Bolívar en Yare

Por: Juan de Dios Sánchez
Cronista del Municipio Baruta

     En el mes de septiembre de 1807, el futuro Libertador de Venezuela estaba viviendo en su hacienda del valle de Yare, actual municipio Simón Bolívar del Estado Miranda y en la placidez de las tardes disfrutaba de sus propiedades en largos paseos a caballo concibiendo ampliar las operaciones agrícolas de sus haciendas con varias siembras de añil.

     Aquella decisión del futuro General causó grandes oposiciones, siendo una de ellas, la más activa, la del abogado y vecino Antonio Nicolás Briceño Briceño (apodado El Diablo), quien no sólo se opuso a la actividad sino que se confabuló con el resto de los propietarios para que se opusieran a Bolívar en sus planes.

     Las cosas llegan a un término de conflicto cuando todos se oponen a que Bolívar construya un callejón que requiere para el tránsito de sus tierras a la oficina de comercio del añil y un canal de drenaje que, pasando por las tierras de Briceño, cayera en un río cercano.

Bolívar Campesino, Óleo sobre tela 90 x 70 cm. Autor: Rafael D`Montijo, año 2009.

    Aparentemente sólo se trataba de una fanfurriña entre dos o tres terratenientes sin mayor significado ni trascendencia en la historia de aquel tiempo, ni mucho menos capaz de impactar la historia más tarde.

     Pero las cosas pasaron de castaño a oscuro con mucha facilidad porque Bolívar, a la cabeza de un piquete de negros esclavos, bien armados y dispuestos a todo, inició los trabajos del canal de desagüe, que empezando en las tierras del futuro Libertador avanzaban, inexorablemente, a las de Antonio Nicolás Briceño.

     Pasaron varias horas y aparece Briceño, con un piquete de hombres secundándolo, no menos grande ni amenazador que el de Bolívar y se dispone a interrumpir los trabajos por la fuerza.

     Pero Bolívar no se arredra y por el contrario, ordena que los trabajos prosigan. Briceño ardiendo en ira, desenfunda la pistola y apunta a Bolívar quien, rápido y certero, se lanza sobre él y lo desarma. Las personas presentes, sin pedir ni dar explicaciones, separan a los dos hombres. La calma sustituye la violencia y todo queda allí. Bolívar se olvidó del añil y del canal y Briceño retira sus amenazas no sin antes pedir las más sentidas disculpas.

Antonio Nicolas Briceño Briceño (El Diablo)

     Meses más tarde el futuro Libertador tratará de nuevo el asunto por medio de una correspondencia dirigida a Briceño de la que se conserva una respuesta. La guerra, el ardor de la política y otros asuntos de mayor monta sacaron a Bolívar y a Briceño de los Valles del Tuy y los lanzaron, por caminos diferentes, a la inmortalidad.

     Problema e incidente que ha podido significar quien sabe qué extraño desvarío en la historia del mundo, se planteó aquel día. Bolívar herido o muerto en un obscuro incidente, sin mención de gloria. Briceño preso por homicidio. Los hechos trastocados y un proceso que, inevitablemente, los arrastraría a los dos en un incidente de menor monta.

     Gracias a la prudencia de los vecinos se bajó el arma y se aminoraron los bríos. Pronto Briceño saltaría a la inmortalidad como uno de los padres de la Patria al ser una de las voces esenciales en el Congreso Constituyente de la Nación en 1811. De carácter inflexible propondrá, en 1813, un plan terrible de exterminio de los españoles que se considera como cruel e injusto.

     Bolívar no compartirá sus planes por considerarlo inoportuno pero, el mismo día en que, en Barinas, es fusilado Antonio Nicolás Briceño por los españoles, Bolívar en Trujillo firmaba el Decreto de la Guerra a Muerte que iba a ser el hilo melódico esencial de la Guerra de la Independencia Venezolana.

Deja un comentario

Archivado bajo Crónicas de mi pueblo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s