Archivo de la etiqueta: calles

La Industrialización del Municipio Independencia

Por: Jesús Silva Yrazabal

      Santa Teresa del Tuy ha contado con tierras y llanas que permitieron el cultivo de la caña de azúcar procesada en su primera industria el ingenio Mopia que surgió en el siglo 19 y a partir de 1918 hasta la década del sesenta perteneció a la familia Mibelli.

      Entre 1958 y 1969 eran muy pocas las industrias situadas alrededor de Santa Teresa: Triplex, dedicada al contraenchapado, Acetra dedicada al acero transformado en piezas mecánicas y autopartes, la Metalúrgica en Paraíso del Tuy, el FrigoríficoEtiqueta de los sacos de 50 kilos de ázucar del ingenio Mopia, Santa Teresa del Tuy. (hoy Frituy) situado en el límite de lo que son hoy los municipios Independencia, Paz Castillo y Cristóbal Rojas.

  “Paraíso del Tuy” se desarrolló alrededor de 1954 con uso agro residencial, y luego llegando al año de 1975 con varias industrias instaladas, alrededor del año antes señalado empezó a tener en algunos sectores uso industrial.
      Por otra parte van surgiendo en el Distrito Independencia constituido en 1967 urbanizaciones industriales como “El Cujial”, “Dos Lagunas”, “ La Triplex”, “Deltuca” y “Mopia Industrial” pero no solo se van desarrollando urbanizaciones industriales, también la industria de la construcción se estaba desarrollando con planes de viviendas desde 1967 con las urbanizaciones “El Habanero” y “Las Flores”, “Ciudad Losada” en 1973, luego “Independencia”; a finales de la década de 1970 y comienzos de los 80`s crecieron los edificios multifamiliares alrededor y próximos de la plaza Bolívar tereseña: “Pasaje Independencia”, “Centro Ayacucho”, “Santa Teresa”, “Residencias Azules”.

       Las Cifras del desaparecido Mindur dan cuenta de la actividad económica entre 1981-1988, especificando al inicio del periodo 3.078 personas en la actividad industrial y 5.799 al finalizar el periodo, así como 1.970 personas dedicadas al comercio al comienzo de período y 4.772 al final y en la construcción 1.227 dedicadas a la construcción al inicio de dicho periodo y 3.594 al final de 1988.

Calle principal de la zona industrial El Cujial,  Santa Teresa del Tuy.Calle principal de la zona industrial El Cujial, Santa Teresa del Tuy.

     El desarrollo de las industrias en el municipio Independencia dio lugar a la creación de la Cámara de Comerciantes e Industriales. En los últimos 20 años el crecimiento industrial no ha seguido el ritmo acelerado de las décadas de 1970 y 1980, pero no se ha detenido y continuamos siendo un municipio comercial, industrial y de servicio, con un constante incremento de la economía informal que ocupa las principales calles de la ciudad de Santa Teresa del Tuy y algunos sectores de la parroquia del mismo nombre, así mismo el crecimiento comercial se ha ido extendiendo a la nueva parroquia de Cartanal precisamente en el centro de la urbanización que da su nombre.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Crónicas de mi pueblo

La Escapada

Por: Edgar Rivero

     Tendría 12 años cuando mis padres partieron al Edo. Táchira de viaje, mi padre era ese tipo de persona muy estricta y sobre protectora y por lo tanto eran muy pocos los permisos que me otorgaba, solía yo ver a mi primo jugar en la calle y de regreso a la casa me relataba sus aventuras, un día me contó sobre cómo fue a pescar a la montaña con los amigos de la cuadra, yo lo escuchaba con esa envidia pasmosa que suelen tener los jóvenes “sometidos” y me invitó para la próxima aventura, la pregunta era ¿Cómo iba a salir sin el permiso de mi padre?

Selva Tropical, imagen tomada de www.bloglemu.blogspot.comSelva Tropical
imagen tomada de http://www.bloglemu.blogspot.com

     Aprovechando la ausencia de ambos, resolví aventurarme con mi primo y nuestros compañeros, ya que mis padres regresaban el Domingo por la noche, decidimos partir el Sábado hacia la quebrada “El Negro”, muy temprano nos despertamos, preparamos todo para la pesca y partimos, confieso que tenía cierta congoja porque era la primera vez que salía de mi hogar sin permiso, nos fuimos a pie desde el centro de Santa Teresa del Tuy, y surcando calles y avenidas nos detuvimos a comprar pan en la Avenida Lamas, luego cruzando el puente que va hacia Altagracia de Orituco nos desviamos a la derecha y un poco antes de llegar al parque “Quebrada de Agua” , ingresamos a la montaña por un caminíto improvisado.

     Guatopo nos mostraba sus encantos y nos daba su bienvenida entre esa vegetación exuberante que siempre suele tener, se abría ante mí una belleza inimaginable y sentía una agradable libertad, por así decirlo, un poco después llegamos a la quebrada e íbamos caminando por sus orillas, el agua era cristalina y se podía ver entre sus corrientes los peces, las pobres sardinas que íbamos a pescar.

      Novato al fin, poco a poco me fui adaptando a la pesca y lo que pescábamos lo metíamos en una lata de leche “La Campiña”, de vez en cuando veíamos a algún campesino que salía de los muchos parajes que tiene el parque nacional y cada vez nos adentrábamos más arriba donde la quebrada era más virgen, nos metíamos en los pozos, movíamos las piedras, divisamos bagres de río, cangrejos, tortugas y toda clase de aves.

     Ya de tarde nos disponíamos volver al pueblo bajando nuevamente por la quebrada por donde habíamos llegado, despidiéndonos de sus aguas, y con el premio de la aventura entre los brazos: la lata de leche con las sardinas. El cielo se torno obscuro y las gotas no se hicieron esperar, empezaron a caer duramente contra la tierra y contra nuestra humanidad, llovía torrencialmente y el caudal de la quebrada empezó a elevarse y sus aguas antes claras tomaron un color marrón y de repente para asombro de nosotros entre la turbia agua salió un pez grande con muchos matices de colores, muy bello, nos miramos las caras de sorpresa y se escucho de alguien decir: ¡es el encanto de la quebrada!. Y sin más que decir, arrancamos a correr vertiente abajo, la montaña parecía querer tragarnos entre su espesura y entre la carrera, la lata llena de sardinas se nos cayó en algún pozo, y nuestras victimas escaparon felices entre la corriente.

      Al fin, la salida, la carretera, el pueblo, el cansancio, sin las sardinas pero con la alegría de vivir una aventura inédita, ¿y el encantado? ¡Sabrá Dios compañero!

Deja un comentario

Archivado bajo Anécdotas del Tuy

DOSSIER 6.1: La Masacre de Ocumare del Tuy, 1814 año sangriento

Por: Iván López Calero.

Revista Matria Nº 6.

Imagen tomada de la portada del libro, Guerra de Exterminio ... aquellos años sangrientos, año 2003Imagen tomada de la portada del libro, Guerra de Exterminio … aquellos años sangrientos, año 2003.

       El presente artículo es una crónica sobre los hechos acaecidos en el pueblo de OCUMARE DEL TUY entre los meses de Febrero y Marzo del año 1814, para ello se tomó información de la Gaceta de Caracas, publicada en esos días, se citan algunos partes de guerra y se hace una revisión de la bibliografía referente a esos sucesos de escritores posteriores a la época, esto con la finalidad de mostrar un hecho sucedido en el Tuy exponiendo los eventos uno a uno tal cual se sucedieron, de forma sencilla y resumida con la finalidad de brindar una herramienta pedagógica al alcance de los docentes y estudiantes para la comprensión de ese hecho histórico.

      Como consecuencia de la pérdida de la Primera República en el año de 1812 Domingo de Monteverde y sus lugartenientes restablecen la monarquía española en Venezuela, y a manera de ejemplarizar o tal vez de odio por la osadía del pueblo de Venezuela al darse su justa libertad, lo realizan a través de la violencia y la barbarie, esto camuflado en las lides de la guerra al principio, donde el asesinato de ancianos y niños, la violación a la mujer, el saqueo y el decomiso de los bienes inmuebles estaban a la orden del día y luego de restablecido el poder español con las persecuciones, juicios, condenas a presidio y ajusticiamientos a diestra y siniestra, creando así el clima de lo que luego hemos denominado los años de la Guerra a Muerte (1812 1815).

     A raíz de estos hechos y después de iniciada la Campaña Admirable, el Libertador dicta, el 15 de junio de 1813 en horas de la madrugada, la famosa proclama de Guerra a Muerte. Este decreto fue la respuesta de Simón Bolívar ante los numerosos crímenes perpetrados por los jefes realistas, principalmente Domingo de Monteverde. En una primera instancia ésta manifestación fue considerada por Bolívar como ley fundamental, que luego ampliaría y ratificaría en el cuartel general de Puerto Cabello, mediante la proclama del 6 de septiembre del mismo año 1813, acto que según algunos historiadores puede ser considerado como un Segundo Decreto de Guerra a Muerte.

Firma del decreto de Guerra a Muerte por el Libetador Simón Bolívar en Trujillo, año 1813, imagen tomada de Tucuy.wordpress.comFirma del decreto de Guerra a Muerte por el Libetador Simón Bolívar en Trujillo, año 1813, imagen tomada de Tucuy.wordpress.com

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER