Archivo de la etiqueta: Estado

Bolivia en 1952: apuntes sobre una revolución incompleta

Por: Jimmy Berríos Ojeda.

boliviacopia

        La revolución nacional del 9 de abril de 1952 es expresión de una pugna de las masas bolivianas por hacerse un espacio político en Bolivia; por ello, las clases obreras rompen con el sistema liberal representado por los que controlaban el negocio del estaño antes de la revolución, y buscan nuevos modos de relacionamiento político y nuevas formas de entender el poder. De cierto modo, la revolución boliviana no fue otra cosa sino la constatación del surgimiento de movimientos sociales decididos a delinear un Estado desde la perspectiva obrera al margen de la indígena, pero asumido por una clase media que adopta el discurso nacionalista para desplazar el poder de la oligarquía minera, en detrimento de la clase obrera.

      Así, se atribuye a sentimientos nacionalistas surgidos en las primeras décadas del siglo XX, los orígenes de la revolución boliviana de 1952; por ello, con la Guerra del Chaco (1932-1935), guerra fratricida con Paraguay, podría decirse que se inicia la pérdida de confianza en una ideología: la liberal; a partir de allí, cuando Bolivia pierde una guerra que le deja 50.000 muertos, surgen movimientos obreros y campesinos que piden reconfigurar los modos de entender el poder, mucho más acorde con su sociedad. Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Otras Matrias, Otras Historias

Crimen de Estado contra los normalistas de Ayotzinapa

Por: Carlos Fernando López de la Torre*

       El 26 de septiembre de 2014 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, localizada en el Estado mexicano de Guerrero, fueron atacados por policías del municipio de Iguala de dicha entidad. Por el ataque murieron 3 normalistas y 43 de ellos fueron detenidos y posteriormente entregados al grupo delictivo y narcotraficante denominado Guerreros Unidos, estrechamente cercano al presidente municipal de Iguala. Desde entonces, los jóvenes estudiantes se encuentran desaparecidos.

         La desaparición de los normalistas de Ayotzinapa es una muestra contundente de los crímenes de Estado que el sistema político mexicano ha perpetrado contra la movilización social y en especial contra los estudiantes desde décadas atrás, situación agravada actualmente por los estrechos vínculos existentes con el narcotráfico. El lamentable suceso ha despertado la indignación de un amplio sector de la población civil mexicana y las masivas protestas que demandan la aparición con vida de los estudiantes han alcanzado el ámbito internacional con amplias expresiones de solidaridad. Señal clara de la trascendencia de este crimen, uno de tantos que ocurren a diario en México a raíz de la supuesta guerra contra los carteles de la droga y la naturalización de la violencia, es que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) llamara a lo ocurrido como uno de “los sucesos más terribles de los tiempos recientes”1.

CARTEL AYOTZINAPA ES LATINOAMÉRICA Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Otras Matrias, Otras Historias

Del amor juvenil a la militancia estudiantil: Pégale Candela.

Por: Alejandra Szeplaki

      ¿Como era el ser estudiante en Caracas? Era madrugar, tomar el metro, tomar un carríto destartalado con salsa a todo volumen, que los autobuseros no te aceptaran en su unidad porque “pagabas la mitad del pasaje” y que pocos chóferes de autobús que te recogían de la calle, al montarte te decían: “los estudiantes no ocupan los asientos sino que van de pie”. Era escuchar o ver por la Tv que: “…unos ‘estudiantes revoltosos’ murieron a manos de la policía…”, para conocer luego que por esos “revoltosos” se tuviera el privilegio de un boleto azul del metro o que con presentar tu carnet del liceo, pagaras la mitad del boleto del autobús.

Alejandra Szeplaki, cineasta y documentalista venezolana

        También era ir al liceo donde lo que me enseñaban carecía de todo interés, con unos profesores aburridos, represivos, acomplejados y que “pagaban” con sus estudiantes todo tipo de frustraciones personales amparados en su pequeña cuota de poder. Dinámicas sociales marcadas por la competencia en el salón, por la carrera de muchos por encajar, burlándose de los más débiles, allí entraba, a su vez, la etiqueta de apto y no apto entre los que presentaban la “Prueba de actitud académica”. Era la época donde las conversaciones giraban en torno a las tiendas nuevas de CCCT y lo increíble que era entrar a Wall Street con una cédula de una prima que ya tenía 18 años.

      Tardes de hastío en una ciudad que tenía muy poco que ofrecer a la gente joven -acaso aún eso no ha cambiado mucho-, una ciudad donde las tiendas vendían “ropa de vieja”, un país donde el concepto de Tv., un domingo en la noche era: Primer Plano con Marcel Granier, un programa con Alfredo Peña, otro señor de mil años llamado Pedro Berrueta o ver el refrito de “favoritos del monitor hípico con la voz de Alí Khan”. Días mirando el techo del cuarto, escuchando la única radio decente “radio difusora Venezuela”, pensando que el mundo no podía ser eso. Un país donde ser joven era un castigo y donde no existía posibilidad alguna de conexión con otros o sentirte parte de algo. Un país negado para la juventud. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Gran Nacional

DOSSIER 8.4: El movimiento estudiantil tuyero y las luchas ideopolíticas, 1989-1995

Por: Antonio Delgado

      Para los interesados en el debate, acerca del aporte del movimiento estudiantil en la evolución sociopolítica de la sociedad venezolana contemporánea, no es un secreto que la historiografía nacional ha dedicado pocas páginas al estudio de un tema tan interesante. El panorama anterior resulta poco alentador para la historiografía regional y local. Es por ello, que el presente escrito resulta pertinente como un breve aporte al estudio de la historia matria, en particular, la evolución del movimiento estudiantil en la localidad de los Valles del Tuy durante la etapa de implantación, consolidación y declive del neoliberalismo entre 1989 1995.

I. “La coronación”. Un régimen neoliberal de dolorosas pero inevitables medidas.

      El 4 de diciembre de 1988, Carlos Andrés Pérez fue electo por segunda vez como Presidente de la República, con una abrumadora ventaja sobre su principal contendor, el candidato copeyano Eduardo Fernández. Los resultados fueron calificados como una contundente victoria tanto por la prensa nacional como internacional. Y no era para menos. A la luz de los primeros datos, Pérez obtuvo un margen superior al millón de votos sobre su adversario. El boletín oficial del entonces Consejo Supremo Electoral estimaba que Carlos Andrés Pérez, había obtenido 3.893.888 para un 54,1% y Eduardo Fernández, 2.734.007 equivalente a 33,7%. Era la primera vez que un candidato presidencial llegaba por segunda vez al solio de Miraflores a través del sufragio universal.

Juramentación de Carlos Andrés Pérez para la toma de posesión de la presidencia el 02 de febrero de 1989, foto de Jacobo Lugo

      Entre los aspectos más resaltantes que contribuyeron a la abrumadora victoria del líder adeco, caben mencionar: una personalidad carismática, que la mayoría del país elegía con la esperanza de encontrar solución a las dificultades nunca antes vistas en Venezuela. Otro aspecto que influyó en la elección de Pérez, fue la percepción que tenía el electorado sobre su primer gobierno y sus realizaciones positivas: el pleno empleo, el espectacular programa de becas en el exterior que favoreció a más de 10.000 jóvenes estudiantes, la nacionalización del hierro y el petróleo. No obstante, el país que le tocaba gobernar ya no era el mismo que había gobernado entre 1973-1978. Un cúmulo de problemas agobiaba la depauperada economía nacional: La deuda externa remontaba la suma de 34000 MM$ de los cuales se cancelaban 5000 MM$ en intereses; este monto representaba el 14,70% del monto total de la deuda y comprometía el presupuesto nacional y las iniciativas de inversión. Aunada a esta situación, el nuevo gobierno debía enfrentar un déficit de 3000 MM$ en la balanza de pagos con unos ingresos petroleros que superaban más de 7000 MM$. El impacto de la crisis que se abalanzaba, marcaba el fin de la llamada “Venezuela Saudita”, pero a la vez, comenzaba una nueva etapa caracterizada por un largo período de “vacas flacas” y austeridad, cuyo común denominador era la ya mencionada deuda externa, el deterioro de la moneda, el déficit presupuestario, inflación, alto costo de la vida, de la vivienda, aumento del desempleo, la inseguridad, la corrupción y la aparición del incipiente narcotráfico, que impactaban de manera negativa sobre la calidad y el nivel de vida de la población.

      La terrible realidad económica y social que salió a la luz pública no impidió que el 2 de febrero de 1989, se realizara el fastuoso acto de toma de posesión en el Teatro Teresa Carreño, mejor conocido por la gente como “La Coronación” e inmediatamente a los pocos días, el gabinete económico de CAP realizaba su primer anuncio oficial que consideraba ajustar los desequilibrios fiscales, cambiarios y de endeudamiento a través de un paquete de medidas económicas bajo la supervisión del Fondo Monetario Internacional. Este paquete anunciado por el Presidente Pérez el 15 de febrero de 1989, contemplaba la racionalización y eliminación de los aranceles de importación, aumento en un 30% de los precios del transporte, aumento del precio de la gasolina, liberación de las tasas de interés, aumento de las tarifas de los servicios públicos, eliminación de la tasa preferencial de divisas y darle mayor participación al empresariado privado en la economía nacional. Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo DOSSIER