Archivo de la etiqueta: ocumare del tuy

San Diego de Alcalá santo patrono de Ocumare del Tuy

Por: Arturo Lev Álvarez.

     ¿Qué une a Ocumare del Tuy en Venezuela con Andalucía (capital Sevilla) o Alcalá de Henares (Madrid) en España, tan distantes geográficamente? La respuesta, además de la ya conocida culturización impuesta desde la conquista, es la unión en la cultura religiosa por la devoción y celebración a una figura de la iglesia católica, que forma parte de la idiosincrasia de estos pueblos y sus colectividades.

     En Ocumare del Tuy se celebra todos los 13 de noviembre de cada año, un sentido homenaje por parte de la iglesia católica de la parroquia y sus feligreses a su santo patrono San Diego de Alcalá. Esta festividad es para honrar, por medio de una imagen, a un fraile franciscano español nacido en Andalucía y fallecido en la ciudad de Alcalá de Henares en Madrid, y a su vez, se honra y conmemora la llegada de la imagen a tierras tuyeras, la realización del templo parroquial y fundación del futuro pueblo de Ocumare (se habla de fundación no por los caseríos que existiesen sino por la creación del templo parroquial que le da esa figura de fundación).

San Diego de Alcalá de Ocumare del Tuy.     Pero, ¿quién es San Diego de Alcalá realmente y por qué se le conmemora o celebra? Fray Diego de San Nicolás nació en San Nicolás del Puerto en Andalucía un 14 de noviembre de 1400, en el seno de una familia modesta. Sus padres, de fe cristiana, le pusieron el nombre de Diego, derivación de Santiago, patrón de España. Desde su más temprana juventud se consagró al Dios como ermitaño en la capilla de San Nicolás de Bari, en su localidad natal, y después en el eremitorio de Albaida bajo la dirección espiritual de un sacerdote ermitaño. Fue un hombre bastante viajero para su tiempo; vivió en Canarias, Roma, Castilla y Andalucía y recorrió numerosos lugares de Córdoba, Sevilla y Cádiz. Durante su peregrinación a Roma pasó por numerosos lugares de España, Francia e Italia. Residió en los conventos de La Arruzafa (Córdoba), Lanzarote, Fuerteventura, Sanlúcar de Barrameda, Santa María de Araceli (Roma) y Santa María de Jesús (Alcalá de Henares), donde falleció un 13 de noviembre 1463.

Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo Festividades Tuyeras

Inauguración del primer puente de Ocumare del Tuy en 1937

Por: Iván López

     En esta entrega se presentan dos fotografías o Imágenes gráficas de la historia de los Valles del Tuy. En este caso se trata de la inauguración del puente de Ocumare del Tuy del año 1937, hoy en día sólo quedan las columnas que lo sostenían y se pueden ver a la derecha del actual puente en sentido Pampero al Pueblo de Ocumare).

     Estas fotos fueron tomadas el día de la inauguración por el Sr. Manuel Vicente Monasterios Fonseca oriundo de la población de Cúa, en su familia han reposado estas imágenes como valioso tesoro acumulado por éste caballero y legado a sus hijos. Son dos fotografías de tamaño de 4 x 3 pulgadas, en material fotográfico, color sepia.

Vista de la Inauguración del Puente Sobre el Río Tuy en Ocumare, Año 1937  2 Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Fotomemorias

El poeta Juber, Juan Alberto Paz

Por: Iván López

     Poeta, escritor y declamador tuyero nacido en la población de Cúa, cerca de Sácua, específicamente en el caserío de Aguadulce (hoy ya desaparecido) en el Estado Miranda, esto el 07 de agosto de 1916, persona modesta y sencilla, enamorado de la glosa, la copla y del relato costumbrista, desde muy pequeño incursionó en la declamación de la decima, en palabras del mismo Juber “a los 8 años empecé a recitar mis primeros versos en los velorios de Cruz de Mayo”.

Juan Alberto Paz

     Se desempeñó desde muy joven en las faenas del campo, y trabajó como jardinero de Industrias Pamperos hasta los años 90’s, actividades que supo equilibrar con su pasión por la escritura y la poesía, encontrando siempre el lugar y el espacio para mostrar su obra literaria, incluso en el año de 1945 compartió tribuna con Miguel Otero Silva en un mitin político en Ocumare del Tuy, es autor de varios poemarios entre los que destacan:

Mussa Criolla (1966)
Ella, mi verso y el Tuy (1968)
El jardín de mi esperanza (1970)
Verso, mujer y horizonte (1972)
Ventanas al Tuy (1975)
Los retoños de la tarde (1978)
Un mensaje para ti (1980)
El alba de mi esperanza (1992)

     En todos sus textos Juan Alberto Paz ha mantenido un tono bucólico tendente a las remembranzas, en palabras de su coterráneo Manuel Vicente Monasterios:

Los pueblos alegres cantan y Juan Alberto ha dedicado su canto a los pueblos, a la mujer, a los santos, a los ríos, a las leyendas. También canta a la esperanza de redención social, a la superación de inveteradas injusticias, a los principios eternos de solidaridad y justicia. Sus palabras son saetas a la conciencia.

     Expresa y refuerza los valores humanistas a través de la narrativa costumbrista venezolana, esto lo pone de manifiesto en su novela La catira Hortensia Luna, obra publicada el año de 2006 por la editorial El perro y la Rana inserto en la Colección Páginas Venezolanas, serie Contemporáneos, esta viene a ser un conjunto de relatos, algunos compilados de las leyendas y cuentos que su padre Juan Rafael Paz le refirió desde que Juan era muy niño y otros relatos y cuentos surgidos de la imaginación de Juber y mezclados estos dieron como resultado una novela llena de emociones de sufrimientos y querencias, que para resumir y en palabras de José Ignacio Cabrujas “el resultado es luz”, en fin una obra digna de ser llevada a la pantalla del cine venezolano.

Juan Alberto Paz declamando en Ocumare, año 2004

      Pero el llamado Poeta de Cúa y el Poeta de Ocumare aún nos sigue sorprendiendo pues a sus 96 años es recurrente verlo en actos solemnes, presentaciones o bautizo de libros declamando, oyendo, comentando o mejor aún impartiendo sabiduría, además produciendo nuevas obras, tal es el caso de su más reciente poemario llamado Recados y Contrapunteos, en coautoría con el poeta Luis Manuel Escalante. Sus principales musas han sido desde siempre el paisaje tuyero, la mujer y la cotidianidad, esto le ha permitido ganarse el respeto, cariño y aprecio de los habitantes de los pueblos tuyeros, donde ya su gente lo ha comenzado a llamar “Juber el poeta del pueblo tuyero”.

2 comentarios

Archivado bajo Biografías

Un cristal de río de piedras de Cipriano Alberto Moreno (Libro recomendado)

Por: Iván López

     El Sistema Nacional de Imprentas es un proyecto impulsado por el Ministerio del Poder Popular para la Cultura a través de la Fundación Editorial El perro y la rana, con el apoyo y la participación de la Red Nacional de Escritores de Venezuela. Tiene como objeto fundamental brindar una herramienta esencial en la construcción de las ideas: el libro. Este sistema se ramifica por todos los estados del país, donde funciona una pequeña imprenta que le da paso a la publicación de autores, principalmente inéditos.

     Con estas palabras de carácter institucional del SNI, mostramos lo grandioso de la iniciativa del Ministerio de la Cultura que apoya, publíca y difunde la obra de autores desconocidos, en toda la geografía de Venezuela.

     En este número de Matria hemos querido recomendar esta hermosa obra literaria llamada Un cristal de Río de Piedras escrita por Cipriano Alberto Moreno, nacido en Ocumare del Tuy el año de 1935, docente y cantautor de joropo tuyero, autor de la letra de la famosa canción Canto al amanecer tuyero y con varias grabaciones en su larga trayectoria musical. Un cristal de Río de Piedras es un anecdotario donde Cipriano nos lleva a recorrer parte de la serranía del interior central venezolano, montados en el recuerdo de sus vivencias en ese hermoso pueblo, donde no sólo fue maestro, sino donde persigue el amor de una mujer de firmes convicciones, de amor puro y sincero, que moldeó el carácter de hombre, que definió el resto de su vida. Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Misceláneas

Pancho Prin (Francisco de Paula Prin Villegas cantador)

Por: Jesús Castro.

     Nace el 2 de Abril de 1930 en la hacienda Mume de la población de Cúa, eran sus padres Don Faustino Prin y Doña María Villegas, siendo el cuarto de nueve hermanos. De niño es llevado por sus padres a otra hacienda (Aragüita), propiedad de Don Faustino, ubicada en la carretera nacional que conduce a San Casimiro. Allí transcurren sus primeros años de vida entre las labores del campo (Carbonero, becerrero, labores propias del campesino).
     Su inclinación al canto comienza desde niño, al lado de su hermano mayor Antonio quien tocaba la guitarra y el cuatro punteado con mucha destreza y amenizaban las fiestas de los caseríos que circundaban las haciendas de su padre. Luego se traslada hasta Sabana de la Cruz en Ocumare del Tuy, donde vivía su abuelo materno Filomeno Echezuría, quien era un reconocido arpisto de la época, tanto así, que llegó a acompañar a cantadores de gran talla como Esteban Romero “El Jilguero de Ocumare” y Juan Onofre Machillanda entre otros.

Pancho Prin Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Así sonamos aquí

DOSSIER 3.3: La Batalla de Charallave.

Por: Efrén Calero.

     Como consecuencia de la pérdida de la Primera República en el año de 1812, Domingo de Monteverde y sus lugartenientes restablecen la monarquía española en Venezuela, a través de la violencia y la barbarie, creando así el clima de lo que luego se ha denominado los años de la Guerra a Muerte (1812 – 1815).
     Posteriormente, en el segundo semestre de 1813 aparecen en escena José Tomás Boves, Francisco Rosete y Francisco Tomás Morales entre otros, la matanza se hace más intensa por parte de los realistas y la respuesta de los republicanos es radicalizar la aplicación de la «guerra a muerte». Derivado de esto se produjo la ejecución de los presos españoles y canarios de Caracas y La Guaira ordenada por Bolívar en febrero de 1814.

José Tomás Boves y la guerra a muerte Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo DOSSIER

DOSSIER 3.2: La legión infernal en la sabana de Ocumare del Tuy.

Por: Arturo Lev Álvarez.

Apoteosis del Libertador, Tito Salas, (detalle), 1929-1930. Colección Casa Natal del Libertador.

     Entre el mes de febrero y marzo pasado se conmemoraron 199 años de los enfrentamientos armados entre realistas y republicanos, sucedidos en la población de San Diego de Alcalá de la Sabana de Ocumare en 1814, a su vez, se inauguró hace un año el Centro de Educación Inicial en la Urbanización Pueblo Nuevo que lleva por nombre “13 de marzo de 1814”, además, existe una Escuela en la Urbanización Santa Marta con el epónimo “20 de marzo de 1814”, y en la Iglesia Parroquial hay un monumento dedicado a los mártires del 11 de febrero de 1814. Ahora bien, ¿Cuál de todas estas fechas será la indicada o la de conmemoración?

     Efectivamente todas las fechas citadas anteriormente tienen una marcada historia. En aquel terrible año de 1814, en plena Proclama Militar de Trujillo de 1813 ó llamado Decreto de Guerra a Muerte (que era una respuesta al incumplimiento de la capitulación que firmó Miranda con Domingo de Monteverde y respuesta a toda la violencia desatada desde 1812 por el mismo Monteverde, Antoñanzas, Zuazola, Cervériz o Tíscar), el jefe realista asturiano José Tomás Boves reunido en el llano con su Legión Infernal (entre los cuales destacan Yañez, Morales y Rosete), da órdenes al canario y pulpero de Taguay, Francisco Rosete de sitiar la Sabana de Ocumare (entrando desde los Valles de Aragua por el camino de Los Pilones, tomando la fila maestra de Las Ollas hasta llegar a Caicita y bajar al pueblo), mientras él desde Calabozo avanzaba a La Victoria para llegar a Caracas. Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo DOSSIER

DOSSIER 3.1: La Guerra a Muerte, Aspectos económicos y sociales de la incursión de Rosete en el Valle del Tuy.

Por: Antonio Delgado.

Detalle de la portada del libro "Guerra de exterminio" de Gustavo Machado Guzmán.    La Guerra a Muerte, aquella guerra terrible de los años 13 y 14 de la centuria decimonona venezolana, encontró a los pueblos tuyeros y aragüeños sumidos en una catástrofe económica y social, que tuvo gran impacto en la vida de la otrora provincia de Caracas y se constituyó en un acontecimiento significativo para las historias regionales y locales de estos pueblos.

La desestructuración económica de Los Valles de Aragua y del Tuy ante la presencia de Rosete 

     Si muchos pueblos de Venezuela asistieron como testigos horrorizados de la Guerra a Muerte, quizás no haya alguno que la sufriera de manera cruel y espantosa como los Valles de Aragua y del Tuy. Estos pueblos, cayeron bajo la cuchilla y la barbarie que sacrificó a la población civil y destruyó o intentó destruir las unidades de producción, que durante el período colonial garantizó el suministro y abastecimiento de mercancías en el mercado caraqueño.

   Fueron dos los elementos a tomar en cuenta en el proceso de desestructuración económica y social en la Venezuela del siglo XIX, el primero natural y el segundo político. Si las condiciones geográficas limitaban las comunicaciones en el ámbito territorial; el estallido de la guerra nacional de independencia, sobre todo, la etapa de la Guerra a Muerte, contribuyó decisivamente a desarticular la producción agraria venezolana y la inevitable dispersión de la población.

     Los valles de Aragua, Tuy, Caracas, la zona de Barlovento y las tierras bajas del Lago de Valencia, que en el período colonial, se constituyeron en asientos de prósperas agriculturas de plantaciones de caña de azúcar, añil y trigo, entre otros rubros, exteriorizaban durante la Guerra a Muerte un panorama económico pavoroso. Las regiones mencionadas no tenían nada que exportar y apenas podían satisfacer las necesidades elementales del mercado interno. El llamado “granero de Caracas”, los Valles del Tuy, concurrieron como testigos y víctimas de una guerra terrible, que entre 1813-1814, hizo estragos en la población y en las actividades productivas de las haciendas monocultoras y monoproductoras, ya que impidió el abastecimiento suficiente de productos y el comercio con el mercado de Caracas.

     Al respecto, los estudios realizados sobre la región por el historiador Diógenes Molina Castro, refieren que la población de Santa Lucía del Guaire y otros cantones de la provincia de Caracas, vivieron años aciagos desde 1812 hasta 1814, primero con la catástrofe natural del terremoto, y luego, con la tragedia político-social que significó la presencia de Rosete en el Valle del Tuy, particularmente, en Ocumare.

     Pobreza colectiva, parálisis productiva, saqueo y estampidas negreras que huían de las haciendas, era el cuadro desolador que pintaban estos pueblos durante la Guerra a Muerte.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER

Jazz en el Tuy

Por: Manuel Rico.

Poster Oficial del concierto, Ocumare del Tuy, 24 de agosto de 2013.

     El crepúsculo del 24 de agosto del presente año en los Valles del Tuy; específicamente en el municipio Lander, se realizó el primer concierto de jazz. Durante las casi cuatro horas se escucharon distintas piezas de jazz tradicional y jazz fusión o contemporáneo; el pasillo del boulevard José Félix Ribas se acicaló con las notas musicales y las diferentes personas concentradas en el lugar.
   El concierto fue ejecutado por Master Standard Jazz Quartet Venezuela; nombre que unió en esa presentación a diferentes profesionales de este género musical como lo son Nelson Machado (bajo) y Pedro Brito (guitarra) ambos egresados del Berklee College of Music (Boston); Fernando Díaz (saxo y flauta) del conservatorio “Juan José Landaeta” y al pedagogo de la UNEARTE Willy Díaz (batería).
    Este evento de Jazz que bien es la primera vez que se realiza en dicha localidad; demostró un panorama positivo en cuanto el apoderamiento de los espacios públicos y el deleite de la música en este caso de origen norte americano, rompiendo así contra todo pronóstico misoneísta y volviendo el paladar musical de los ocumareños más amplio y diverso.
     También es oportuno mencionar la producción del evento por parte de Azael Izaguirre; pupilo de Nelson Machado en el estudio de la música de Jazz, quien también interpretó dos temas de Antonio Carlos Jobim en bossa nova. Siendo la primera vez que suceden espectáculos de estos géneros; el porvenir de su producción es prometedor y relajante, una historia que empieza a escribirse al ritmo de la improvisación y el eclecticismo.

La banda. (De Izquierda a Dererecha  Nelson machado, Willy Díaz, Pedro Brito, Azael Izaguirre, Fernando Díaz). Foto: Manolo Peña  2013.

Deja un comentario

Archivado bajo Festividades Tuyeras

El Topo San Miguel.

Por: Ossiel Andrade.

Cerro don Manuel visto desde urbanización Cristóbal Rojas, (Parosca) Ocumare del Tuy, Foto Ossiel Andrade, año 2013.

     El topo San Miguel, o cerro Don Manuel, se erige al pie de Ocumare del Tuy. Pocos datos se precisan en torno a su altura, muchos dicen que está a más de seiscientos m.s.n.m, otros indican que su elevación es por debajo de los 500 metros incluso en internet se encuentran páginas que afirman que son 480 metros de altura máxima, aunque este dato no es aceptado por sus habitantes. La discrepancia generada por la falta de un estudio que precise tanto su altura como su nombre no merma el interés mostrado por muchos de los que se aventuran a subir hasta su cima.

   Con toda esa contradicción muchos aventureros, investigadores, senderistas de baja montaña, ecologistas y estudiantes de bachillerato muestran admiración por esta montaña que se presenta como lo primero que observamos cuando llegamos a este pueblo de Ocumare. Ya desde el municipio Cristóbal Rojas su cumbre se observa como un pico elevado en la inmensidad del Valle del Tuy y despierta el interés por conocerlo a quien se atreva a visitarlo y escalar sus laderas y senderos hasta alcanzar la cima. La vista que muestra este cerro desde la carretera Yare-Ocumare es más apta para determinarla no como una simple elevación con un pico, sino como un topo con un descenso leve en dirección norte-suroeste que muestra toda su magnitud con los contrastes generados por los rayos del sol en los atardeceres de esta misma zona. 

    El lugar es propicio para desarrollar deportes de aventura, extremos y para el turismo ecológico, siendo el ecoturismo una potencialidad para generar recursos propios a sus habitantes, ya que este potencial aún no es explotado y representa la mayor fortaleza de esta zona. La ruta para llegar hasta el topo es la vía que nos lleva hasta La Guamita, sitio que presenta también un potencial de desarrollo agroturístico con su clima de montaña y el famoso salto de agua llamado Cola de Caballo. El aventurero que quiera conocer este elevado paraje puede tomar en cuenta que es un lugar apto para un trekking de full day.

     Al lugar se realizan expediciones esporádicas debido a la poca importancia dada como centro de desarrollo turístico, sin embargo los estudios que recientemente vienen realizando ecologistas como Johnny Macero y Teobaldo Alvarado, le han dado un empuje significativo para despertar el interés por quienes quieran adentrarse en la naturaleza y conocer esos parajes naturales que siempre observamos y poco frecuentamos.

Deja un comentario

Archivado bajo Turismo Regional y Local