Archivo de la etiqueta: Revista MATRIA

Presentación DOSSIER Nº 6: 200 años de la guerra a muerte en el Valle del Tuy… el camino después de la victoria.

Por: Iván López Calero

Revista Matria Nº 6.

El escorpión dormido de Taguay, óleo sobre Corrugado, oleo sobre corrugado 200 X 180 cms, autor Pedro Rengifo Olivares, año 2005El escorpión dormido de Taguay, óleo sobre Corrugado,  200 X 180 cms, autor Pedro Rengífo Olivares, año 2005

      Los Valles del Tuy fueron el escenario de distintos hechos armados o de conflicto de las guerras que en Venezuela sucedieron durante el siglo XIX, diversos episodios de la Guerra Federal, y del caudillismo post federalista, las andanzas guerrilleras de Dionisio Cisneros y los Güires entre 1821 a 1832, pero ninguno son tan recordados o marcaron tanto la memoria de los tuyeros como los episodios de la guerra de independencia acaecidos en 1814.
      Como parte de su intención de dominio de Caracas, Boves detecta la importancia estratégico – geográfica y de suministros de provisiones del Valle del Tuy con relación a la capital de la para entonces recién nacida 2ª República de Venezuela, decide invadir y aprovechar estas características para su guerra, de allí que termina invadiendo el Tuy entre febrero y marzo de 1814, primero en Ocumare y luego en Charallave, con unas consecuencias devastadoras para la primera de estas poblaciones, que aún cubren con un aura negra los espacios donde se realizaron estos hecho.
        A pesar de ser poco el material bibliográfico documental o literario que ha tratado el tema y a 200 años de estos hechos, en el Valle del Tuy aún se habla de ellos con horror y como si fuesen muy cercanos en el tiempo y en lo personal, recordar esta fecha no es un acto de celebración sino un acto o una manera de mantener viva la memoria, de esos acontecimientos nefastos de un episodio de nuestra independencia, tal vez el más terrorífico de todos.
         En las páginas siguientes hemos querido mostrar los hechos sucedidos entre febrero y marzo de 1814 a través de una selección de distintos artículos, materiales documentales, entre otros, que permitan la comprensión de los hechos de forma sencilla en el orden cronológico en que sucedieron. Es un acercamiento a los hechos que nos identifican y que además forma parte indivisible de nuestra historia local, que hoy deseamos compartir a través de las páginas de este número aniversario de Matria.

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER

La estación Santa Lucía del Ferrocarril Central de Venezuela

Por: Ivan López Calero.

Revista Nº 6

Estación Santa Lucía del FCV. Vía a CaracasEstación Santa Lucía del FCV. Vista Vía a Caracas

   Hace poco revisando el libro “Ferrocarriles en Venezuela (historia complicada)” publicado por el Instituto de Ferrocarriles del Estado (IFE) el año de 2006, con intenciones de encontrar alguna anécdota, comentario, imagen u otro referente para las investigaciones sobre las estaciones del Ferrocarril Central de Venezuela al Valle del Tuy, nos topamos con unas imágenes interesantes, pero igual de resaltantes nos parecieron las palabras halladas en el prólogo, y que llaman mucho la atención, es tal vez, porque comulgan con la visión trazada o que sentimos en nuestra búsqueda hacia la historia del Valle del Tuy, esas palabras son las del presidente del IAFE para ese año, Ángel García Ontiveros:

“Nos propusimos auspiciar cuanto permitiese atender y recoger las voces, lecturas e informaciones aprovechables, pero dispersas, con las cuales reconstruir nuestra historia ferroviaria. La de aquellos momentos esplendorosos del último tercio del siglo XIX.
… Así lo siento debido al convencimiento de que contribuir a cubrir la carencia de textos de divulgación histórica e informativa que le permita a nuestro pueblo conocerse mejor, iguala la trascendencia de poner en circulación trenes modernos…”

   Compartimos este sentimiento de recoger las voces, lecturas, imágenes gráficas y toda información aprovechable del Valle del Tuy, que además sabemos muy, pero muy dispersa, para así reconstruir nuestra historia regional y local con bases un poco más solidas, no pretendiendo ser dueños de la verdad o imponer una verdad, sino compilarla, sistematizarla y difundirla a las actuales y nuevas generaciones y ser un punto de partida, o un referente para investigaciones más profundas. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Fotomemorias

Francisco Espejo

Por: Manuel Vicente Monasterios

     Nació en Siquire, Edo. Miranda, el 16 de abril de 1758. Jurista y hombre público, activo en favor de la causa republicana, hijo de Francisco Espejo y de Bárbara Caamaño y Bermúdez. Su nombre completo era Francisco Silvestre Espejo Caamaño. Realizó sus estudios primarios en Santa Lucía (Edo. Miranda) y obtuvo el grado de bachiller en artes en la Real y Pontificia Universidad de Caracas en 1775 y el de bachiller en derecho civil el 30 de abril de 1781 en la misma universidad. Fue uno de los fundadores del Colegio de Abogados de Caracas y tesorero de su primera Junta Directiva el 17 de agosto de 1788, y en asamblea celebrada el 13 de septiembre de 1791 fue electo decano de dicho cuerpo colegiado; como tal le correspondió presidir la sesión solemne de su instalación definitiva en 1792.

Dr. Francisco Silvestre Espejo Caamaño.

      De sus propias declaraciones, durante la causa de infidencia que se le siguió en 1812, se puede conocer su actuación pública entre 1797 y el 19 de abril de 1810: fiscal de la Real Audiencia, comisionado para realizar la instrucción en la causa seguida contra la Conspiración de Gual y España; participó en el proceso seguido en 1798 contra unos franceses revolucionarios en Maracaibo; actuó de fiscal militar contra Francisco de Miranda cuando su invasión a Coro en 1806; en 1808 como fiscal de la Real Audiencia, se opone al movimiento de los caraqueños que pretendía asumir cierta autonomía a propósito de los sucesos de España; fue relator de la Junta Superior de la Real Hacienda, y el 19 de abril de 1810, asistió como oidor de la Real Audiencia al acto del Jueves Santo en compañía del capitán general Vicente de Emparan y Orbe, correspondiéndole firmar el acta de destitución de éste y la de la constitución del nuevo gobierno republicano. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías

El parque nacional Guatopo

Por: Iván López Calero.

      Este hermoso parque nacional se encuentra ubicado en la región montañosa de la Serranía del Interior venezolano, entre los frondosos Valles del Tuy, específicamente desde Santa Teresa del Tuy, Ocumare, Yare y la región de Macaira y Caucagua en Barlovento (estado Miranda) y los llanos de Altagracia de Orituco (estado Guárico). Ocupando una superficie de 122.464 hectáreas, con una temperatura que oscila entre los 14° C y los 34° C, esto debido a que se encuentra catalogado como un bosque pluvial Mesotérmico, la altitud de sus suelos varía entre los 200 y 1430 metros sobre el nivel del mar, su clima es cálido lluvioso con presencia de lluvias todo el año en sus partes más encumbradas, esto gracias a la vegetación frondosa de estos lugares.

Entrada al Parque Nacional Guatopo

       Fue creado parque nacional bajo el Decreto No. 122 del 28 de marzo de 1958; Gaceta Oficial No 25.624 del 31 de Marzo del 1.958, por la Junta de Gobierno presidida por el Contralmirante Wolfang Larrazabal. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Turismo Regional y Local

Editorial Revista Matria Nº 6

Por: Arturo Lev Álvarez

    Los aniversarios hay que festejarlos y más cuando vienen acompañados de conmemoraciones históricas bicentenarias. En el caso del grupo de investigación de revista Matria nos complace celebrar junto a los lectores y colaboradores el primer año de vida de la revista, tratando de cumplir con las expectativas creadas desde aquel primer número en mayo de 2013.

     El aniversario lo celebramos con esta publicación Nº6 de la revista, cumpliendo así la meta de la edición bimensual, que tanto esfuerzo y sacrificio ha costado por parte del colectivo de investigación. La satisfacción está en saber que la revista ha abierto diálogos y debates tanto en los valles del Tuy como fuera de la región. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Editorial

Un domingo verde

Por: Edgar Rivero

     “Un domingo verde se asomó por la ventana, con olor a viaje, con el olor del sancocho entre familiares, día de recorrer estos Valles eternos de mi infancia en el carro de papá, el frescor de la mañana acariciando mi cara con sutileza y ante mis ojos, un paisaje que se muestra con todo su esplendor lleno de una vegetación hermosa y huellas de historias gloriosas.”

Embalse del Lagartijo, Yare,  Valles del Tuy

Embalse del Lagartijo, Yare, Valles del Tuy,  foto de Gladys Zambrano.

     Aún recuerdo como cada domingo nos llevaban a esos parajes que el Valle del Tuy a veces suele esconder entre sus caminos, vía San Francisco de Yare nos desviábamos hacia Tocorón rumbo al Parque El Lagartijo a pasar un buen domingo en familia y nosotros claro, disfrutando de la piscina, para mi esas rutas que van desde Tocorón hacia Ocumare del Tuy tienen algo de mágico, son caminos que muy pocas personas conocen ya que la mayoría transitan siempre las vías principales, es como ver la cara más rural del Tuy. A veces podiamos desviarnos hacia La Aguada cerca también de Yare, donde tenemos familiares.

     Siempre que pasábamos por Yare a mi padre se le oía decir que ¡todo ese valle había sido del Libertador Simón Bolívar! lo decía con mucho orgullo como buen tuyero que era, lo que creo que mi viejo no sabía era que los Bolívar eran dueños de casi todo los Valles del Tuy y de un poco más allá.

     Mi viejo creía mucho en curanderos, a veces solíamos ir hacia Las Ollas un asentamiento campesino entre Ocumare y Cúa, vía a El Rodeo si mal no recuerdo, la carretera era de tierra e íbamos siempre en Jeep, después de un largo trecho de donde se podía ver pequeñas cascadas y quebradas, subíamos por unas escaleras esculpidas en tierra hasta llegar a una casa de bahareque donde vivía el curandero, a veces cuando llovía, mi primo y yo hacíamos diques y jugábamos con el agua de lluvia que llenaba los surcos que estaban alrededor de dicha casa, luego subíamos un cerrito más arriba y almorzábamos pan con jamón y queso que mi madre preparaba.

     Cuando pasábamos por Las Mercedes de Cúa, mi padre decía: “por aquí se voltio una carreta llena de negros” y por supuesto que uno se sorprendía de lo que decía y más cuando veías que la mayoría de los pobladores de ese lugar, son afrodecendientes, lo cierto es que por esos predios existía una hacienda llamada “El Murciélago” y el dueño de dicha hacienda en época colonial era tratante negrero, compraba negros y luego los revendía.

     Otra ruta era cuando íbamos hacia San Casimiro o hacia Camatagua, ambas poblaciones del Edo Aragua, a veces tomaba la ruta que va desde Ocumare hacia la Colonia Mendoza y de allí nuevamente tomábamos la ruta hacia Aragua, nos deteníamos siempre a comprar chicharrón, pero luego de comprarlo nos deteníamos más adelante a la orilla de la carretera en algún sitio tranquilo para comer en paz sin mucho alboroto.

     Una vez de regreso de los valles aragüeños por allá en el año de 1984, yo estaba con el empeño de que se detuvieran en un sitio donde decían que se aparecía la Virgen, se detuvieron sin muchas ganas, cruzamos un tronco para poder atravesar el río (si mal no recuerdo, había un tronco y si no es así perdonen, de vez en cuando la memoria nos hace una mala jugada) y así subir hacia la explanada donde había una humilde capilla improvisada y al lado izquierdo una imagen de la Virgen de Lourdes y una hermosa cascada de donde la gente se lavaba y bebía agua, mis viejos se hicieron muy asiduos al hoy Santuario de la Virgen Reconciliadora de los Pueblos.

     De vuelta a casa, al atardecer, al pasar nuevamente por San Francisco de Yare, mi padre decía orgulloso: ¡Simón Bolívar no nació en Caracas, nació en Yare!

Deja un comentario

Archivado bajo Anécdotas del Tuy

El bloqueo a las costas; una particular guerrita coercitiva contra Venezuela (1902 – 1903)

Por: Antonio Delgado

     Entre diciembre de 1902 y febrero de 1903, las costas venezolanas fueron escenario de una acción militar punitiva, llevada a cabo por las potencias europeas Alemania, Reino Unido (Inglaterra), Italia y Holanda, bajo la mirada complaciente de los Estados Unidos. Se puede afirmar, que la crisis naval tuvo sus orígenes en dos contextos diferentes pero interdependientes. El primero, era la situación internacional que se hizo patente en las contradicciones interimperialistas por el control de áreas de influencia geoeconómicas; el segundo, las particularidades de la realidad venezolana: los empréstitos bancarios otorgados a la república durante las últimas décadas del siglo XIX.

Escuadra alemana en costas de Venezuela, obra de Willy Stower, año 1902. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Gran Nacional