DOSSIER 5.1: Contamos con la Matria

Por: Diana Ovalles Márquez 

     Hoy tenemos patria, repiten a diario los ecos mediáticos que nos traen la voz de Chávez en su última alocución, cuando pidió “desde su corazón”, no extraviar el proyecto político de la segunda independencia: “Hoy tenemos la patria más viva que nunca, ardiendo en llama sagrada, en fuego sagrado”, dijo. Pero ¿Qué es la patria?

     El mensaje sin destino de Mario Briceño Iragorry nos hablaba de su angustia por la patria, porque “nuestro empeño de olvidar y de improvisar ha sido la causa primordial de que el país no haya logrado la madurez que reclaman los pueblos para sentirse señores de sí mismos. ¿No nos quejamos diariamente de la falta de responsabilidad con que obran quienes asumen cargos directivos sin poseer la idoneidad requerida?”, afirmaba el autor trujillano hace más de medio siglo.

La Lucha, obra de Jesús “Chuo”  García, año 2013

    La matria, como concepto político derivado del pensamiento feminista contemporáneo, ha llevado este enfoque más acá de las crisis identitarias colectivas y de los nacionalismos tan vapuleados por la llamada globalización y el desdibujamiento del estado-nación. La española Victoria Sendón nos habla de la matria como una utopía realizable, “el horizonte de lo posible”, confrontada con la patria fundada en los valores del poder hegemónico que ejerce la violencia contra las personas y el propio planeta. De manera que el sesgo eco feminista de la visión de la matria rescata los mejores valores y rasgos de la feminidad esencialista, aquella que ve a la mujer madre, la tierra madre como cuidadora y paridora de vida. Marija Gimbutas estudió desde la primera mitad del siglo XX las representaciones femeninas en el paleolítico y el neolítico en “la vieja Europa”, categoría acuñada por la propia antropóloga. La representación universal de la diosa madre, afirma Gimbutas a través de su enfoque arqueo mitológico, está plenamente identificado con el planeta, la madre tierra, Abya Yala o la Pachamama, como la bautizaran las culturas quechua y aymara.

     Varios de los grupos militantes políticos locales, como la red Araña Feminista, viene acompañando la construcción colectiva de las políticas públicas aglutinadas en el Plan de la Patria 2013-2019, ese proyecto de nación para el siglo XXI parido desde la raíz bolivariana de Hugo Chávez, sin lugar a dudas, el personaje histórico que marca la historia de Venezuela, después de Bolívar.

     La audaz propuesta de la feministas criollas nos propone la construcción de la Matria desde el Plan de la Patria, quiere decir, incorporar la visión de las mujeres feministas que intentan superar el vencido esquema político partidista patriarcal del poder incorregible, ese que aún postula la redistribución de la renta petrolera entre toda la población sin mirar mucho las diferencias ni desigualdades producidas por la división sexual del trabajo, que reconoce la doble jornada y el trabajo no remunerado, pero que no afina la voluntad política para idear los mecanismos administrativos de corrección e implementación.

     El feminista Hugo Chávez le dio basamento político ideológico al Plan de la Matria y dejó las líneas maestras trazadas para continuar profundizándolas: sin feminismo no hay socialismo, ni mucho menos eco socialismo. Allí está el artículo 88 constitucional que reconoce el trabajo doméstico como productor de riquezas, pero aún no se mide cuántos puntos del PIB representa. Para la construcción de indicadores con perspectiva de género de los programas sociales bandera de la Revolución Bolivariana todavía el camino es incipiente y cuesta arriba.

     La visión de la Matria como enfoque político inclusivo, puede funcionar como una gran lupa de aumento para observar los detalles más pequeños en la aplicación de políticas públicas que, gracias a esta mirada, podría profundizar la transformación cultural que venimos empujando desde hace siglos y que ahora tiene la oportunidad histórica de llevarnos al punto de no retorno que nos desafía con la permanencia del proyecto chavista.

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s