Archivo de la etiqueta: guerra de independencia

El anima sola, el silencio…

Por: Manuel Vicente Monasterios.

Revista Matria Nº 6

     Este cuento se ubica en el triste año de 1814, Boves, Rosete, Antoñanza, Zuazola, personajes que despiertan el monstruo del odio, la sangre corre y se destruye la primera República. Esta es una interpretación libre del origen de la leyenda del Ánima Sola.

El anima sola

     Amaneció lloviendo, toda la noche fue un solo aguacero, las quebradas están desbordadas, el zanjón del paso del cementerio está tan lleno que la furia de las aguas rebosa el recién inaugurado Puente Castro. Es lunes y Doña María tiene que cumplir la promesa hecha mucho tiempo atrás, cuando los muertos se enterraban hacia la loma del viento, años en que la peste del vomito negro hacía estragos y muchas veces los “difuntos” se ponían de pie cuando sentían en la cara la primera pala de tierra y este hecho macabro cambiaba la toponimia: de “loma del viento” a “muerto parao”, además del susto y la carrera de los enterradores.

     Es lunes y Doña María tiene que ir al cementerio para rezar los 20 rosarios que exigen las Benditas Ánimas, las que no han logrado llegar al cielo, porque sus pecados, aunque menores, resultan un grave impedimento, solo rezando el rosario, ordenando misas y prendiendo velas con esa intención salvadora, las ánimas podrán descansar en paz. Solo la oración tiene el poder para sacar las ánimas del Purgatorio. No importan los obstáculos, bien sea que llueva, truene o tiemble la tierra, la promesa hay que cumplirla para evitar la condenación eterna, !A las ánimas hay que cumplirle¡. Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Crónicas de mi pueblo

DOSSIER 6.3: La legión infernal en la Sabana de Ocumare de Ocumare del Tuy

Por: Arturo Lev Álvarez

     Entre el mes de febrero y marzo pasado se conmemoraron 200 años de los enfrentamientos armados entre realistas y republicanos, sucedidos en la población de San Diego de Alcalá de la Sabana de Ocumare en 1814, a su vez, se inauguró hace un año el Centro de Educación Inicial en la Urbanización Pueblo Nuevo que lleva por nombre “13 de marzo de 1814”, además,Apoteosis del Libertador, Tito Salas, detalle. (2) existe una Escuela en la Urbanización Santa Marta con el epónimo “20 de marzo de 1814”, y en la Iglesia Parroquial hay un monumento dedicado a los mártires del 11 de febrero de 1814. Ahora bien, ¿Cuál de todas estas fechas será la indicada o la de conmemoración?

     Efectivamente todas las fechas citadas anteriormente tienen una marcada historia. En aquel terrible año de 1814, en plena Proclama Militar de Trujillo de 1813 ó llamado Decreto de Guerra a Muerte (que era una respuesta al incumplimiento de la capitulación que firmó Miranda con Domingo de Monteverde y respuesta a toda la violencia desatada desde 1812 por el mismo Monteverde, Antoñanzas, Zuazola, Cervériz o Tíscar), el jefe realista asturiano José Tomás Boves reunido en el llano con su Legión Infernal (entre los cuales destacan Yañez, Morales y Rosete), da órdenes al canario y pulpero de Taguay, Francisco Rosete de sitiar la Sabana de Ocumare (entrando desde los Valles de Aragua por el camino de Los Pilones, tomando la fila maestra de Las Ollas hasta llegar a Caicita y bajar al pueblo), mientras él desde Calabozo avanzaba a La Victoria para llegar a Caracas.

     Ocumare en este sentido cobra una vital importancia tanto para realistas como republicanos, ya que, la mayoría de las haciendas (que eran de los mantuanos caraqueños) aportaban productos alimenticios a la ciudad de Caracas. Es obvia la toma estratégica de dicha localidad. (Sobre este tema es importante leer un extracto de una carta publicada en el semanario de los lunes la Gazeta de Caracas del 4 de abril de 1814, y escrita en los Valles del Tuy, con fecha del 28 de marzo de 1814, en el cual se destacan los productos de estas tierras como el café, el añil, el azúcar y maíz; a su vez, el autor Diógenes Molina hace un estudio amplio de la producción agrícola en los Valles del Tuy en el libro “El Granero de Caracas”, 2002, pp. 185-204)

     Rosete con parte de esa Legión Infernal compuesta por llaneros, negros, indios y cualquier descontento contra el blanco mantuano decide atacar Ocumare el 11 de febrero asesinando hasta dentro de la Iglesia a cientos de personas y obligando al presbítero a dar la misa de esa forma; el 20 de febrero el General Ribas por órdenes de Bolívar va a auxiliar a Ocumare y se enfrenta a Rosete en el sector Salamanca de Charallave haciéndole huir; el 6 de marzo vuelve Rosete sobre Ocumare y termina la masacre que había comenzado y así toma el Tuy desde Ocumare; el 13 de marzo decide el General Gobernador Militar interino de la Provincia de Caracas Juan Bautista Arismendi (luego esposo de Luisa Cáceres), atacar y tomar Ocumare con cientos de jóvenes, batalla que pierde en la emboscada preparada por el realista; es el 20 de marzo que definitivamente el General Ribas obtiene la victoria sobre Rosete haciéndole huir de los Valles del Tuy.

Fragmento de la película "El Taita Boves"  de la Fundación Villa del Cine, Venezuela, año 2010Fragmento de la película “El Taita Boves” de la Fundación Villa del Cine, Venezuela, año 2010.

 

Fuentes consultadas:

Academia Nacional de la Historia, Gazeta de Caracas. Caracas, reproducción facsimilar Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia, 1983.

Coll y Prat, N. Memoriales sobre la independencia de Venezuela, Caracas: Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia, 1960

Molina, D. El Granero de Caracas, Los Valles del Tuy: Del señorío colonial al urbanismo petrolero. Caracas: Fondo Editorial de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, 2002.

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER

Bolívar en Yare

Por: Juan de Dios Sánchez
Cronista del Municipio Baruta

     En el mes de septiembre de 1807, el futuro Libertador de Venezuela estaba viviendo en su hacienda del valle de Yare, actual municipio Simón Bolívar del Estado Miranda y en la placidez de las tardes disfrutaba de sus propiedades en largos paseos a caballo concibiendo ampliar las operaciones agrícolas de sus haciendas con varias siembras de añil.

     Aquella decisión del futuro General causó grandes oposiciones, siendo una de ellas, la más activa, la del abogado y vecino Antonio Nicolás Briceño Briceño (apodado El Diablo), quien no sólo se opuso a la actividad sino que se confabuló con el resto de los propietarios para que se opusieran a Bolívar en sus planes.

     Las cosas llegan a un término de conflicto cuando todos se oponen a que Bolívar construya un callejón que requiere para el tránsito de sus tierras a la oficina de comercio del añil y un canal de drenaje que, pasando por las tierras de Briceño, cayera en un río cercano.

Bolívar Campesino, Óleo sobre tela 90 x 70 cm. Autor: Rafael D`Montijo, año 2009. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Crónicas de mi pueblo

DOSSIER 3.2: La legión infernal en la sabana de Ocumare del Tuy.

Por: Arturo Lev Álvarez.

Apoteosis del Libertador, Tito Salas, (detalle), 1929-1930. Colección Casa Natal del Libertador.

     Entre el mes de febrero y marzo pasado se conmemoraron 199 años de los enfrentamientos armados entre realistas y republicanos, sucedidos en la población de San Diego de Alcalá de la Sabana de Ocumare en 1814, a su vez, se inauguró hace un año el Centro de Educación Inicial en la Urbanización Pueblo Nuevo que lleva por nombre “13 de marzo de 1814”, además, existe una Escuela en la Urbanización Santa Marta con el epónimo “20 de marzo de 1814”, y en la Iglesia Parroquial hay un monumento dedicado a los mártires del 11 de febrero de 1814. Ahora bien, ¿Cuál de todas estas fechas será la indicada o la de conmemoración?

     Efectivamente todas las fechas citadas anteriormente tienen una marcada historia. En aquel terrible año de 1814, en plena Proclama Militar de Trujillo de 1813 ó llamado Decreto de Guerra a Muerte (que era una respuesta al incumplimiento de la capitulación que firmó Miranda con Domingo de Monteverde y respuesta a toda la violencia desatada desde 1812 por el mismo Monteverde, Antoñanzas, Zuazola, Cervériz o Tíscar), el jefe realista asturiano José Tomás Boves reunido en el llano con su Legión Infernal (entre los cuales destacan Yañez, Morales y Rosete), da órdenes al canario y pulpero de Taguay, Francisco Rosete de sitiar la Sabana de Ocumare (entrando desde los Valles de Aragua por el camino de Los Pilones, tomando la fila maestra de Las Ollas hasta llegar a Caicita y bajar al pueblo), mientras él desde Calabozo avanzaba a La Victoria para llegar a Caracas. Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo DOSSIER