Archivo de la etiqueta: justicia

Crimen de Estado contra los normalistas de Ayotzinapa

Por: Carlos Fernando López de la Torre*

         El 26 de septiembre de 2014 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, localizada en el Estado mexicano de Guerrero, fueron atacados por policías del municipio de Iguala de dicha entidad. Por el ataque murieron 3 normalistas y 43 de ellos fueron detenidos y posteriormente entregados al grupo delictivo y narcotraficante denominado Guerreros Unidos, estrechamente cercano al presidente municipal de Iguala. Desde entonces, los jóvenes estudiantes se encuentran desaparecidos.

         La desaparición de los normalistas de Ayotzinapa es una muestra contundente de los crímenes de Estado que el sistema político mexicano ha perpetrado contra la movilización social y en especial contra los estudiantes desde décadas atrás, situación agravada actualmente por los estrechos vínculos existentes con el narcotráfico. El lamentable suceso ha despertado la indignación de un amplio sector de la población civil mexicana y las masivas protestas que demandan la aparición con vida de los estudiantes han alcanzado el ámbito internacional con amplias expresiones de solidaridad. Señal clara de la trascendencia de este crimen, uno de tantos que ocurren a diario en México a raíz de la supuesta guerra contra los carteles de la droga y la naturalización de la violencia, es que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) llamara a lo ocurrido como uno de “los sucesos más terribles de los tiempos recientes”1.

CARTEL AYOTZINAPA ES LATINOAMÉRICA Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Otras Matrias, Otras Historias

DOSSIER 8.2: Las luchas estudiantiles en el Tuy

Por: Manuel Vicente Monasterios

      Hablar de las luchas estudiantiles en los valles del Tuy es referirnos a la historia contemporánea, pues su primer liceo (estudios secundarios) se funda en la década de los cuarenta, por lo tanto a sus estudiantes les tocó vivir distintos momentos como la llamada revolución de octubre o golpe de estado contra el gobierno del general Isaías Medina Angarita, el golpe de estado contra el gobierno civil de Don Rómulo Gallegos, la dictadura suave de la Junta de Gobierno presidida por el Teniente Coronel Carlos Delgado Chalbaud, víctima de un magnicidio en 1950 y luego presidida por el Dr. Germán Suarez Flamerich. En 1952 se entronizó, por determinación de las fuerzas militares, la dictadura del general Marcos Evangelista Pérez Jiménez, la cual es derrocada cinco años después por el movimiento cívico militar conocido con el nombre de 23 de enero del año 1958.

General Marcos Pérez Jiménez, año 1952General Marcos Pérez Jiménez, año 1952.

      Así pasan los primeros quince años del Liceo Pérez Bonalde de Ocumare del Tuy, única casa de estudios secundarios de la región, cuyos cursos apenas llegaban hasta el tercer año, por lo cual quien quería y sus recursos se lo permitían, al terminar el bachillerato ingresar a la universidad, tenía que trasladarse a la ciudad de Caracas. Es decir que la mayoría de sus estudiantes eran casi niños. La edad de la inconformidad, de la rebelión contra lo establecido, del sarampión ideológico es aproximadamente a partir de los 15 años, es en ese período de 5 años, el cual ocupa el término de la secundaria e ingreso a los primeros años de una carrera Universitaria. Esta es la etapa del desconcierto y de la rebeldía, actitud que en algunos, influenciados por el ejemplo cubano, se hacen parte del impulso revolucionario, en aquellos años finales de la década de los 50 ocurre la entrada triunfante a la Habana de un grupo de jóvenes, los cuales venían de una lucha de guerra de guerrillas en la Sierra Maestra y El Escambray al oriente de Cuba. Movimiento encabezado por un joven de 32 años llamado Fidel Castro.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER

DOSSIER 7.3: Mauricio: el encanto de Ocumare

Por: Juan de Dios Sánchez †

Artículo tomado del diario La voz del Viernes 22 de Septiembre de 1995.

     Dicen que, sin falta ni torpeza, ni duda ni retardo, Mauricio cuida las torrentes de las aguas, los árboles y las aves de todos los Valles del Tuy.

     Va por todos los caminos, protegido de los dioses llevando su justicia pura y simple en defensa de la grandeza misma de la Naturaleza. Se le ve, hombre pequeño y fuerte, acompañado de un cuatro sonoro y afinado, recorriendo los caminos que rodean a Ocumare, yendo a sitios alejados y permaneciendo, al lado de animales en problemas largos días.

Mauricio el encanto de Ocumare, talla realizada en gres, obra de Ygnacio José Guzmán, 2014.

Mauricio el encanto de Ocumare, talla realizada en gres, obra de Ygnacio José Guzmán, 2014.

     Ayudado por bellas ondinas, habitantes de cuevas misteriosas y dotado de poderes globales, Mauricio es un gran defensor de las cosas naturales de los poblados del Tuy siendo raíz de una magnifica verdad, un encanto puro, de cosas buenas, sencillas y profundas, sin intereses extraños a su eterna bondad de cuidador de las cosas más puras de la Naturaleza.

     Leyenda tiene por miles, episodios donde se mezclan conversaciones con dioses del Olimpo y animales salvajes, se repiten con alegría por ríos y caminos de Miranda. Narraciones donde confunden a los malvados y ayudan a los buenos son las delicias de las noches campesinas donde Mauricio se alza como un defensor de la paz y del equilibrio natural. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER