La festividad del 12 de octubre: Invención, reproducción y cambio

Por: Arturo Lev Álvarez

      Despertando de un sueño dogmático como diría Kant (aunque esperamos haber despertado hace tiempo y seguir despertando siempre de ciertos letargos), el presente 12 de octubre de 2014, no se pone en duda si fue o no Colón quien llego a lo que hoy es América para dar inicio a un proceso, primero mercantilista y luego de conquista y colonización, ya que esa duda supone la admisión de la idea de que lo que conocemos por América fue descubierta (tesis de Edmundo O’Gorman en “La invención de América”, de que lo que nace no es un descubrimiento sino toda una construcción o invención de algo llamado América, y acuñamos nosotros, haciendo progreso sobre los escombros del oprimido como lo piensa Walter Benjamín, haciendo notar que O’Gorman tiene una tesis eurocentrista, y por eso la acotación nuestra).

      Efectivamente, Colón viajó, exploró y falleció creyendo que había llegado a las Indias, detrás de su expedición hay toda una historia de proyectos e invenciones que dan con tal viaje que no fue el de descubrir un nuevo continente, por cierto, ya con territorios poblados, con cultura autóctona, originaria, con creencias y valores propios. Se parte entonces de que Colón ejecuto un acto muy diferente a lo que se impuso en las prácticas escolares, en las cuales se nos enseñaba como “día de la raza” en América para conmemorar el “descubrimiento de América” por aquello de unir en una festividad la unión de España y América (o Iberoamérica como nos llaman).

      Por allá, en la España de 1892 se comienza a celebrar como día de la fiesta nacional, después en 1914 como día de la raza para en 1931 pasar a ser día de la hispanidad y luego a partir de 1987 volver al día de la fiesta nacional. Como se observa, es toda una celebración y reinvención tal fecha para los españoles. Dirá Enrique Dussel en “1492 el encubrimiento del otro”(1994), que allí comienza no la “modernidad” sino el “mito de la modernidad” de los europeos con su enseñanza del “descubrimiento de América” y la “integración de dos mundos”, conquistando y oprimiendo, saqueando y sometiendo, controlando y violentando al otro, creando un mito encubridor de lo “no-europeo” y no de reconocimiento al otro y su cultura, un otro, excluido, que puede mantener un dialogo con discurso emancipador, insurgente, un otro que como dice Dussel que fue visto como “el mismo”, es decir, el indio-asiático, entonces, un “otro” no reconocido como un “otro” (pensando en Emmanuel Lévinas y la alteridad, ese “otro” está lleno de lenguaje, sentido, experiencia, de “rostro”, pero al no ser reconocido por el “yo” español no se da origen a un “nosotros”).

      En América se volvió a la colonización desde lo escolar, se mantenía la idea de unión con España pasando por encima de la cultura indígena y su resistencia a ser oprimido. Las políticas escolares significaban tal fecha como día de la raza, “encubriendo” con ello sus propias políticas, después de la independencia, de genocidio indígena y persecución, todo asociado también al robo de sus tierras en beneficio de latifundistas o empresas petroleras o de algún otro tipo. Aún hoy día a pesar de novedosas leyes se siguen repitiendo prácticas del pasado, son “leyes sin cumplir”, en Venezuela, por ejemplo, nos preguntamos por el cacique yukpa Sabino Romero, asesinado en 2013 por mantener una lucha por la tierra.

    España finalmente celebra su festividad porque se “(…) inicia un período de proyección lingüística y cultural más allá de los límites europeos”, según exposición de motivos de Ley 18/1987. Argentina en 1917 y teniendo de Presidente a Hipólito Yrigoyen declara ese día como fiesta nacional, luego se denominará día de la raza, conociendo que ya antes había ocurrido la llamada “conquista del desierto” liderizada por el Presidente Julio Argentino Roca, donde se exterminó a gran cantidad de pueblos indígenas para la ocupación de tierras al sur de Argentina. Hoy día, se conmemora el Día del Respeto a la Diversidad Cultural por Decreto Presidencial 1584/2010 publicado el día 3 de noviembre de 2010, firmado por Cristina Fernández de Kirchner. En las consideraciones tomadas en cuenta se destaca la diversidad étnica y cultural de todos los pueblos. En las escuelas argentinas esa consideración va más acorde al reconocimiento de esa diversidad étnica y cultural de los pueblos o colectivos que hacen vida en territorio argentino. Aunque hay grupos de lucha por los pueblos originarios, autóctonos de lo que hoy es la nación Argentina. 

      En países como Chile, Costa Rica o República Dominicana, así como en 1992 se adopto por el Ministerio de Educación en Venezuela como nombre de las graduaciones de bachilleres (secundaria), se conmemora el día del “Encuentro de dos mundos”. En Venezuela se celebraba el día de la raza desde 1921, en pleno gobierno de Juan Vicente Gómez, cuando a los indígenas se les venía quitando la propiedad de la tierra en beneficio de latifundistas, exploradores y empresas petroleras. Es para el año de 2002 por decreto 2028, bajo el gobierno de Hugo Chávez, y con un debate desde la historia insurgente, que se pasa a denominar el “Día de la Resistencia Indígena”, comprendiendo que el indígena es el oprimido que insurge contra el opresor europeo, dominación violenta en todo caso, de exterminio físico y moral, pero donde muchos pueblos crearon formas de resistencia ante la dominación. Desde el cambio en la festividad, no sólo se conmemora con movilizaciones sino desde las escuelas, abriendo el debate en torno al rol del Estado, reconociendo a nuestros pueblos autóctonos, reinterpretando y cambiando la historia encubridora, conociendo y reflexionando en una historia indígena, partiendo de territorios poblados y con cultura antes de la “invención de América”, despoblada después de 1492 por diversos factores, como diría el historiador venezolano Manuel Caballero, y repoblada luego con mujeres, hombres, niños, niñas y ancianos africanos traídos como esclavos.

Fuentes consultadas:

-. Dussel, Enrique. 1492 El encubrimiento del Otro. Hacia el origen del “mito de la Modernidad. La Paz, Universidad Mayor de San Andrés, 1994.
-. O’Gorman, Edmundo. La invención de América. México, Fondo de Cultura Económica, 1977.

Deja un comentario

Archivado bajo Nuestra América

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s