Archivo de la etiqueta: febrero de 1814

El anima sola, el silencio…

Por: Manuel Vicente Monasterios.

Revista Matria Nº 6

     Este cuento se ubica en el triste año de 1814, Boves, Rosete, Antoñanza, Zuazola, personajes que despiertan el monstruo del odio, la sangre corre y se destruye la primera República. Esta es una interpretación libre del origen de la leyenda del Ánima Sola.

El anima sola

     Amaneció lloviendo, toda la noche fue un solo aguacero, las quebradas están desbordadas, el zanjón del paso del cementerio está tan lleno que la furia de las aguas rebosa el recién inaugurado Puente Castro. Es lunes y Doña María tiene que cumplir la promesa hecha mucho tiempo atrás, cuando los muertos se enterraban hacia la loma del viento, años en que la peste del vomito negro hacía estragos y muchas veces los “difuntos” se ponían de pie cuando sentían en la cara la primera pala de tierra y este hecho macabro cambiaba la toponimia: de “loma del viento” a “muerto parao”, además del susto y la carrera de los enterradores.

     Es lunes y Doña María tiene que ir al cementerio para rezar los 20 rosarios que exigen las Benditas Ánimas, las que no han logrado llegar al cielo, porque sus pecados, aunque menores, resultan un grave impedimento, solo rezando el rosario, ordenando misas y prendiendo velas con esa intención salvadora, las ánimas podrán descansar en paz. Solo la oración tiene el poder para sacar las ánimas del Purgatorio. No importan los obstáculos, bien sea que llueva, truene o tiemble la tierra, la promesa hay que cumplirla para evitar la condenación eterna, !A las ánimas hay que cumplirle¡. Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Crónicas de mi pueblo

Presentación DOSSIER Nº 6: 200 años de la guerra a muerte en el Valle del Tuy… el camino después de la victoria.

Por: Iván López Calero

Revista Matria Nº 6.

El escorpión dormido de Taguay, óleo sobre Corrugado, oleo sobre corrugado 200 X 180 cms, autor Pedro Rengifo Olivares, año 2005El escorpión dormido de Taguay, óleo sobre Corrugado,  200 X 180 cms, autor Pedro Rengífo Olivares, año 2005

      Los Valles del Tuy fueron el escenario de distintos hechos armados o de conflicto de las guerras que en Venezuela sucedieron durante el siglo XIX, diversos episodios de la Guerra Federal, y del caudillismo post federalista, las andanzas guerrilleras de Dionisio Cisneros y los Güires entre 1821 a 1832, pero ninguno son tan recordados o marcaron tanto la memoria de los tuyeros como los episodios de la guerra de independencia acaecidos en 1814.
      Como parte de su intención de dominio de Caracas, Boves detecta la importancia estratégico – geográfica y de suministros de provisiones del Valle del Tuy con relación a la capital de la para entonces recién nacida 2ª República de Venezuela, decide invadir y aprovechar estas características para su guerra, de allí que termina invadiendo el Tuy entre febrero y marzo de 1814, primero en Ocumare y luego en Charallave, con unas consecuencias devastadoras para la primera de estas poblaciones, que aún cubren con un aura negra los espacios donde se realizaron estos hecho.
        A pesar de ser poco el material bibliográfico documental o literario que ha tratado el tema y a 200 años de estos hechos, en el Valle del Tuy aún se habla de ellos con horror y como si fuesen muy cercanos en el tiempo y en lo personal, recordar esta fecha no es un acto de celebración sino un acto o una manera de mantener viva la memoria, de esos acontecimientos nefastos de un episodio de nuestra independencia, tal vez el más terrorífico de todos.
         En las páginas siguientes hemos querido mostrar los hechos sucedidos entre febrero y marzo de 1814 a través de una selección de distintos artículos, materiales documentales, entre otros, que permitan la comprensión de los hechos de forma sencilla en el orden cronológico en que sucedieron. Es un acercamiento a los hechos que nos identifican y que además forma parte indivisible de nuestra historia local, que hoy deseamos compartir a través de las páginas de este número aniversario de Matria.

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER