Archivo de la etiqueta: chávez

Revista Matria Nº 6

     El Grupo de investigación histórico – cultural de los valles del Tuy MATRIA, es un colectivo nacido de las inquietudes de un grupo de amigos de esta región del estado Bolivariano de Miranda, con intereses afines por la historia regional y local  y que desde hace ya algunos años se han venido desempeñando en distintas actividades, grupos, colectivos o de forma individual en pro de la investigación, compilación, escritura y difusión de la historia regional y local y las distintas manifestaciones culturales del Valle del Tuy.

     La REVISTA MATRIA tiene el reto de crear un vínculo entre el lector, sus recuerdos y la revista, por medio de artículos de investigación relacionados con lo más cercano al tuyero, es decir, sus orígenes, sus poblados, sus haciendas, sus medios de comunicación, sus comercios, centros de distracción, parques, gente, la esquina, el barrio, la poesía, sus edificaciones, la iglesia… la MATRIA.

Revista Matria Nº 6

Editorial.

     Los aniversarios hay que festejarlos y más cuando vienen acompañados de conmemoraciones históricas bicentenarias. En el caso del grupo de investigación de revista Matria nos complace celebrar junto a los lectores y colaboradores el primer año de vida de la revista, tratando de cumplir con las expectativas creadas desde aquel primer número en mayo de 2013.

     El aniversario lo celebramos con esta publicación Nº 6 de la revista, cumpliendo así la meta de la edición bimensual, que tanto esfuerzo y sacrificio ha costado por parte del colectivo de investigación. La satisfacción está en saber que la revista ha abierto diálogos y debates tanto en los valles del Tuy como fuera de la región.

     Sobre el bicentenario es importante citar tres de suma importancia para los tuyeros en 1814: el primero es el de la “Batalla de la Victoria”, representa en la historia nacional y regional el episodio que levanta los ánimos de los patriotas ante las huestes de Boves que sitiaban a los insurgentes, es José Félix Ribas que junto a jóvenes estudiantes se enfrenta y gana la batalla para después asistir en la ayuda de los valles del Tuy siguiendo las órdenes de Simón Bolívar; el segundo son las batallas que se libran en los valles del Tuy para controlar la región más cercana a Caracas y que demuestra la importancia geoestratégica del Tuy por su cercanía a la capital y de tierra fértil productora de alimentos para los mantuanos de Caracas.

     Por otro lado, es el bicentenario del fallecimiento del abogado, político y prócer de la independencia Francisco Silvestre Espejo Caamaño, nacido en Santa Lucía del Tuy, que se destacó durante el proceso de la Independencia por luchar activamente en favor de la causa republicana, aunque inicialmente fue fiscal de la Real Audiencia al servicio de los realistas en el proceso contra Gual y España, fue miembro de la Junta Patriótica y del segundo Triunvirato, presidente de la Corte Suprema y gobernador de Valencia, es hecho prisionero por el ejército realista, y fue fusilado por orden de José Tomás Boves, en la plaza mayor de Valencia. Santa Lucía debería llevar su nombre como epónimo y tenemos la deuda histórica de llevar sus restos a reposar en el Panteón Nacional.

     Para finalizar, este número aniversario también rinde honor al Presidente Húgo Chávez que forma parte de la historia inmediata de Venezuela y Latinoamérica, es por ello que publicamos tres artículos críticos sobre el legado dejado por el Presidente Chávez, a cargo del sociólogo argentino-venezolano Dr. Hugo Calello, el historiador Dr. Juan Romero y el periodista, político y escritor Modesto Emilio Guerrero.

Arturo Lev Álvarez Abreu

Portada Matria Nº 6 Pulse acá para descargar Revista Matria Nº 6

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Descargar Revista Matria

Ascensión Chávez el tallador autodidacta de Santa Teresa del Tuy

Por: Isaac Morales Fernández

Transcripción: Arturo Lev Álvarez

     Entrevista realizada en la ciudad de Santa Teresa del Tuy el 10 de octubre de 2013, al artista tuyero, tallador de madera señor Ascensión Chávez, cultor que hace cobrar vida a la madera después de ser arrancada de la naturaleza, en sus manos renace nuevamente. Un reconocimiento a un digno artista de los valles del Tuy.

Ascensión ChávezEl maestro Ascensión Chávez en su taller en Santa Tersa del Tuy, fotografía de Isaac Morales Fernández, año 2013. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Relatos de Vida

DOSSIER 4.4: Apuntes para pensar en el potencial histórico-turístico de Mopia, en tiempos de socialismo

Por: Isaac Morales Fernández

     El nombre de Mopia no puede seguir siendo estigmatizado por los tereseños. Por supuesto que el nombre “Gran Mariscal de Ayacucho” alude a uno de nuestros más insignes héroes de la patria, Antonio José de Sucre, pero para los fines revolucionarios del rescate de la historia local de esta urbanización, es urgente que este toponímico de presunta (y casi segura) herencia indígena, retome el lugar que le corresponde.

Vista de Mopia desde la carretera al Paraiso del Tuy, foto Leonardo Delgado, año 2013Vista de Mopia desde la carretera al Paraiso del Tuy, foto Leonardo Delgado, año 2013.

* La actualmente llamada Urbanización Gran Mariscal de Ayacucho, “Mopia”, tiene un pasado que debe estudiarse, principalmente en todas las instituciones educativas (inicial, básica y universitaria) presentes en su sector y, por supuesto, en el municipio Independencia entero.

* Es digno de análisis el pasado socioproductivo de lo que fue todo el sector ubicado al norte del río Guaire en el Municipio Independencia. La producción de caña de azúcar fue una de las principales fuerzas económicas de los Valles del Tuy, que generó empleo e impulsó el desarrollo comercial de la población.

* Por supuesto hablamos de una “socioproductividad” de tiempos en que los trabajadores eran explotados, tercerizados, y los grandes capitales dominaban la economía. En los actuales tiempos en que se intenta desarrollar un estado socialista, una nueva industria azucarera que pudiera re-crearse, pero bajo control obrero y comunal, sería de gran reimpulso para la economía tereseña (es decir, la de su pueblo trabajador, no la de la omnisciente empresa privada).

Calles de Mopia Foto de Leonardo Delgado, año 2013Calles de Mopia Foto de Leonardo Delgado, año 2013.

* Ya existe un antecedente muy cercano. La Comuna de El Paraíso, a pocos metros, en la misma vía, de Mopia. Con todas las contradicciones que hayan podido darse en el desarrollo de la construcción esta Comuna, el movimiento popular organizado, la unificación de los esfuerzos de todas las comunidades circunvecinas, tiene en sus manos lo que llamaba Bolívar el “despeje de la misteriosa incógnita del hombre del libertad”, para nosotros los tereseños.

* Pero un desarrollo socioeconómico no bastará para que los logros socialistas se solidifiquen en la comunidad. Es imperativo un desarrollo cultural que sirva para crear el sentido de pertenencia, el sentimiento de matria. La valorización de la historia local es principal herramienta para este desarrollo cultural. “La revolución es, tiene que ser, un hecho cultural” argumentaba inequívocamente Chávez.

* Las ruinas de la Hacienda Las Monjas juegan un papel preponderante. Constituyen el principal potencial de desarrollo agro-turístico e histórico-cultural, todo en uno, de la urbanización Mopia y su “hija”, la urbanización La Morena, así como del Municipio todo.

* Un gran proyecto debe desarrollarse, desde las entrañas de la misma comunidad, en que estas ruinas sean convertidas en un lugar de atracción cultural e histórico, que muestre a todos los pobladores y visitantes, propios y foráneos, la historia de este lugar, de lo que fue su belleza arquitectónica, de lo que su vida apacible, así conocer su historia en sus tres períodos: colonial, siglo XIX y siglo XX. Incluso, una película venezolana llegó a tener escenas filmadas allí.

Centro de Diagnóstico Integral de Mopia Foto de Leonardo Delgado, año 2013Centro de Diagnóstico Integral de Mopia Foto de Leonardo Delgado, año 2013.

* A su vez, para mantener las ruinas como un recinto cultural autosustentable y autogestionario, que le garantice un éxito sostenido en el tiempo, la comunidad debe desarrollarse agrariamente y económicamente, de manera responsable, organizada y ecológica. Impulsar una Empresa de Producción Social, dedicada al abastecimiento, mantenimiento, cuidado, desarrollo y perdurabilidad, puede ser la clave. Y por supuesto, esto también debe salir de las entrañas del poder popular.

* Pero no seamos mezquinos. Mientras más manos, mejor asidos estarán los logros. La Hacienda Las Monjas están en el territorio del sector Mopia-La Morena, pero de otras comunidades vecinas, hacia el sur, sólo la separa el río Guaire. Por ahí están los barrios La Premex, El Hoyito y la urbanización Ciudad Lozada, entre otras comunidades. Si todas esas comunidades se organizan, se unen, y se responsabilizan, podrán hacer algo grande y remarcable.

* Además de todo, es bien sabido que mafias y delincuentes han hecho de las suyas en Las Monjas. Para ello, es obligatorio contar con fuerzas públicas como el ejército, guardia nacional, milicia, policía, etc. Igualmente, Corpoelec deberá apoyar un alumbrado público de gran inversión, que podría instalarse conjuntamente con una avenida de entrada a la Hacienda, con puestos comerciales de la misma comunidad, como especie de mercado artesanal popular, que comercie cosas alusivas a la historia y cultura tuyera, tereseña y mopiense.

* En síntesis, es menester una gran voluntad política, tanto de las autoridades municipales, como coordinaciones parroquiales y vocerías comunales. El apoyo del gobierno nacional y estadal será de suma importancia también para el éxito del sueño que persiguen los colectivos de ese sector, tales como MopiActiva, la Brigada Ecológica de Mopia, la Fundación Tuyeros, Danzas Vencol, la Casa Cultural Carmen Cedeño, entre otras organizaciones culturales populares que hacen vida allí y que pueden impulsar, juntos, unidos y con consciencia revolucionaria, de la mano con los consejos comunales, lo que podría ser uno de los principales atractivos turísticos del Estado Miranda, por su gran potencial cultural, agrario, histórico, geográfico y social. La historia nos convoca, como siempre, y nos apunta con el dedo.

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER