Archivo de la etiqueta: en

Maestros tereseños por siempre

Por: Jesús Silva Yrazabal

         Para quienes llegaron a este municipio Independencia en épocas más recientes y pasaron a ser tereseños aunque de domicilio e incluso los que nacimos ha mediado del siglo pasado en esta misma tierra, hay nombres en el campo docente que se perderían en el olvido si no hubiera de parte de quienes tenemos como misión recopilar, documentar, conservar y defender las tradiciones, costumbres y hábitos sociales de su comunidad un recuerdo el al menos los 15 de enero de cada año.

         Se pierde en la ignorancia de otros siglos los nombres de algún docente tereseños antes del decreto de instrucción pública de 1870, decreto que llegaría con retardo a nuestro pueblo.

Maestra Nora Inocencia Cerezo

        De aquellos tiempos anteriores a la década de 1950 se recuerdan a las hermanas Soriano, a Carmen María Maestre y Dolores González que falleció en 1948 que hoy día la escuela de la urbanización El Habanero lleva su nombre, también recuerdo oír hablar de la escuelita del maestro Prospero Carpio, quien en 1924 fue hecho preso por el Jefe Civil un Coronel de apellido Guzmán que por cierto elimino la escuela. Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Crónicas de mi pueblo

DOSSIER 8.7: De Livia Gouverneur a Belinda Álvarez: Las mujeres en la lucha estudiantil

Por: Isaloren Quintero Bernal

Manifestación del 14 de febrero de 1936 en Caracas, portada del libro “Mujeres en tiempos de cambio”, de Iraida Vargas Arenas, año 2010.

Las mujeres antes de incorporarse a la lucha estudiantil estuvieron incorporadas a la lucha política y más aun han debido sortear la batalla contra la exclusión de una sociedad patriarcal y machista. Así, una de las conquistas de las mujeres venezolanas a la mitad del S. XX fue haber logrado incorporarse en el campo universitario. Blanco Guzmán, citado por Díaz Erika nos comenta:

Las opciones educativas en Venezuela para la mujer, a finales del siglo XIX, eran única y exclusivamente los estudios de primaria, los cuales eran de carácter obligatorio para todos los venezolanos (i).

Que tengamos que referir en la historia a la primera mujer que participó en partidos políticos, la primera mujer que ingreso a las filas universitarias, la primera mujer que incursionó en las ciencias, en el periodismo, que logro tal y cual cosa, no es más que la evidencia que la participación de la mujer en cualquier escenario que trascendiera los muros de la casa, ya era visto o asumido como un hecho extraordinario, lo cual da cuenta del profundo machismo de nuestras sociedades en las que el mundo se construía solo con, por y para los hombres.

Una huella histórica conseguimos en el discurso de cierre de Sara Bendahanalen 1939, en ocasión de su acto de graduación de médica en la Universidad Central de Venezuela:

¿Qué más se necesita para no sonreír alegremente ni siquiera ante este triunfo? No que el orgullo se apodere de mi espíritu, ¡oh, no!, y lo considere como triunfo científico, más sí como triunfo extraordinario sobre el medio, los prejuicios, la envidia, las circunstancias que me han rodeado (…) Los tiempos han cambiado con suma rapidez. Se familiarizó el varón con la presencia de Eva en las aulas y hoy en todas las facultades cursan estudios numerosas estudiantes mujeres, alegrándonos anticipar que en el año próximo finalizarán sus estudios médicos dos inteligentes compatriotas nuestras”(ii) (Negrillas nuestras). Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo DOSSIER

DOSSIER 8.5: Notas sobre la Insurgencia estudiantil en Ocumare del Tuy: Un planteo desde la memoria 1989 -1992

Por: Arturo Lev Álvarez

Intrôdûcere

En cuarenta años de democracia representativa en Venezuela (1958-1998) se vivió un proceso continuista de violencia política “anticomunista” en el discurso y acción política, como imposición desde la política exterior estadounidense después de la Segunda Guerra Mundial, haciendo del “estado de excepción”(1) la regla contra la insurgencia de la sociedad venezolana, tanto de manera física como ideológica (simbólico) en sus medidas de fuerza para el control de mujeres y hombres que conforman la república.

Ese continuismo viene dado no sólo de las políticas implementadas en la dictadura del General Marcos Pérez Jiménez (1952-1958) con apoyo del gobierno de los Estados Unidos de América(2), sino desde inicios del siglo XX, durante la dictadura de 27 años de Juan Vicente Gómez (1908-1935), y en la llamada “transición” de López Contreras (1936-1941), destinados a “(…) contrarrestar la influencia del marxismo-leninismo por diversos medios entre los cuales se contaba la represión policíaca y las formulas legales para sancionar a los ciudadanos venezolanos o extranjeros que ingresaran al territorio venezolano las doctrinas antes dichas” (2014: 34)(3). Prueba de ello fue la Ley Lara de junio de 1936 que perseguía la finalidad de controlar manifestaciones de la oposición y reprimirlas de ser necesario, con derecho a “capturar” a los revoltosos políticos y expulsarlos del territorio.

Movilización del 14 de febrero de 1936 desde la U.C.V. hasta Miraflores en protestas contra el continuismo Gomecista. año 1936

Entre esos gobiernos que enfrentaron a los primeros hombres y mujeres con ideas y discursos anarquistas, socialistas, socialdemócratas y comunistas, con nuevas formas de organización diferenciadas del siglo XIX (formación moderna de los partidos políticos), y, por otra parte, los gobiernos de la “democracia representativa pactada”, hay un hilo conductor, que es el discurso “anticomunista” impuesto en ambas épocas y amparados por la política exterior estadounidense en algunos casos, donde el “otro”, que se opone al poder soberano estatal dominante, se encuentra automáticamente fuera del orden político-jurídico establecido, y es convertido en un enemigo del Estado y del pueblo, es allí donde las medidas de fuerza se tornan legitimas, además del trabajo propagandístico desde el Estado para obtener una “subjetividad normalizada y legitimante” del poder soberano estatal. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER

DOSSIER 8.1: Testimonios de luchas y líderes estudiantiles en los Valles del Tuy

Por: Isaac Morales Fernández

Presentación del dossier de Matria Nº 8

      Los Valles del Tuy han sido siempre una zona irredenta, al tono de los clamores del mundo por una sociedad justa, armónica e igualitaria. La ausencia de pueblos aborígenes sobrevivientes en la región es una prueba de ello: el español genocida tuvo que asesinarlos a todos porque no se dejaron someter jamás. Al quedar sin raíces originarias, hoy lo tuyero implica un desarraigo de por lo menos cuatro siglos, una decena de generaciones.

Disturbios Estudiantiles en Ocumare del Tuy, estudiantes del Liceo Pérez Bonalde años 90 del siglo XXDisturbios Estudiantiles en Ocumare del Tuy, estudiantes del Liceo Pérez Bonalde años 90 del siglo XX.

       En los tiempos de la colonia, con la llegada del africano cruelmente esclavizado, se sabe de algunas leyendas tuyeras que reflejan esa rebeldía: el negro Cambambúque libera a su amada Leonor del fuete del patrón (como lo refiere hermosamente el escritor Carlos Reyes en su libro Anécdotas del pueblo de Yare), el cimarronaje y los cumbes tuyeros delos cuales desconocemos tanto aún, la desobediencia de aquellos hombres esclavizados que preferían entregarse al alcohol antes que seguir sumisos al explotador (como lo relata con su visión conquistadora la crónica de Mariano Martí en 1783), o la sedición absoluta del Indio Dionisio Ramón del Carmen Cisneros Guevara. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER

Apuntes sobre las actividades comunistas y anticomunistas en tiempos de Gómez y López Contreras

Por: Antonio Delgado

      Desde los tiempos del general Juan Vicente Gómez, se venían desarrollando las actividades de las primeras organizaciones políticas venezolanas de filiación comunista, anarquista y socialdemócrata, que después dieron paso a los nacientes partidos políticos modernos del siglo XX. Es importante destacar que estas actividades se llevaban a cabo, tanto fuera como dentro del país; lo que llevó a los gobiernos de la Rehabilitación y de la Transición Democrática, a contrarrestar la influencia del marxismo-leninismo por diversos medios entre los cuales se contaba la represión policíaca y las fórmulas legales para sancionar a los ciudadanos venezolanos o extranjeros que ingresaran al territorio venezolano las doctrinas antes dichas.

manifestacion-del-14-de-febrero-de-1936-en-caracas-imagen-tomada-de-independencia-200-1936Manifestación del 14 de febrero de 1936 en Caracas, imagen tomada de Independencia 200, 1936.

I. Las actividades comunistas entre 1923 y 1936.

      Entre 1923 y 1936, se desarrollaron un conjunto de actividades de agitación y propaganda, vinculadas a grupos que desde el exterior se organizaban con el propósito final de implantar el programa comunista en Venezuela. Desde París en 1923, circulaba un documento que auspiciaba cierta propaganda patriótica para instalar en Venezuela la “República Burguesa”, en una curiosa y ambigua asociación comunista-capitalista y que tenía como objeto final la realización completa del programa comunista. Tres años más tardes, en 1926, se constituía en Nueva York la primera célula del Partido Revolucionario Venezolano (PRV), de tendencia comunista y de la cual formaban parte integrante Salvador de la Plaza, Gustavo y Eduardo Machado, Pío Tamayo, Ricardo Martínez y Julio César Martínez, entre otros. Llama la atención el dinamismo con el que se movían los comunistas venezolanos en el exterior y la conexión que tenían con organismos internacionales, tales como la Liga Antiimperialista de las Américas, en el Comité “Manos fuera de Nicaragua” y en las asociaciones de solidaridad internacional. Otro ejemplo de lo descrito anteriormente, fue la actuación del PRV en la ciudad de México, donde lograron trasladar la sede del Partido dirigido por el Dr. Carlos León. Curiosamente, este personaje recibía pagos por sumas de hasta 10.000,00 Pesos Oro Nacional, y cuyas órdenes se hacían a cuenta de los gastos secretos de la Presidencia de la República de México. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Gran Nacional

Solidaridad con las mujeres palestinas

Por: Isaloren Quintero Bernal

    Desconozco la distancia, en términos de los kilómetros, que pueden separar el estado Miranda y concretamente Los Valles del Tuy con La Franja de Gaza, ese pedazo de tierra que hoy nos duele solo de pensar en sus mujeres, niñas, niños, jóvenes, ancianas y ancianos.

Niño Handala-al-awda, símbolo de la resistencia palestinaNiño Handala-al-awda, símbolo de la resistencia palestina.

      Con estupor, asombro y vergüenza vemos las brutales y sangrientas imágenes de la agresión y masacre israelí sobre el pueblo palestino. En toda confrontación armada son las mujeres, niñas y niños quienes más sufren los embates de la amenaza y la agresión. ¿Por qué, acaso se pretende soterradamente avalar la discriminación patriarcal de considerar a las mujeres, niñas y ancianas como las más débiles? No, si entendemos que la situación de vulnerabilidad no es endógena sino debido a causas exógenas que violentan y maltratan la subjetividad y condición de las mujeres. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Desde la Matria

La fotografía de la Hacienda Marín en la población de Cúa

Por: Iván López Calero

      Si bien la intención con este artículo es el de describir la fotografía o imagen gráfica que se presenta junto al mismo, se hace necesario referir primero a ustedes una breve crónica de esta importante Hacienda que estuvo ubicada en los ejidos de la actual población de Cúa, Valle del Tuy, del Estado Bolivariano de Miranda, en Venezuela. El trapiche de dicha hacienda se encontraba ubicado en la rivera norte del Río Tuy, a la altura de lo que hoy es la zona industrial Marín, esto con el fin de brindarles la mayor suma de elementos para facilitar la comprensión del contexto de la imagen a describir.

Hacienda Marín en Cúa, propiedad del Sr. Carlos Hernáiz, Foto tomada del Cojo Ilustrado del 1 de Noviembre de 1894Hacienda Marín en Cúa, propiedad del Sr. Carlos Hernáiz, Foto tomada del Cojo Ilustrado del 1 de Noviembre de 1894.

    Para ello debemos remontarnos al año de 1577 cuando se logra la pacificación del “Valle de la Nueva Salamanca” (hoy Valles del Tuy) por acciones de Garcí González Da Silva y Francisco Infante (a los cuales se les concedió el territorio por real Cédula como encomenderos) y de Sancho García conquistador que logra capturar y asesinar a los caciques Guacima, Acuareyapa y Apacuana, esta última, valiente mujer Quiriquire que opuso feroz resistencia a la conquista del valle. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Fotomemorias