De aviones, juegos y aparecidos

Por: Edgar Rivero

El primer vuelo en Caracas, Fotografía de Jesús María Chirinos, año 1912. imagen tomada de El Cojo Ilustrado.

      De niño solía avistar los aviones que sobre volaban los cielos de mi pueblo, Santa Teresa del Tuy, era una de mis grandes distracciones de chico (aún no he perdido esa distracción), los observaba con mucha atención, sobre todo las avionetas que hacían piruetas, incluso hasta llegué a ver biplanos, esas aeronaves que me recordaban mucho a las historias de la 1ra Guerra Mundial donde sobresalía el famoso Barón Rojo (Manfred Von Richthofen).

El último combate del Barón Rojo, imagen tomada de http://www.jetcero.com

      Mi familia viajaba frecuentemente los fines de semana hacía Ocumare del Tuy, esto porque tenemos muchos familiares en esa zona, íbamos sobre todo a Santa Bárbara, parroquia perteneciente al Municipio Lander y hacía La Mata, caserío ubicado vía Cúa, mis padres se reunían con los familiares y visitaban a viejas amistades, algo que no puedo olvidar era ese olor característico nada más al llegar a la encrucijada de Ocumare, el olor que embriaga al visitante, el del Ron Pampero, luego y hacia la derecha nuestro destino.

       A lo largo de la ruta, como suele suceder en todo los Valles del Tuy, se pueden ver personas vendiendo las frutas según la temporada: mangos de todo tipo, mamón, cotoperí, ciruelas, etc. Recuerdo esas tardes en casa de un amigo de mi padre donde acostumbraban reunirse a tocar sus guitarras y llenar el ambiente con el sonido de viejos boleros, mientras los chicos jugábamos a nuestros juegos, una vez descubrimos un tesoro: una caja llena de gurrufios, imagínense nuestro asombro.

      Los boleros se mezclaban muy a menudo con el sonido de los motores de las avionetas que rozaban los techos de las casas, me distraía muy fácilmente viéndolos, hasta contaba los aviones que descendían muy cerca, mi padre me dijo que había un aeropuerto cerca y a veces de regreso nos llevaba a ver los aviones aterrizar en dicho aeropuerto, es el Aeropuerto Metropolitano, el primer aeropuerto privado del país y uno de las más importantes fundado a mediados de los años 70.

Vista aérea del Aeropuerto Metropolitano ubicado en Ocumare del Tuy, autor de la fotografía desconocido.

      Visitábamos con frecuencia a uno de nuestros hermanos que vivía en la localidad, una vez jugábamos con un grupo de primos que eran muy traviesos, nos invitaron a ver un caimán que tenían supuestamente, salimos y al final de la vecindad había un gallinero, pasamos dentro buscando al bendito lagarto y nos encerraron y comenzaron a asustarnos: ¡Allí viene el caimán! ¡Allí viene el caimán! ¡El caimán te va a comer! Nosotros nerviosos y asustados, por supuesto, hasta que se compadecieron y nos sacaron de dicho lugar.

      Antes de entrar a el sector La Mata estaba ubicada una bodega donde solíamos parar a tomarnos algún refrigerio, luego nos adentrábamos por un camino de tierra o a veces subíamos caminando previniendo de que el carro no se atascara en el camino, esto sucedía solo cuando acababa de llover, los vecinos distaban mucho entre sí, como en la mayoría de los sectores rurales. Al llegar a la casa de nuestros familiares nuevamente nos distraíamos en nuestros juegos habituales, a la entrada de la casa había una cancha de bolas criollas, nuestro padre a veces nos enseñaba a jugar el popular juego, pero mi mayor atracción eran las avionetas que surcaban el firmamento alegremente.

      Cierto día que veníamos de regreso de un velorio en Santa Bárbara, y en una curva cercana al citado aeropuerto, estaba un hombre pidiendo cola, ya era muy entrada la noche, el hombre en cuestión tenía un aspecto muy espectral, mi madre le dijo a mi viejo que no parara el carro, mi padre pisó la chola (el acelerador) del susto, y dejamos al hombre atrás, luego íbamos en la vía contando lo sucedido y con la duda si lo que habíamos visto era un aparecido, mi madre aún cree que así lo era, pero yo creo que era alguien solo pidiendo cola y que también se asustó cuando mi padre piso la chola, cosas de la vida.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Anécdotas del Tuy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s