Archivo de la etiqueta: independencia de venezuela

Francisco de Miranda, arquitecto de la independencia hispanoamericana

Por: Armando José Martínez*

miranda1

      Referirse al proceso de independencia en Venezuela parte por comprender las relaciones de poder que desde Europa y los Estados Unidos se estaban desarrollando. La Revolución Norte-Americana así como posteriormente la Revolución Francesa, representaron un punto de quiebre para el sistema monárquico que intentaba no desaparecer. En este contexto y ante la invasión de Napoleón Bonaparte al Reino de España en el año 1808,  se inician en las colonias del Reino Español la creación de Juntas de Gobierno que tendrían como principal propósito defender los intereses de la corona española en territorio Americano. Tal era el caso de la Junta Suprema de Caracas o la Junta Suprema conservadora de los derechos de Fernando VII, que fue creada en 1810. Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Nuestra América

Dossier 9.4: La propaganda antirrepublicana y las guerrillas fieles al rey (1821 – 1830)

Por: Antonio Delgado González

I. Una cuestión ideopolítica y de las mentalidades. La propaganda antirrepublicana (1821-1830).

      Como es conocido, la independencia de Venezuela quedó sellada por las dos últimas grandes batallas de Carabobo en 1821 y del lago de Maracaibo en 1823. Si en Carabobo se conquistó a Caracas, la batalla naval del lago, significó la conquista definitiva de la provincia de Venezuela. Empero, la guerra que tenía más de diez años, continuó en gran parte del territorio con menor intensidad. No quedaban ejércitos peninsulares, pero poblaciones enteras y en abierto desafío contra las autoridades grancolombianas y provinciales, manifestaron su apoyo al monarca español hasta 1827. Una de las razones causales, consideradas dentro del accionar contrainsurgente de las partidas leales al rey, estribaba en la propaganda contrarrevolucionaria o antirrepublicana que se dirigía desde la isla de Puerto Rico (1).

       El papel de publicista y estratega desestabilizador contrainsurgente lo llevó a cabo el conspicuo José Domingo Díaz (2), médico y burócrata caraqueño, reconocido por sus ideas pro-españolas. Díaz que, desde junio de 1821, había sido nombrado Intendente de la Isla de Puerto Rico, abandonó Venezuela en julio de 1821, tras saberse la derrota definitiva de las tropas realistas y vislumbrarse la victoria republicana. Ello también quedó demostrado con el armisticio firmado entre Bolívar y Morillo.

      La labor de José Domingo Díaz fue propiamente la de un corresponsal de guerra. Su opinión política tuvo siempre como objetivo el desprestigio de la causa independentista y republicana, por una parte; y por la otra, la glorificación del ejército realista. No era de extrañar en una persona que, a pesar de ser caraqueño, mantenía un fiel apego al monarca español (3), así como tantas otras personas que levantaron las banderas del rey, aún después de Carabobo (1821) y Maracaibo (1823). Si bien desde Puerto Rico, Pedro Tomás de Córdova, Miguel de la Torre y José Domingo Díaz, tuvieron un papel relevante en la elaboración de la propaganda realista para contrarrestar la insurgencia republicana venezolana desde 1822 hasta 1829, los escritos de José Domingo Díaz, se introdujeron en Venezuela entre 1826 y 1828, a través del sistema de espionaje realista. Un total de diez cartas y seis alocuciones tenían varios propósitos: señalar los grandes problemas producidos por el dominio republicano, justificar la reintegración del país, que en ese momento formaba parte de la República de Colombia al orden monárquico español y desplegar el apoyo propagandístico a las partidas realistas.

Batalla Naval del Lago de Maracaibo 24 de julio de 1823, detalle del Billete conmemorativo de 20 Bolivares de Octubre de 1987Batalla Naval del Lago de Maracaibo 24 de julio de 1823, detalle del Billete conmemorativo de 20 Bolivares de Octubre de 1987 Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER

DOSSIER 6.3: La legión infernal en la Sabana de Ocumare de Ocumare del Tuy

Por: Arturo Lev Álvarez

     Entre el mes de febrero y marzo pasado se conmemoraron 200 años de los enfrentamientos armados entre realistas y republicanos, sucedidos en la población de San Diego de Alcalá de la Sabana de Ocumare en 1814, a su vez, se inauguró hace un año el Centro de Educación Inicial en la Urbanización Pueblo Nuevo que lleva por nombre “13 de marzo de 1814”, además,Apoteosis del Libertador, Tito Salas, detalle. (2) existe una Escuela en la Urbanización Santa Marta con el epónimo “20 de marzo de 1814”, y en la Iglesia Parroquial hay un monumento dedicado a los mártires del 11 de febrero de 1814. Ahora bien, ¿Cuál de todas estas fechas será la indicada o la de conmemoración?

     Efectivamente todas las fechas citadas anteriormente tienen una marcada historia. En aquel terrible año de 1814, en plena Proclama Militar de Trujillo de 1813 ó llamado Decreto de Guerra a Muerte (que era una respuesta al incumplimiento de la capitulación que firmó Miranda con Domingo de Monteverde y respuesta a toda la violencia desatada desde 1812 por el mismo Monteverde, Antoñanzas, Zuazola, Cervériz o Tíscar), el jefe realista asturiano José Tomás Boves reunido en el llano con su Legión Infernal (entre los cuales destacan Yañez, Morales y Rosete), da órdenes al canario y pulpero de Taguay, Francisco Rosete de sitiar la Sabana de Ocumare (entrando desde los Valles de Aragua por el camino de Los Pilones, tomando la fila maestra de Las Ollas hasta llegar a Caicita y bajar al pueblo), mientras él desde Calabozo avanzaba a La Victoria para llegar a Caracas.

     Ocumare en este sentido cobra una vital importancia tanto para realistas como republicanos, ya que, la mayoría de las haciendas (que eran de los mantuanos caraqueños) aportaban productos alimenticios a la ciudad de Caracas. Es obvia la toma estratégica de dicha localidad. (Sobre este tema es importante leer un extracto de una carta publicada en el semanario de los lunes la Gazeta de Caracas del 4 de abril de 1814, y escrita en los Valles del Tuy, con fecha del 28 de marzo de 1814, en el cual se destacan los productos de estas tierras como el café, el añil, el azúcar y maíz; a su vez, el autor Diógenes Molina hace un estudio amplio de la producción agrícola en los Valles del Tuy en el libro “El Granero de Caracas”, 2002, pp. 185-204)

     Rosete con parte de esa Legión Infernal compuesta por llaneros, negros, indios y cualquier descontento contra el blanco mantuano decide atacar Ocumare el 11 de febrero asesinando hasta dentro de la Iglesia a cientos de personas y obligando al presbítero a dar la misa de esa forma; el 20 de febrero el General Ribas por órdenes de Bolívar va a auxiliar a Ocumare y se enfrenta a Rosete en el sector Salamanca de Charallave haciéndole huir; el 6 de marzo vuelve Rosete sobre Ocumare y termina la masacre que había comenzado y así toma el Tuy desde Ocumare; el 13 de marzo decide el General Gobernador Militar interino de la Provincia de Caracas Juan Bautista Arismendi (luego esposo de Luisa Cáceres), atacar y tomar Ocumare con cientos de jóvenes, batalla que pierde en la emboscada preparada por el realista; es el 20 de marzo que definitivamente el General Ribas obtiene la victoria sobre Rosete haciéndole huir de los Valles del Tuy.

Fragmento de la película "El Taita Boves"  de la Fundación Villa del Cine, Venezuela, año 2010Fragmento de la película “El Taita Boves” de la Fundación Villa del Cine, Venezuela, año 2010.

 

Fuentes consultadas:

Academia Nacional de la Historia, Gazeta de Caracas. Caracas, reproducción facsimilar Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia, 1983.

Coll y Prat, N. Memoriales sobre la independencia de Venezuela, Caracas: Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia, 1960

Molina, D. El Granero de Caracas, Los Valles del Tuy: Del señorío colonial al urbanismo petrolero. Caracas: Fondo Editorial de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, 2002.

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER

DOSSIER 6.2: La Guerra a muerte; aspectos económicos y sociales de la incursión de Rosete en el Valle del Tuy

Por: Antonio Delgado González

Revista Matria Nº 6.

      La Guerra a Muerte, aquella guerra terrible de los años 13 y 14 de la centuria decimonona venezolana, encontró a los pueblos tuyeros y aragüeños sumidos en una catástrofe económica y social, que tuvo gran impacto en la vida de la otrora provincia de Caracas y se constituyó en un acontecimiento significativo para las historias regionales y locales de estos pueblos.

John Hamilton Potter. Travels Through the Interior of Colombia. Londres, 1827. Colección Libros Raros de la Biblioteca Nacional de VenezuelaJohn Hamilton Potter. Travels Through the Interior of Colombia. Londres, 1827. Colección Libros Raros de la Biblioteca Nacional de Venezuela.

La desestructuración económica de Los Valles de Aragua y del Tuy ante la presencia de Rosette.

    Si muchos pueblos de Venezuela, asistieron como testigos horrorizados de la Guerra a Muerte, quizás, no haya alguno que la sufriera de manera cruel y espantosa como los Valles de Aragua y del Tuy. Estos pueblos, cayeron bajo la cuchilla y la barbarie que sacrificó a la población civil y destruyó o intentó destruir las unidades de producción, que durante el período colonial garantizó el suministro y abastecimiento de mercancías en el mercado caraqueño.

   Fueron dos los elementos a tomar en cuenta en el proceso de desestructuración económica y social en la Venezuela del siglo XIX, el primero natural y el segundo político. Si las condiciones geográficas limitaban las comunicaciones en el ámbito territorial; el estallido de la guerra nacional de independencia, sobre todo, la etapa de la Guerra a Muerte, contribuyó decisivamente a desarticular la producción agraria venezolana y la inevitable dispersión de la población. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER

DOSSIER 6.1: La Masacre de Ocumare del Tuy, 1814 año sangriento

Por: Iván López Calero.

Revista Matria Nº 6.

Imagen tomada de la portada del libro, Guerra de Exterminio ... aquellos años sangrientos, año 2003Imagen tomada de la portada del libro, Guerra de Exterminio … aquellos años sangrientos, año 2003.

       El presente artículo es una crónica sobre los hechos acaecidos en el pueblo de OCUMARE DEL TUY entre los meses de Febrero y Marzo del año 1814, para ello se tomó información de la Gaceta de Caracas, publicada en esos días, se citan algunos partes de guerra y se hace una revisión de la bibliografía referente a esos sucesos de escritores posteriores a la época, esto con la finalidad de mostrar un hecho sucedido en el Tuy exponiendo los eventos uno a uno tal cual se sucedieron, de forma sencilla y resumida con la finalidad de brindar una herramienta pedagógica al alcance de los docentes y estudiantes para la comprensión de ese hecho histórico.

      Como consecuencia de la pérdida de la Primera República en el año de 1812 Domingo de Monteverde y sus lugartenientes restablecen la monarquía española en Venezuela, y a manera de ejemplarizar o tal vez de odio por la osadía del pueblo de Venezuela al darse su justa libertad, lo realizan a través de la violencia y la barbarie, esto camuflado en las lides de la guerra al principio, donde el asesinato de ancianos y niños, la violación a la mujer, el saqueo y el decomiso de los bienes inmuebles estaban a la orden del día y luego de restablecido el poder español con las persecuciones, juicios, condenas a presidio y ajusticiamientos a diestra y siniestra, creando así el clima de lo que luego hemos denominado los años de la Guerra a Muerte (1812 1815).

     A raíz de estos hechos y después de iniciada la Campaña Admirable, el Libertador dicta, el 15 de junio de 1813 en horas de la madrugada, la famosa proclama de Guerra a Muerte. Este decreto fue la respuesta de Simón Bolívar ante los numerosos crímenes perpetrados por los jefes realistas, principalmente Domingo de Monteverde. En una primera instancia ésta manifestación fue considerada por Bolívar como ley fundamental, que luego ampliaría y ratificaría en el cuartel general de Puerto Cabello, mediante la proclama del 6 de septiembre del mismo año 1813, acto que según algunos historiadores puede ser considerado como un Segundo Decreto de Guerra a Muerte.

Firma del decreto de Guerra a Muerte por el Libetador Simón Bolívar en Trujillo, año 1813, imagen tomada de Tucuy.wordpress.comFirma del decreto de Guerra a Muerte por el Libetador Simón Bolívar en Trujillo, año 1813, imagen tomada de Tucuy.wordpress.com

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER

Las Batallas de Carabobo

Por: Arturo Lev Álvarez.

batalla-de-carabobo1

    En Venezuela se conmemora todos los 24 de junio la batalla que selló la independencia de la república en detrimento del Reino de España, con intereses en territorio venezolano, por ello la lucha constante de los españoles para recuperar los territorios insubordinados.
     La Batalla de Carabobo de 1821 es recordada como la que finaliza la guerra por la independencia en Venezuela, claro en tierra firme o territorio continental, pues es la Batalla Naval sobre el Lago de Maracaibo en 1823 la que libera realmente a los venezolanos tanto en tierra firme, como costa y territorios insulares. Hay que aclarar y resaltar que tanto en 1821 como 1823 no existía una República de Venezuela sino la República de Colombia o llamada por los historiadores Gran Colombia para diferenciar a la antigua república de la actual. Venezuela era parte de ese país que Simón Bolívar propone en su discurso inaugural ante el Congreso reunido en la ciudad de Angostura (hoy día Ciudad Bolívar) el 15 de febrero de 1819; unido mediante la Ley Fundamental de la República de Colombia (promulgada el 17 de diciembre de 1819); y, que existe jurídicamente a partir de la creación de su Constitución en el Congreso de Cúcuta de 1821. Es por ello que el Ejercito Libertador llevaba por nombre Colombia y no participaba solo, sino con la colaboración de la Legión Británica. Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Gran Nacional