Archivo de la etiqueta: américa

El loco de la hacienda: de José Rafael Cisneros

Libros recomendados

Corpus Christi (en latín, “Cuerpo de Cristo”) o Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, antes llamada Corpus Domini (“Cuerpo del Señor”), es una fiesta de la Iglesia católica destinada a celebrar la Eucaristía. Su principal finalidad es proclamar y aumentar la fe de los católicos en la presencia real de Jesucristo en el Santísimo Sacramento.

Esta fiesta surgió en la Edad Media, cuando en 1208 la religiosa Juliana de Cornillon promueve la idea de celebrar una festividad en honor al cuerpo y la sangre de Cristo presente en la Eucaristía. Así, se celebra por primera vez en 1246 en la Diócesis de Lieja (Bélgica).

Es desde allí que es llevada a Italia primero y luego al resto de los países europeo, siendo entonces que con la colonización de América se extiende por el continente al imponerse la religión Católica a los diversos países que se fueron constituyendo.

Pulse acá para descargar el libro El loco de la hacienda de José Rafael Cisneros

Así en el Loco de la Hacienda de José Rafael Cisneros encontramos plasmada una de las tantas creencias e hipótesis de los pobladores del pueblo de San Francisco de Yare, en el Estado Miranda, de como surgió la tradición y la celebración del día de Corpus Christi en ese lugar. Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Misceláneas

La festividad del 12 de octubre: Invención, reproducción y cambio

Por: Arturo Lev Álvarez

         Despertando de un sueño dogmático como diría Kant (aunque esperamos haber despertado hace tiempo y seguir despertando siempre de ciertos letargos), el presente 12 de octubre de 2014, no se pone en duda si fue o no Colón quien llego a lo que hoy es América para dar inicio a un proceso, primero mercantilista y luego de conquista y colonización, ya que esa duda supone la admisión de la idea de que lo que conocemos por América fue descubierta (tesis de Edmundo O’Gorman en “La invención de América”, de que lo que nace no es un descubrimiento sino toda una construcción o invención de algo llamado América, y acuñamos nosotros, haciendo progreso sobre los escombros del oprimido como lo piensa Walter Benjamín, haciendo notar que O’Gorman tiene una tesis eurocentrista, y por eso la acotación nuestra).

         Efectivamente, Colón viajó, exploró y falleció creyendo que había llegado a las Indias, detrás de su expedición hay toda una historia de proyectos e invenciones que dan con tal viaje que no fue el de descubrir un nuevo continente, por cierto, ya con territorios poblados, con cultura autóctona, originaria, con creencias y valores propios. Se parte entonces de que Colón ejecuto un acto muy diferente a lo que se impuso en las prácticas escolares, en las cuales se nos enseñaba como “día de la raza” en América para conmemorar el “descubrimiento de América” por aquello de unir en una festividad la unión de España y América (o Iberoamérica como nos llaman).

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Nuestra América

DOSSIER 8.6: Insurgencia Estudiantil Tuyera

Anécdota por Jesús “Chuo” García.

El pueblo es una escopeta a punto de disparar
Alí Primera

De niño al salir de la escuela cuando iba camino a casa siempre me llamó la atención entre la algarabía y las carreras, observar una pinta sobre un muro donde se leía “un ser sin estudios es un policía”. Con el paso del tiempo tomarían fuerzas esas palabras entre mis reflexiones y mi accionar a fuerza de vida.

Por el año 92 me hice militante de la UJR, Unión de Jóvenes Revolucionarios, en medio de una Venezuela convulsionada seguida del sacudón histórico del Caracazo (1989), apenas salíamos de la clandestinidad dado a que recientemente se desmovilizaba el último frente guerrillero en el país, el FAS, Frente Américo Silva. Nuestra consigna para ese entonces era “el frente se desmoviliza más no se pacifica” los intentos de golpes y las medidas hambreadoras impuestas por el gobierno no dejaban otro camino que la lucha de calle, nuevas consignas hacían hablar las paredes “se acercan tiempos de revolución”, “rescatemos la patria del caos” y otra “muere un estudiante nacen mil combatientes”.

Los años noventa fueron una década marcada por la persecución y la muerte en un inútil intento por callar la voz rebelde del movimiento estudiantil. Era común el allanamiento y la búsqueda de la concha (lugar donde esconderse), dejar la diversión característica de esta edad y cambiar hasta de nombre, la adrenalina se sentía en los jueves revolucionarios en la Universidad Central de Venezuela, ocultar el rostro bajo la capucha, la pinta de murales durante la noche, la Coordinadora Regional Estudiantil de Educación Simón Bolívar, se buscaban formas de organización que siempre llevaban a la acción de calle como demostración de fuerza y descontento ante el gobierno asesino de turno. Cada caído era una puñalada que alimentaba la rabia combativa de quienes creíamos en un cambio de rumbo para la historia del país, Jessica Díaz, Belinda Álvarez, Yarwin Capote, Richard López entre otros; engrosaban la amarga lista de más de cincuenta estudiantes asesinados y desaparecidos en la pseudo democracia que malvivíamos para ese entonces.

Con el pasar del tiempo aquella imagen que guarde de niño de aquel muro y aquella consigna, se convirtieron en una realidad vivida en carne propia. Por el año 96 no cesaba la represión y la cacería por parte de los aparatos represivos del Estado, por ese mismo tiempo se me detuvo en mi pueblo, Ocumare del Tuy; ese día había una manifestación en la cual no participaba ya que hacía poco que salía de la escuela de artes, y mis funciones políticas se limitaban a la propaganda y al accionar cultural. Fui detenido de manera sorpresiva por la policía del Estado Miranda (Brigada Especial) sometido a largas horas de interrogatorio y tortura, gas lacrimógeno sobre el rostro y la cabeza sumergida en una poceta, así como los golpes propinados por los “valientes funcionarios” quienes se despojaron del uniforme, un paseo por diferentes espacios desolados y la constante amenaza de muerte y desaparición. Me trasladaron al comando de la DISIP, policía política para ese entonces con recurrentes amenazas sobre un traslado al (DIM) Departamento de Inteligencia Militar, hecho que no se concreto dado a que familiares y compañeros se enteraron de mi detención y accionaron con sectores de derechos humanos y otros contactos.

Con el paso del tiempo no abandone la lucha y siempre hice de ella un bastión para mi poesía. En el año 2011 comencé a facilitar procesos de aprendizajes en la UNES, Universidad Nacional Experimental de la Seguridad, como cosa irónica en el Helicoide lo que fue la sede principal de la antigua DISIP el mismo espacio que visité en esa amarga época. En cuatro años como docente en esa casa de estudio siempre dejé para la reflexión lo que representó aquella pinta y lo que representa hoy formar un nuevo modelo policial.

Hoy, cuando vemos en nuestro país el renacer de unas protestas estudiantiles, ataviados con equipos y sofisticada parafernalia, extraviados en el show mediático y en una agenda política que dictan otros intereses, reivindico las acciones de calle genuina de mis compañeros de lucha, la misma que acompaña hoy al fragor de la revolución los pueblos de nuestra América, y desde aquí desde el Valle del Tuy nos hacemos testigos y participes de esa memoria colectiva.

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER

Originarios y revolución en el siglo XIX

Por: Julian Lautaro. @julianlautaro

     Previo a la conquista, macroetnias como la azteca y la inca, habían dominado a etnias menores. Éstas vieron como aliadas a las espadas conquistadoras, que las aprovecharon para vencer. Considerando a todos los originarios como bárbaros, “incultos e inhumanos”, los Cortés y los Pizarro los subyugaron o exterminaron. El Vaticano otorgó el “Nuevo Mundo” a los reyes españoles (bula Inter coetera, 1493) y todos los diezmos recolectados en él a cambio de que la Corona financiara todos los costos para evangelizar a los indígenas (bula Eximiae Devotionis Sinceritas, 1501).

     El brutal saqueo minero acrecentó la primaria acumulación de capital en Europa, sólo “entre el año 1503 y 1660 llegaron a San Lucas de Barrameda 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata provenientes de América”, sin incluir el cuantioso contrabando (1). Potosí sangró ese yugo. De 70 millones de indígenas, tras un siglo y medio de colonización sólo quedaban 3,5 millones (2). La trata de esclavos traería nueva mano de obra. Incluso las pestes llegadas de Europa mataron a millones, más que la inhumana explotación y masacres. Bolívar en la Carta de Jamaica denunció que se cometieron “los actos más horrorosos de un frenesí sanguinario, (…) nada ahorran los españoles con tal que logren someter a los que han tenido la desgracia de nacer en este suelo”.

Pizarro y Atahualpa en una ilustración de la Nueva crónica y buen gobierno, obra de Felipe Guamán Poma de AyalaLa Conquista, Pizarro y Atahualpa en una ilustración realizada por Felipe Guamán Poma de Ayala para su obra “Nueva coronica y buen gobierno”, realizada entre los años de 1600 a 1615.

     El fray Bartolomé de las Casas denunciaría que los indios preferían ir al infierno para no encontrarse con los cristianos (3) La conquista agregó instrucción a la mera coacción. En 1537 el Papa “ascendió” a los indígenas de animales a hombres, susceptibles de ser convertidos a la fe (bula Sublimis Deus). “Si los indios tenían alma o no” fue una ardua discusión de 14 años. En 1542, las “Reglamentaciones de protección al indígena” los declararon súbditos de Castilla en “condición de minoridad”. Puestos bajo la tutela del encomendero, en los hechos fueron sometidos a una esclavitud no reconocida como tal, que no modificó la figura del corregidor, creada en 1565.

Fray Bartolomé de Las Casas, protector de los originarios Americanos, Sevilla 1484 - Madrid 1566Fray Bartolomé de Las Casas, protector de los originarios Americanos, Sevilla 1484 – Madrid 1566.

     La expansión del catolicismo se implementó colonizando las almas. Destrucción de templos y simbologías autóctonas, férreo adoctrinamiento religioso, la Inquisición para los “infieles”. Afros e indígenas sincretizaron la fé impuesta con sus propios panteones politeístas.

     Ante el crecimiento del mestizaje, durante el S.XVII se impuso un racista sistema de castas cerrado y hereditario, basado en la “limpieza de sangre”. Otorgaba derechos y obligaciones a perpetuidad, el ascenso social dependía del grado de “blancura”. La base de la pirámide eran las esclavizadas poblaciones africanas.

     Para el dominio político, plantea Sartre que:

“la élite europea se dedicó a fabricar una élite indígena; se seleccionaron adolescentes, se les marcó en la frente, con hierro candente, los principios de la cultura occidental, (…) tras una breve estancia en la metrópoli se les regresaba a su país, falsificados” (4). Estudiando al Perú, Lewin sostiene que “a pesar de la degradación social de los indios”y “debido a su importancia para ´el buen gobierno´ y el hecho de ser imprescindible su intervención en el manejo administrativo”, el curaca gozó de “ciertas prerrogativas que no sólo lo ubicaban al margen de la casta indígena, sino también de las castas en general, en una peligrosa y ambigua situación intermedia.” (5)

     A esta nobleza indígena se le reconocían sus títulos y beneficios, y fue intermediaria entre la élite dominante y las mayorías dominadas de su propia etnia. El sistema de gobierno fue de dos repúblicas separadas jurídica, económica, social y geográficamente, la de españoles y la de indios (6), que funcionaban como autonomías tuteladas, marginadas políticamente. Esto se mantuvo incluso con las Reformas Borbónicas del S. XVIII. Entró en crisis con el agotamiento del régimen monárquico.

     Esas reformas centralizaron el imperio en el rey. Acotaron el poder de la Iglesia, modificaron el comercio y también aumentaron la presión impositiva, atizando las tensiones sociales. En 1780 y 1781 y tras casi tres siglos de resistencia y rebeliones indígenas y esclavas, las insurrecciones andinas de Túpac Amarú y Túpac Katari estremecieron al continente. Con la colaboración de “indios fieles” al rey, fueron cruelmente aplastadas. La amenaza al poder colonial fue tal que el miedo al indígena se hizo carne en las élites, relegando la mirada tutelar.
Casi 30 años después, las élites criollas lucharán por más poder, los revolucionarios buscarán a los indígenas por la Patria Grande.

Tupac Amaru II, último Sapa Inca, líder revolucionario, Canas, Perú 1738 - Cuzco 1781Tupac Amaru II, último Sapa Inca, líder revolucionario, Canas, Perú 1738 – Cuzco 1781.

Notas:

(1) Hamilton, Earl J. American Treasure and the Price Revolution in Spain (1501-1650), Massachusetts, 1934. En Galeano, Eduardo. Las venas abiertas de América Latina, Catálogos, Bs. As., 2004 (1ª ed. 1984), pág. 40.
(2) Ribero, Darcy. Las Américas y la civilización, tomo I: La civilización occidental y nosotros. Los pueblos testimonio. Bs. As. 1969. En Galeano, ob.cit., pág. 59
(3) Galeano, ob. Cit., pág. 62
(4) Sartre, J.P. prefacio a Los condenados de la Tierra de Franz Fanon, Último Recurso, Rosario. 2006. pág. 5.
(5) Lewin, Boleslao. Túpac Amarú. Bibliot. Virtual Omegalfa, 2010 (1ª ed. 1943), pág. 8
(6) Levaggi, Abelardo. “República de Indios y República de Españoles en los Reinos de Indias”, Revista de estudios histórico-jurídicos Nº 23, Valparaíso, 2001.

Deja un comentario

Archivado bajo Otras Matrias, Otras Historias

La Cruz de Mayo

Por: Iván López Calero

Revista Matria Nº 6

     El Velorio de Cruz o fiesta de la Cruz de Mayo fue traída a la América y en especial a Venezuela por los sacerdotes y conquistadores españoles, quienes conmemoraban el 3 de mayo, el hallazgo en el año 324, que realizó Elena (Santa Elena), madre del emperador Constantino, de la cruz donde murió Cristo, coincidiendo con esta celebración los pobladores de este continente, realizaban rituales para festejar la llegada de la primavera o de las lluvias y a su vez el inicio del período de siembra.

La Cruz de Mayo en Centro de Arte La Estancia, foto de Gizet GonzálezLa Cruz de Mayo en Centro de Arte La Estancia, foto de Gizet González Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Festividades Tuyeras

DOSSIER 5.1: Contamos con la Matria

Por: Diana Ovalles Márquez 

     Hoy tenemos patria, repiten a diario los ecos mediáticos que nos traen la voz de Chávez en su última alocución, cuando pidió “desde su corazón”, no extraviar el proyecto político de la segunda independencia: “Hoy tenemos la patria más viva que nunca, ardiendo en llama sagrada, en fuego sagrado”, dijo. Pero ¿Qué es la patria?

     El mensaje sin destino de Mario Briceño Iragorry nos hablaba de su angustia por la patria, porque “nuestro empeño de olvidar y de improvisar ha sido la causa primordial de que el país no haya logrado la madurez que reclaman los pueblos para sentirse señores de sí mismos. ¿No nos quejamos diariamente de la falta de responsabilidad con que obran quienes asumen cargos directivos sin poseer la idoneidad requerida?”, afirmaba el autor trujillano hace más de medio siglo. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER