Archivo de la etiqueta: francisco rosete

Revista Matria Nº 6

     El Grupo de investigación histórico – cultural de los valles del Tuy MATRIA, es un colectivo nacido de las inquietudes de un grupo de amigos de esta región del estado Bolivariano de Miranda, con intereses afines por la historia regional y local  y que desde hace ya algunos años se han venido desempeñando en distintas actividades, grupos, colectivos o de forma individual en pro de la investigación, compilación, escritura y difusión de la historia regional y local y las distintas manifestaciones culturales del Valle del Tuy.

     La REVISTA MATRIA tiene el reto de crear un vínculo entre el lector, sus recuerdos y la revista, por medio de artículos de investigación relacionados con lo más cercano al tuyero, es decir, sus orígenes, sus poblados, sus haciendas, sus medios de comunicación, sus comercios, centros de distracción, parques, gente, la esquina, el barrio, la poesía, sus edificaciones, la iglesia… la MATRIA.

Revista Matria Nº 6

Editorial.

     Los aniversarios hay que festejarlos y más cuando vienen acompañados de conmemoraciones históricas bicentenarias. En el caso del grupo de investigación de revista Matria nos complace celebrar junto a los lectores y colaboradores el primer año de vida de la revista, tratando de cumplir con las expectativas creadas desde aquel primer número en mayo de 2013.

     El aniversario lo celebramos con esta publicación Nº 6 de la revista, cumpliendo así la meta de la edición bimensual, que tanto esfuerzo y sacrificio ha costado por parte del colectivo de investigación. La satisfacción está en saber que la revista ha abierto diálogos y debates tanto en los valles del Tuy como fuera de la región.

     Sobre el bicentenario es importante citar tres de suma importancia para los tuyeros en 1814: el primero es el de la “Batalla de la Victoria”, representa en la historia nacional y regional el episodio que levanta los ánimos de los patriotas ante las huestes de Boves que sitiaban a los insurgentes, es José Félix Ribas que junto a jóvenes estudiantes se enfrenta y gana la batalla para después asistir en la ayuda de los valles del Tuy siguiendo las órdenes de Simón Bolívar; el segundo son las batallas que se libran en los valles del Tuy para controlar la región más cercana a Caracas y que demuestra la importancia geoestratégica del Tuy por su cercanía a la capital y de tierra fértil productora de alimentos para los mantuanos de Caracas.

     Por otro lado, es el bicentenario del fallecimiento del abogado, político y prócer de la independencia Francisco Silvestre Espejo Caamaño, nacido en Santa Lucía del Tuy, que se destacó durante el proceso de la Independencia por luchar activamente en favor de la causa republicana, aunque inicialmente fue fiscal de la Real Audiencia al servicio de los realistas en el proceso contra Gual y España, fue miembro de la Junta Patriótica y del segundo Triunvirato, presidente de la Corte Suprema y gobernador de Valencia, es hecho prisionero por el ejército realista, y fue fusilado por orden de José Tomás Boves, en la plaza mayor de Valencia. Santa Lucía debería llevar su nombre como epónimo y tenemos la deuda histórica de llevar sus restos a reposar en el Panteón Nacional.

     Para finalizar, este número aniversario también rinde honor al Presidente Húgo Chávez que forma parte de la historia inmediata de Venezuela y Latinoamérica, es por ello que publicamos tres artículos críticos sobre el legado dejado por el Presidente Chávez, a cargo del sociólogo argentino-venezolano Dr. Hugo Calello, el historiador Dr. Juan Romero y el periodista, político y escritor Modesto Emilio Guerrero.

Arturo Lev Álvarez Abreu

Portada Matria Nº 6 Pulse acá para descargar Revista Matria Nº 6

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Descargar Revista Matria

El anima sola, el silencio…

Por: Manuel Vicente Monasterios.

Revista Matria Nº 6

     Este cuento se ubica en el triste año de 1814, Boves, Rosete, Antoñanza, Zuazola, personajes que despiertan el monstruo del odio, la sangre corre y se destruye la primera República. Esta es una interpretación libre del origen de la leyenda del Ánima Sola.

El anima sola

     Amaneció lloviendo, toda la noche fue un solo aguacero, las quebradas están desbordadas, el zanjón del paso del cementerio está tan lleno que la furia de las aguas rebosa el recién inaugurado Puente Castro. Es lunes y Doña María tiene que cumplir la promesa hecha mucho tiempo atrás, cuando los muertos se enterraban hacia la loma del viento, años en que la peste del vomito negro hacía estragos y muchas veces los “difuntos” se ponían de pie cuando sentían en la cara la primera pala de tierra y este hecho macabro cambiaba la toponimia: de “loma del viento” a “muerto parao”, además del susto y la carrera de los enterradores.

     Es lunes y Doña María tiene que ir al cementerio para rezar los 20 rosarios que exigen las Benditas Ánimas, las que no han logrado llegar al cielo, porque sus pecados, aunque menores, resultan un grave impedimento, solo rezando el rosario, ordenando misas y prendiendo velas con esa intención salvadora, las ánimas podrán descansar en paz. Solo la oración tiene el poder para sacar las ánimas del Purgatorio. No importan los obstáculos, bien sea que llueva, truene o tiemble la tierra, la promesa hay que cumplirla para evitar la condenación eterna, !A las ánimas hay que cumplirle¡. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Crónicas de mi pueblo

DOSSIER 6.3: La legión infernal en la Sabana de Ocumare de Ocumare del Tuy

Por: Arturo Lev Álvarez

     Entre el mes de febrero y marzo pasado se conmemoraron 200 años de los enfrentamientos armados entre realistas y republicanos, sucedidos en la población de San Diego de Alcalá de la Sabana de Ocumare en 1814, a su vez, se inauguró hace un año el Centro de Educación Inicial en la Urbanización Pueblo Nuevo que lleva por nombre “13 de marzo de 1814”, además,Apoteosis del Libertador, Tito Salas, detalle. (2) existe una Escuela en la Urbanización Santa Marta con el epónimo “20 de marzo de 1814”, y en la Iglesia Parroquial hay un monumento dedicado a los mártires del 11 de febrero de 1814. Ahora bien, ¿Cuál de todas estas fechas será la indicada o la de conmemoración?

     Efectivamente todas las fechas citadas anteriormente tienen una marcada historia. En aquel terrible año de 1814, en plena Proclama Militar de Trujillo de 1813 ó llamado Decreto de Guerra a Muerte (que era una respuesta al incumplimiento de la capitulación que firmó Miranda con Domingo de Monteverde y respuesta a toda la violencia desatada desde 1812 por el mismo Monteverde, Antoñanzas, Zuazola, Cervériz o Tíscar), el jefe realista asturiano José Tomás Boves reunido en el llano con su Legión Infernal (entre los cuales destacan Yañez, Morales y Rosete), da órdenes al canario y pulpero de Taguay, Francisco Rosete de sitiar la Sabana de Ocumare (entrando desde los Valles de Aragua por el camino de Los Pilones, tomando la fila maestra de Las Ollas hasta llegar a Caicita y bajar al pueblo), mientras él desde Calabozo avanzaba a La Victoria para llegar a Caracas.

     Ocumare en este sentido cobra una vital importancia tanto para realistas como republicanos, ya que, la mayoría de las haciendas (que eran de los mantuanos caraqueños) aportaban productos alimenticios a la ciudad de Caracas. Es obvia la toma estratégica de dicha localidad. (Sobre este tema es importante leer un extracto de una carta publicada en el semanario de los lunes la Gazeta de Caracas del 4 de abril de 1814, y escrita en los Valles del Tuy, con fecha del 28 de marzo de 1814, en el cual se destacan los productos de estas tierras como el café, el añil, el azúcar y maíz; a su vez, el autor Diógenes Molina hace un estudio amplio de la producción agrícola en los Valles del Tuy en el libro “El Granero de Caracas”, 2002, pp. 185-204)

     Rosete con parte de esa Legión Infernal compuesta por llaneros, negros, indios y cualquier descontento contra el blanco mantuano decide atacar Ocumare el 11 de febrero asesinando hasta dentro de la Iglesia a cientos de personas y obligando al presbítero a dar la misa de esa forma; el 20 de febrero el General Ribas por órdenes de Bolívar va a auxiliar a Ocumare y se enfrenta a Rosete en el sector Salamanca de Charallave haciéndole huir; el 6 de marzo vuelve Rosete sobre Ocumare y termina la masacre que había comenzado y así toma el Tuy desde Ocumare; el 13 de marzo decide el General Gobernador Militar interino de la Provincia de Caracas Juan Bautista Arismendi (luego esposo de Luisa Cáceres), atacar y tomar Ocumare con cientos de jóvenes, batalla que pierde en la emboscada preparada por el realista; es el 20 de marzo que definitivamente el General Ribas obtiene la victoria sobre Rosete haciéndole huir de los Valles del Tuy.

Fragmento de la película "El Taita Boves"  de la Fundación Villa del Cine, Venezuela, año 2010Fragmento de la película “El Taita Boves” de la Fundación Villa del Cine, Venezuela, año 2010.

 

Fuentes consultadas:

Academia Nacional de la Historia, Gazeta de Caracas. Caracas, reproducción facsimilar Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia, 1983.

Coll y Prat, N. Memoriales sobre la independencia de Venezuela, Caracas: Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia, 1960

Molina, D. El Granero de Caracas, Los Valles del Tuy: Del señorío colonial al urbanismo petrolero. Caracas: Fondo Editorial de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, 2002.

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER

DOSSIER 6.1: La Masacre de Ocumare del Tuy, 1814 año sangriento

Por: Iván López Calero.

Revista Matria Nº 6.

Imagen tomada de la portada del libro, Guerra de Exterminio ... aquellos años sangrientos, año 2003Imagen tomada de la portada del libro, Guerra de Exterminio … aquellos años sangrientos, año 2003.

       El presente artículo es una crónica sobre los hechos acaecidos en el pueblo de OCUMARE DEL TUY entre los meses de Febrero y Marzo del año 1814, para ello se tomó información de la Gaceta de Caracas, publicada en esos días, se citan algunos partes de guerra y se hace una revisión de la bibliografía referente a esos sucesos de escritores posteriores a la época, esto con la finalidad de mostrar un hecho sucedido en el Tuy exponiendo los eventos uno a uno tal cual se sucedieron, de forma sencilla y resumida con la finalidad de brindar una herramienta pedagógica al alcance de los docentes y estudiantes para la comprensión de ese hecho histórico.

      Como consecuencia de la pérdida de la Primera República en el año de 1812 Domingo de Monteverde y sus lugartenientes restablecen la monarquía española en Venezuela, y a manera de ejemplarizar o tal vez de odio por la osadía del pueblo de Venezuela al darse su justa libertad, lo realizan a través de la violencia y la barbarie, esto camuflado en las lides de la guerra al principio, donde el asesinato de ancianos y niños, la violación a la mujer, el saqueo y el decomiso de los bienes inmuebles estaban a la orden del día y luego de restablecido el poder español con las persecuciones, juicios, condenas a presidio y ajusticiamientos a diestra y siniestra, creando así el clima de lo que luego hemos denominado los años de la Guerra a Muerte (1812 1815).

     A raíz de estos hechos y después de iniciada la Campaña Admirable, el Libertador dicta, el 15 de junio de 1813 en horas de la madrugada, la famosa proclama de Guerra a Muerte. Este decreto fue la respuesta de Simón Bolívar ante los numerosos crímenes perpetrados por los jefes realistas, principalmente Domingo de Monteverde. En una primera instancia ésta manifestación fue considerada por Bolívar como ley fundamental, que luego ampliaría y ratificaría en el cuartel general de Puerto Cabello, mediante la proclama del 6 de septiembre del mismo año 1813, acto que según algunos historiadores puede ser considerado como un Segundo Decreto de Guerra a Muerte.

Firma del decreto de Guerra a Muerte por el Libetador Simón Bolívar en Trujillo, año 1813, imagen tomada de Tucuy.wordpress.comFirma del decreto de Guerra a Muerte por el Libetador Simón Bolívar en Trujillo, año 1813, imagen tomada de Tucuy.wordpress.com

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER

DOSSIER 3.3: La Batalla de Charallave.

Por: Efrén Calero.

     Como consecuencia de la pérdida de la Primera República en el año de 1812, Domingo de Monteverde y sus lugartenientes restablecen la monarquía española en Venezuela, a través de la violencia y la barbarie, creando así el clima de lo que luego se ha denominado los años de la Guerra a Muerte (1812 – 1815).
     Posteriormente, en el segundo semestre de 1813 aparecen en escena José Tomás Boves, Francisco Rosete y Francisco Tomás Morales entre otros, la matanza se hace más intensa por parte de los realistas y la respuesta de los republicanos es radicalizar la aplicación de la «guerra a muerte». Derivado de esto se produjo la ejecución de los presos españoles y canarios de Caracas y La Guaira ordenada por Bolívar en febrero de 1814.

José Tomás Boves y la guerra a muerte Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo DOSSIER

DOSSIER 3.2: La legión infernal en la sabana de Ocumare del Tuy.

Por: Arturo Lev Álvarez.

Apoteosis del Libertador, Tito Salas, (detalle), 1929-1930. Colección Casa Natal del Libertador.

     Entre el mes de febrero y marzo pasado se conmemoraron 199 años de los enfrentamientos armados entre realistas y republicanos, sucedidos en la población de San Diego de Alcalá de la Sabana de Ocumare en 1814, a su vez, se inauguró hace un año el Centro de Educación Inicial en la Urbanización Pueblo Nuevo que lleva por nombre “13 de marzo de 1814”, además, existe una Escuela en la Urbanización Santa Marta con el epónimo “20 de marzo de 1814”, y en la Iglesia Parroquial hay un monumento dedicado a los mártires del 11 de febrero de 1814. Ahora bien, ¿Cuál de todas estas fechas será la indicada o la de conmemoración?

     Efectivamente todas las fechas citadas anteriormente tienen una marcada historia. En aquel terrible año de 1814, en plena Proclama Militar de Trujillo de 1813 ó llamado Decreto de Guerra a Muerte (que era una respuesta al incumplimiento de la capitulación que firmó Miranda con Domingo de Monteverde y respuesta a toda la violencia desatada desde 1812 por el mismo Monteverde, Antoñanzas, Zuazola, Cervériz o Tíscar), el jefe realista asturiano José Tomás Boves reunido en el llano con su Legión Infernal (entre los cuales destacan Yañez, Morales y Rosete), da órdenes al canario y pulpero de Taguay, Francisco Rosete de sitiar la Sabana de Ocumare (entrando desde los Valles de Aragua por el camino de Los Pilones, tomando la fila maestra de Las Ollas hasta llegar a Caicita y bajar al pueblo), mientras él desde Calabozo avanzaba a La Victoria para llegar a Caracas. Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo DOSSIER

DOSSIER 3.1: La Guerra a Muerte, Aspectos económicos y sociales de la incursión de Rosete en el Valle del Tuy.

Por: Antonio Delgado.

Detalle de la portada del libro "Guerra de exterminio" de Gustavo Machado Guzmán.    La Guerra a Muerte, aquella guerra terrible de los años 13 y 14 de la centuria decimonona venezolana, encontró a los pueblos tuyeros y aragüeños sumidos en una catástrofe económica y social, que tuvo gran impacto en la vida de la otrora provincia de Caracas y se constituyó en un acontecimiento significativo para las historias regionales y locales de estos pueblos.

La desestructuración económica de Los Valles de Aragua y del Tuy ante la presencia de Rosete 

     Si muchos pueblos de Venezuela asistieron como testigos horrorizados de la Guerra a Muerte, quizás no haya alguno que la sufriera de manera cruel y espantosa como los Valles de Aragua y del Tuy. Estos pueblos, cayeron bajo la cuchilla y la barbarie que sacrificó a la población civil y destruyó o intentó destruir las unidades de producción, que durante el período colonial garantizó el suministro y abastecimiento de mercancías en el mercado caraqueño.

   Fueron dos los elementos a tomar en cuenta en el proceso de desestructuración económica y social en la Venezuela del siglo XIX, el primero natural y el segundo político. Si las condiciones geográficas limitaban las comunicaciones en el ámbito territorial; el estallido de la guerra nacional de independencia, sobre todo, la etapa de la Guerra a Muerte, contribuyó decisivamente a desarticular la producción agraria venezolana y la inevitable dispersión de la población.

     Los valles de Aragua, Tuy, Caracas, la zona de Barlovento y las tierras bajas del Lago de Valencia, que en el período colonial, se constituyeron en asientos de prósperas agriculturas de plantaciones de caña de azúcar, añil y trigo, entre otros rubros, exteriorizaban durante la Guerra a Muerte un panorama económico pavoroso. Las regiones mencionadas no tenían nada que exportar y apenas podían satisfacer las necesidades elementales del mercado interno. El llamado “granero de Caracas”, los Valles del Tuy, concurrieron como testigos y víctimas de una guerra terrible, que entre 1813-1814, hizo estragos en la población y en las actividades productivas de las haciendas monocultoras y monoproductoras, ya que impidió el abastecimiento suficiente de productos y el comercio con el mercado de Caracas.

     Al respecto, los estudios realizados sobre la región por el historiador Diógenes Molina Castro, refieren que la población de Santa Lucía del Guaire y otros cantones de la provincia de Caracas, vivieron años aciagos desde 1812 hasta 1814, primero con la catástrofe natural del terremoto, y luego, con la tragedia político-social que significó la presencia de Rosete en el Valle del Tuy, particularmente, en Ocumare.

     Pobreza colectiva, parálisis productiva, saqueo y estampidas negreras que huían de las haciendas, era el cuadro desolador que pintaban estos pueblos durante la Guerra a Muerte.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER