Archivo de la categoría: Nuestra América

La revolución mexicana. Transformación y legado del estado mexicano moderno

Por: Antonio Delgado

     La revolución mexicana fue un tumultuoso y peculiar movimiento político y social que sacudió los cimientos de la sociedad azteca. Dicho acontecimiento, que se remontaba a varios siglos de incubación, encontró en la postrimería del siglo XIX y en los albores del siglo XX el momento preciso para su estallido. México fue escenario de un inédito cambio político, económico y social, que sin duda, influyó sobremanera en la transformación del Estado y por ende, marcó un hito en la historia mundial en general, y de América Latina en particular. A su vez, la revolución mexicana puede catalogarse como un hecho trascendental latinoamericano por las características que adquirió y dado también por la situación en la que se encontraba México en comparación con el resto de los países latinoamericanos.

    Durante la primera década del siglo XX, México presentaba una situación muy distinta a la de los demás países de la región, sobre todo, los ubicados en Centroamérica y en los Andes: un gobierno dictatorial, una muy desequilibrada distribución de la propiedad territorial agraria, y un notable crecimiento económico que contribuyó al desarrollo urbanístico e industrial de la nación con la consecuente aparición de una incipiente clase media y proletaria. La combinación de estos tres elementos, hizo de México, un país con condiciones explosivas revolucionarias.

francisco-pancho-villa-y-sus-dorados-imagen-tomada-de-wikimedia-commons

Francisco (Pancho) Villa y sus Dorados, imagen tomada de Wikimedia Commons.

I. La crisis del porfiriato. Genuflexión hacia los inversionistas extranjeros y mano dura hacia los connacionales.

     Porfirio Díaz nacido en 1830, tomó el poder a raíz del triunfo de la Rebelión de Tuxtepec en 1876, y su prolongado régimen se extendió hasta 1910. La primera etapa de su gobierno estuvo definida por un período de ascenso y consolidación en el poder (1876-1890), en el que imperó el lema de “orden y progreso”, se apoyó en el sector militar y logró la pacificación del país y el control del ejército, con lo que se obtuvo cierta estabilidad política, a través de prácticas conciliatorias e incluyentes, aunque también acudió a la represión de sus enemigos y adversarios. En el ámbito internacional contó con el reconocimiento del gobierno estadounidense y se restablecieron las relaciones diplomáticas con Francia e Inglaterra. La segunda etapa (1890-1904), se distinguió por el perfeccionamiento del control político, apoyado por sus partidarios “científicos” y “reyistas” y un destacado crecimiento económico: saneamiento de la hacienda pública, reducción de gastos militares, renegociación de la deuda externa, modernización de los códigos minero y comercial, creación de bancos modernos y tendido de vías ferroviarias, líneas telefónicas y telegráficas. Arribaron al país inversiones extranjeras norteamericanas y europeas, obras de infraestructura y se modernizó la agricultura y los cultivos de exportación. Fue un período definido con el lema “poca política y mucha administración”. Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Nuestra América

El bicentenario Nuestroamericano

Por: Arturo Lev Álvarez

     Este siglo XXI nos ha traído la celebración y conmemoración del bicentenario independentista. Son 200 años en los cuales los pueblos nuestroamericanos han experimentado transformaciones políticas, económicas y sociales. Los pueblos han pagado alto el costo de ser independientes, ya que, nuevas formas de dominación se originaron, y la mejor estrategia desde los imperios fue dividirlos. Las pugnas internas por el poder entre oligarquías terratenientes y caudillos despiadados causaron un entreguismo a imperios como Estados Unidos o Gran Bretaña, sumiendo a sus pueblos en guerras. Los de abajo aún reclaman la independencia en pleno siglo XXI. Hay un compromiso de construir en un proyecto colectivo la “Patria Grande”, nuestramericana, con independencia tecnológica, cultural, económica y política en un mundo globalizado y cambiante constantemente.

Tupac Katari imagen tomada de www.executedtoday.comTupac Katari imagen tomada de http://www.executedtoday.com

     En 1810 se inician en varios territorios súbditos de España en América, movimientos emancipadores que motivan, además, la búsqueda de una identidad, primero nacional y luego regional tras largos años de dominación, pero reconociendo que en un primer lugar son emancipaciones dirigidas por una élite criolla-terrateniente que pretendía la independencia del monopolio comercial ejercido por los españoles, y que los pueblos, luego, participarían buscando la libertad e igualdad, la tan ansiada justicia social. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Nuestra América

La triple alianza contra el Paraguay (o la destrucción de una política de desarrollo independiente)

Por: Antonio Delgado

Aislamiento y desarrollo económico autónomo y sostenido.

     Hasta su destrucción en 1870, como consecuencia de la coalición bélica entre Argentina, Uruguay y Brasil, el Paraguay venía proyectándose como la experiencia económica latinoamericana, en la que el capital internacional no había puesto sus manos. El largo y férreo gobierno de Gaspar Rodríguez de Francia (1814-1840), condujo a la nación guaraní a un desarrollo agrícola y manufacturero independiente, razón por la cual mantuvo al Paraguay en un aislamiento con el mundo exterior. Esta política fue secundada por sus sucesores Carlos Antonio López y su hijo Francisco Solano, quienes concibieron una apertura económica, pero manteniendo un estricto control sobre la navegación fluvial, aunada a la explotación de la yerba mate, el tabaco, la fundición de hierro y la creación de una flota mercante. Eran los signos de un país que en el siglo XIX, marchaba hacia la prosperidad nacional.

De la injerencia europea a las hostilidades de los vecinos.

     La política nacionalista y proteccionista paraguaya no agradó a Inglaterra, potencia que esperaba la apertura plena del país al mercado internacional. Brasil, aliado de Inglaterra, también manifestaba disgusto por la política nacionalista paraguaya sobre la navegación fluvial. La estrecha colaboración anglo-carioca constituía la principal amenaza para los intereses paraguayos; esta se agudizó con la crisis política del Uruguay en 1865, que terminó con el derrocamiento de Anastasio Aguirre (blancos) (aliado de López), y el ascenso al poder de Venancio Flores, apoyado por la intervención militar brasileña en la provincia oriental. Solano López preparó una contraofensiva militar en apoyo al Uruguay; para lograrlo, solicitó permiso al gobierno argentino de Bartolomé Mitre para cruzar la provincia argentina de Corrientes. Mitre, además de negar la solicitud paraguaya, movilizó tropas contra Solano López. De esta manera, se levantaba contra el Paraguay una poderosa alianza argentino-brasilera, a la que se unió Uruguay gobernada desde 1865 por Venancio Flores (colorados) y financiada por las potencias europeas Inglaterra y Francia.

Caricatura paraguaya en la que se denuncia la triple alianza formada por Brasil, tomada de Independencia 200 número 55.

coalición bélicaLas consecuencias para el Paraguay.

     La guerra de la Triple Alianza, que comenzó a finales de 1864 y culminó en 1870, trajo una crisis demográfica para el Paraguay que rayó en un genocidio: antes de la guerra, Paraguay contaba con 1.525.000 habitantes y después del conflicto se ubicó en unos 221.000, de los cuales solo 28.000 eran hombres. El país perdió casi toda su población adulta masculina. La nación guaraní también perdió parte de su territorio y fue obligada a pagar una indemnización de guerra que ascendió en 3.220.000 libras esterlinas.

Fuentes consultadas:
HALPERIN DONGHI, Tulio, Historia contemporánea de América Latina. Madrid, Editorial Alianza, 3a Edición, 1972.
GALEANO, E, Las venas abiertas de América Latina. Madrid, Editorial Siglo XXI, 16a Edición, 2000.
BOERSNER, D, Relaciones internacionales de América Latina. Breve historia. Caracas, Editorial Nueva Sociedad, 5a Edición, 1996.
INDEPENDENCIA 200. Ediciones del Ministerio del Poder Popular para la Cultura.

Deja un comentario

Archivado bajo Nuestra América

Encuentro con la antropología y la historia prehispánica de mesoamérica.

Por: Jesús Silva Yrazabal.

     Hay lugares que no se pueden dejar de conocer al llegar a un país: Panamá y su canal inter-oceánico, en Florida la Nasa, o en México el Museo de Antropología, donde encontramos probablemente el monolito más antiguo que se conserva de la cultura prehispánica de América, la Piedra del Sol o Calendario Azteca. El Museo Nacional de Antropología de México es una obra magistral que no sólo aporta conocimientos sobre la cultura mexicana, sino que orienta en el conocimiento de las culturas de nuestra América indígena.
     En un recorrido de 12 salas pasamos de paleontología, estudio de la vida prehistórica animal y vegetal mediante el análisis de restos fósiles, a la arqueología donde mediante los restos materiales hacemos la reconstrucción de la vida de los pueblos antiguos, hasta llegar a la antropología, donde vemos al ser humano en su perspectiva biológica, social y humanista.
     Como institución debidamente organizada iniciamos nuestro recorrido por la sala de introducción a la antropología, mediante reproducciones se puede observar la evolución de la vida en la Tierra, desde los primeros seres que vivieron en el mar hasta el hombre moderno con sus características físicas.
     El poblamiento de América, mayoritariamente procedente del norte y noroeste de Asia y en menor grado de Oceanía y África, se muestra en la sala correspondiente junto a instrumentos de piedra de cazadores prehistóricos.
     El preclásico en el Altiplano Central Mexicano muestra el desarrollo y florecimiento de las sociedades agrícolas mediante el uso del maíz y otros vegetales entre 2500 a 100 a.C.

Profesor Jesús Silva en la Sala Méxica, al fondo el calendario solar. año 2012 Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Nuestra América

La hora americana: La Reforma Universitaria de Córdoba, 1918

Por: Antonio José Delgado González.

     La reforma universitaria de Córdoba, fue el movimiento estudiantil que inspiró, en cierto modo, las luchas estudiantiles universitarias en toda Latinoamérica a lo largo del siglo XX. Surgió en el seno de la Universidad de Córdoba (Argentina). El movimiento que se levantó el 28 de junio de 1918, fue la expresión del descontento estudiantil, ante una institución académica decadente, inmoral y un sistema anacrónico y elitista, dominado por la influencia clerical de los Jesuitas.

Detalle de la Gaceta de Universitaria, 21 de Junio de 1918, Cordoba, Argentina.

Una juventud en trance heroico.

      Desde marzo de 1917, el movimiento estudiantil expresaba su descontento ante un cúmulo de peticiones y exigencias acerca de la necesidad urgente de modernizar la universidad. Los reclamos no fueron atendidos y en marzo de 1918, fue convocada una huelga general, que trajo como consecuencia el cierre de la universidad y la intervención del gobierno en la casa de estudios. Una vez, consumada la intervención, las autoridades llamaron a elecciones el 15 de junio de 1918, cuyos resultados fueron desconocidos por los estudiantes. Ante los hechos, y por la intransigencia de las autoridades rectorales se dio a conocer ante la opinión pública el “Manifiesto Liminar” que aún conserva el espíritu libertario universitario, que se propagó por Latinoamérica. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Nuestra América

68 años de la participación de Brasil en la 2da Guerra Mundial

Por: Antonio Delgado

brasil-segunda-guerra-mundial

              Brasil en la 2da Guerra Mundial.

La diplomacia brasileña durante la Segunda Guerra Mundial
Este próximo 2 de mayo del año en curso se conmemora el 68 aniversario de la gesta militar carioca, que junto a las potencias aliadas contribuyó a la derrota de la Alemania nazi. Para aquellos años en Brasil imperaba el Estado Novo (1937-1945) gobernado por Getulio Vargas y la coalición del sindicalismo, las fuerzas armadas y la burguesía. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Nuestra América