San Diego de Alcalá santo patrono de Ocumare del Tuy

Por: Arturo Lev Álvarez.

     ¿Qué une a Ocumare del Tuy en Venezuela con Andalucía (capital Sevilla) o Alcalá de Henares (Madrid) en España, tan distantes geográficamente? La respuesta, además de la ya conocida culturización impuesta desde la conquista, es la unión en la cultura religiosa por la devoción y celebración a una figura de la iglesia católica, que forma parte de la idiosincrasia de estos pueblos y sus colectividades.

     En Ocumare del Tuy se celebra todos los 13 de noviembre de cada año, un sentido homenaje por parte de la iglesia católica de la parroquia y sus feligreses a su santo patrono San Diego de Alcalá. Esta festividad es para honrar, por medio de una imagen, a un fraile franciscano español nacido en Andalucía y fallecido en la ciudad de Alcalá de Henares en Madrid, y a su vez, se honra y conmemora la llegada de la imagen a tierras tuyeras, la realización del templo parroquial y fundación del futuro pueblo de Ocumare (se habla de fundación no por los caseríos que existiesen sino por la creación del templo parroquial que le da esa figura de fundación).

San Diego de Alcalá de Ocumare del Tuy.     Pero, ¿quién es San Diego de Alcalá realmente y por qué se le conmemora o celebra? Fray Diego de San Nicolás nació en San Nicolás del Puerto en Andalucía un 14 de noviembre de 1400, en el seno de una familia modesta. Sus padres, de fe cristiana, le pusieron el nombre de Diego, derivación de Santiago, patrón de España. Desde su más temprana juventud se consagró al Dios como ermitaño en la capilla de San Nicolás de Bari, en su localidad natal, y después en el eremitorio de Albaida bajo la dirección espiritual de un sacerdote ermitaño. Fue un hombre bastante viajero para su tiempo; vivió en Canarias, Roma, Castilla y Andalucía y recorrió numerosos lugares de Córdoba, Sevilla y Cádiz. Durante su peregrinación a Roma pasó por numerosos lugares de España, Francia e Italia. Residió en los conventos de La Arruzafa (Córdoba), Lanzarote, Fuerteventura, Sanlúcar de Barrameda, Santa María de Araceli (Roma) y Santa María de Jesús (Alcalá de Henares), donde falleció un 13 de noviembre 1463.

     Según su biógrafo, de la Santa e Insigne Catedral-Magistral de Alcalá de Henares, José Gros y Raguer, explica lo siguiente con respecto a los actos de Fray Diego:

Fray Diego estaba repleto de caridad para con los pobres, los pecadores y todos cuantos acudían a él. Fue designado Portero del convento, lo cual le daba continuas ocasiones de repartir comida, de aconsejar a los desorientados, de confortar a los afligidos. Con respecto a los socorros materiales, algunos frailes le reprocharon a veces su prodigalidad. Respondía humildemente: “No teman, Dios no puede dejar de bendecir esta clase de abusos, lejos de arruinar a la comunidad, esas limosnas atraerán hacia ella las gracias del Cielo, pues el bien hecho a los pobres es caridad hecha a Jesucristo”. 

     Este relato nos habla de su don caritativo y humanitario hacia los más desposeídos y necesitados. Lope de Vega lo inmortaliza, le dedicó el soneto La verde yedra al tronco asida, y la comedia San Diego de Alcalá en Comedias de vidas de santos (1965), en la cual relata el milagro al príncipe Carlos, cuando en 1562, estudiando esté en Alcalá de Henares, el príncipe tuvo una grave caída por las escaleras en el Palacio Arzobispal, dándose un golpe grave en la cabeza, su padre Felipe II de España hizo llevar la momia de Fray Diego, a fin de invocar la mediación divina en la curación de su hijo, lo cual sucedió.

     Fue canonizado por el Papa Sixto V, en 1588, culminando el proceso introducido por el Papa Pío IV a instancias del rey Felipe II de España (se entiende el agradecimiento por salvar a su hijo el príncipe Carlos), convirtiéndose en el primer santo español de la llamada Edad Moderna. Otro milagro que se le atribuye es el de haber salvado, en un viaje que hizo a Sevilla durante su estancia en la Arruzafa, a un niño que imprudentemente se había metido y dormido en un horno, el cual fue encendido mientras tanto. Tras la mediación de Fray Diego el pequeño apareció fuera del horno sin la menor quemadura. Éste y otros milagros los solía atribuir el humilde fraile a la intervención de la Virgen María, de quien era gran devoto.

     Variados autores protestan por que su toponímico de santoral sea San Diego de Nicolás por el lugar que le vio nacer y no el de Alcalá donde paso sus últimos 10 años de vida. (Alcalá es una palabra de origen musulmán de cuando estos conquistaron España y mudaron el núcleo urbano de Complutum, como se conocía ese espacio geográfico conquistado en un principio por los romanos, a los cerros, en la margen izquierda del río Henares, para defenderse de los ataques cristianos, y construyen un castillo amurallado llamado en árabe Al-Qalat o fortaleza) Ocumare del Tuy, Municipio Tomás Lander del Estado Miranda, perteneciente a los valles tuyeros en la serranía del interior, por donde cruza un inmenso río llamado Tuy, minado de cerros, y ubicado al margen derecho de dicho río, celebra a San Diego de Alcalá, cuya imagen llega a sus tierras en 1625 para apaciguar cristianamente a los indios quiri quires de la región. Para 1692 los hacendados de la región solicitan a Monseñor Don Diego de Baños y Sotomayor, décimo-quinto Obispo de la Diócesis de Venezuela, la creación de una iglesia, ya que, se encontraba muy distante el valle del Tuy arriba y la propia Charallave, es así como para el 7 de febrero de 1693 por orden del Obispo Baños y Sotomayor se formó la parroquialidad de Ocumare del Tuy con el nombre de San Diego de Alcalá de la Sabana de Ocumare, emprendiéndose de inmediato la construcción del templo en su honor, culminado en 1700, siendo el templo hoy día reconocido como Monumento Histórico Nacional y Municipal.

     Su párroco fue el padre franciscano Don Fray Manuel Angulo y Vallejo de Alesón, llamado Manuel de Alesón, quien misionaba en el pueblo de Santa Rosa de Lima de Charallave y sus entornos, pero el segundo y definitivo párroco fue el sacerdote ocumareño, Dr. Don Joseph Ignacio Meneses.

     Como datos curiosos se pueden reconocer estos: la primera urbanización construida en Ocumare del Tuy llevaba por nombre San Diego de Alcalá, pero por razones aún hoy desconocidas se cambia el nombre a Urbanización Cristóbal Rojas, popularmente conocida como Parosca (siglas de la empresa que construyó dicha urbanización en los terrenos de la antigua hacienda de Pajaro Negro). La Iglesia, es la única en los Valles del Tuy que está construida al lado de la antigua Plaza Mayor (Plaza Bolívar), y no en su frente como es la costumbre. Además personajes del pueblo como el fallecido cronista Juan José Flores, el escritor Cipriano Alberto Moreno, el investigador Manuel Aponte o el poeta Juan Alberto Paz, relatan otras curiosidades que se han ido manteniendo a través del tiempo como tradiciones orales, entre esas están las siguientes:

“que la estatua original de este curiosamente no pasaba por la puerta de la iglesia, debido a que tropezaba con la parte superior de la pared, duraron un rato intentando de diferentes maneras pero aun así no tuvieron éxito y por esta razón fue mandado a realizar una réplica, la cual es utilizada hasta hoy en día. Los lugareños dicen que San Diego no quería salir, ya que importantes razones habría de tener”. (Cipriano Alberto Moreno)

     Los antiguos pobladores de Ocumare del Tuy, dicen que la estatua de San Diego de Alcalá cobra vida de noche para recorrer a caballo “la bajada de los Fíat” y la antigua manga de coleo cercana a Chaparral y cada amanecer aparece con los pies llenos de lodo.

     Hoy en día el pueblo de Ocumare del Tuy celebra a su santo patrono con fe católica y festividades mundanas para el jolgorio de su pueblo, reclamando paz y seguridad para sus habitantes.

Fuentes consultadas:

Abreu, C., y Álvarez, A. “Carta del barrio” (2008), en http://www.otrasmemorias.com.ar/unanoticia.asp?id=81 De Vega, Lope. Comedias de vidas de santos. Madrid, 1965.

Gros y Raguer, José. “San Diego de Alcalá / Breve vida de San Diego” (2013), en http://www.catedraldealcala.org/index.php?option=com_staticxt&staticfile=recurso.php&idagrupacion=52&idrecursos=67&colorfondo=ceaa98&colortitulo=513f3f

Historia de los Valles del Tuy. “San Diego de Alcalá, patrón de Ocumare del Tuy” (2013), en http://historiadelosvallesdeltuy.jimdo.com/municipio-tom%C3%A1s-lander-ocumare/san-diego-de-alcal%C3%A1-patr%C3%B3n-de-ocumare-del-tuy/

Nieto, Antonio. “San Diego de Alcalá, patrono de Ocumare del Tuy” (2012), en http://tucuy.wordpress.com/2012/07/11/san-diego-de-alcala-patrono-de-ocumare-del-tuy/

1 comentario

Archivado bajo Festividades Tuyeras

Una respuesta a “San Diego de Alcalá santo patrono de Ocumare del Tuy

  1. yasmin guzman

    Que bella historia del patrono de Ocumare deberíamos de seguir su ejemplo Venezuela estaría llena de mucho amor para con el prójimo y volviera la paz a muchos corazones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s