conservación y declaración como Patrimonio Histórico del Estado; está situado en la parte este de la Plaza Bolívar y, lamentablemente, años después el museo desapareció y alternativamente el edificio fue convertido en mercado, sala de cine y más tarde en cuartel de la policía y otros usos que en nada recuerdan su legítima creación.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultores Tuyeros

La Cruz de Mayo

Por: Iván López Calero

Revista Matria Nº 6

     El Velorio de Cruz o fiesta de la Cruz de Mayo fue traída a la América y en especial a Venezuela por los sacerdotes y conquistadores españoles, quienes conmemoraban el 3 de mayo, el hallazgo en el año 324, que realizó Elena (Santa Elena), madre del emperador Constantino, de la cruz donde murió Cristo, coincidiendo con esta celebración los pobladores de este continente, realizaban rituales para festejar la llegada de la primavera o de las lluvias y a su vez el inicio del período de siembra.

La Cruz de Mayo en Centro de Arte La Estancia, foto de Gizet GonzálezLa Cruz de Mayo en Centro de Arte La Estancia, foto de Gizet González Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Festividades Tuyeras

DOSSIER 6.3: La legión infernal en la Sabana de Ocumare de Ocumare del Tuy

Por: Arturo Lev Álvarez

     Entre el mes de febrero y marzo pasado se conmemoraron 200 años de los enfrentamientos armados entre realistas y republicanos, sucedidos en la población de San Diego de Alcalá de la Sabana de Ocumare en 1814, a su vez, se inauguró hace un año el Centro de Educación Inicial en la Urbanización Pueblo Nuevo que lleva por nombre “13 de marzo de 1814”, además,Apoteosis del Libertador, Tito Salas, detalle. (2) existe una Escuela en la Urbanización Santa Marta con el epónimo “20 de marzo de 1814”, y en la Iglesia Parroquial hay un monumento dedicado a los mártires del 11 de febrero de 1814. Ahora bien, ¿Cuál de todas estas fechas será la indicada o la de conmemoración?

     Efectivamente todas las fechas citadas anteriormente tienen una marcada historia. En aquel terrible año de 1814, en plena Proclama Militar de Trujillo de 1813 ó llamado Decreto de Guerra a Muerte (que era una respuesta al incumplimiento de la capitulación que firmó Miranda con Domingo de Monteverde y respuesta a toda la violencia desatada desde 1812 por el mismo Monteverde, Antoñanzas, Zuazola, Cervériz o Tíscar), el jefe realista asturiano José Tomás Boves reunido en el llano con su Legión Infernal (entre los cuales destacan Yañez, Morales y Rosete), da órdenes al canario y pulpero de Taguay, Francisco Rosete de sitiar la Sabana de Ocumare (entrando desde los Valles de Aragua por el camino de Los Pilones, tomando la fila maestra de Las Ollas hasta llegar a Caicita y bajar al pueblo), mientras él desde Calabozo avanzaba a La Victoria para llegar a Caracas.

     Ocumare en este sentido cobra una vital importancia tanto para realistas como republicanos, ya que, la mayoría de las haciendas (que eran de los mantuanos caraqueños) aportaban productos alimenticios a la ciudad de Caracas. Es obvia la toma estratégica de dicha localidad. (Sobre este tema es importante leer un extracto de una carta publicada en el semanario de los lunes la Gazeta de Caracas del 4 de abril de 1814, y escrita en los Valles del Tuy, con fecha del 28 de marzo de 1814, en el cual se destacan los productos de estas tierras como el café, el añil, el azúcar y maíz; a su vez, el autor Diógenes Molina hace un estudio amplio de la producción agrícola en los Valles del Tuy en el libro “El Granero de Caracas”, 2002, pp. 185-204)

     Rosete con parte de esa Legión Infernal compuesta por llaneros, negros, indios y cualquier descontento contra el blanco mantuano decide atacar Ocumare el 11 de febrero asesinando hasta dentro de la Iglesia a cientos de personas y obligando al presbítero a dar la misa de esa forma; el 20 de febrero el General Ribas por órdenes de Bolívar va a auxiliar a Ocumare y se enfrenta a Rosete en el sector Salamanca de Charallave haciéndole huir; el 6 de marzo vuelve Rosete sobre Ocumare y termina la masacre que había comenzado y así toma el Tuy desde Ocumare; el 13 de marzo decide el General Gobernador Militar interino de la Provincia de Caracas Juan Bautista Arismendi (luego esposo de Luisa Cáceres), atacar y tomar Ocumare con cientos de jóvenes, batalla que pierde en la emboscada preparada por el realista; es el 20 de marzo que definitivamente el General Ribas obtiene la victoria sobre Rosete haciéndole huir de los Valles del Tuy.

Fragmento de la película "El Taita Boves"  de la Fundación Villa del Cine, Venezuela, año 2010Fragmento de la película “El Taita Boves” de la Fundación Villa del Cine, Venezuela, año 2010.

 

Fuentes consultadas:

Academia Nacional de la Historia, Gazeta de Caracas. Caracas, reproducción facsimilar Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia, 1983.

Coll y Prat, N. Memoriales sobre la independencia de Venezuela, Caracas: Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia, 1960

Molina, D. El Granero de Caracas, Los Valles del Tuy: Del señorío colonial al urbanismo petrolero. Caracas: Fondo Editorial de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, 2002.

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER

DOSSIER 6.2: La Guerra a muerte; aspectos económicos y sociales de la incursión de Rosete en el Valle del Tuy

Por: Antonio Delgado González

Revista Matria Nº 6.

      La Guerra a Muerte, aquella guerra terrible de los años 13 y 14 de la centuria decimonona venezolana, encontró a los pueblos tuyeros y aragüeños sumidos en una catástrofe económica y social, que tuvo gran impacto en la vida de la otrora provincia de Caracas y se constituyó en un acontecimiento significativo para las historias regionales y locales de estos pueblos.

John Hamilton Potter. Travels Through the Interior of Colombia. Londres, 1827. Colección Libros Raros de la Biblioteca Nacional de VenezuelaJohn Hamilton Potter. Travels Through the Interior of Colombia. Londres, 1827. Colección Libros Raros de la Biblioteca Nacional de Venezuela.

La desestructuración económica de Los Valles de Aragua y del Tuy ante la presencia de Rosette.

    Si muchos pueblos de Venezuela, asistieron como testigos horrorizados de la Guerra a Muerte, quizás, no haya alguno que la sufriera de manera cruel y espantosa como los Valles de Aragua y del Tuy. Estos pueblos, cayeron bajo la cuchilla y la barbarie que sacrificó a la población civil y destruyó o intentó destruir las unidades de producción, que durante el período colonial garantizó el suministro y abastecimiento de mercancías en el mercado caraqueño.

   Fueron dos los elementos a tomar en cuenta en el proceso de desestructuración económica y social en la Venezuela del siglo XIX, el primero natural y el segundo político. Si las condiciones geográficas limitaban las comunicaciones en el ámbito territorial; el estallido de la guerra nacional de independencia, sobre todo, la etapa de la Guerra a Muerte, contribuyó decisivamente a desarticular la producción agraria venezolana y la inevitable dispersión de la población. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER