Presentación DOSSIER 3: La independencia y la guerra a muerte en el Valle del Tuy.

Por: Efrén Calero. 

Detalle de El escorpión dormido de Pedro Rengifo, Año 2003.

      El proceso de independencia se inicia a la par en el Tuy como en el resto de Venezuela, esto no solo por la cercanía del Valle con relación a la capital de la para entonces provincia de Venezuela, sino también como consecuencia de la agraciada situación geográfica del mismo con relación a Caracas y que a esto se debe sumar los marcados intereses de los mantuanos por la calidad de las tierras del Valle, ya que no es un secreto que muchos de ellos eran poseedores de haciendas cacaoteras en Cúa, Yare, Santa Teresa, Santa Lucía u Ocumare.

     Siendo que desde 1811 se dan situaciones de alzamientos, escaramuzas y hechos vandálicos, entre otros, en nombre del proceso independentista o en contra de este, incluso la alarma de las autoridades caraqueñas en pro de aplacar los rumores de levantiscas frecuentes en el Tuy, que pudieran alterar la calma de Caracas, se tiene entonces que en agosto de 1813 se registra en Cúa una Batalla entre los republicanos comandados por Vicente Campo-Elías y las fuerzas sublevadas a favor de los realistas por el Comandante Arizurrieta, resultando éste muerto en el combate, quedando en Valle bajo dominio Republicano.

     Luego en el proceso de Guerra a Muerte se registran la serie de matanzas y combates librados entre febrero y marzo de 1814 en Ocumare, Yare y Charallave, donde José Félix Ribas y Juan Bautista Arismendi se enfrentan en repetidas ocasiones con el implacable Francisco Rosete y su Legión Infernal. 

    Se pudiese pensar que la lucha de independencia en el Valle Tuyero terminaría con la Batalla de Macuto (28 de mayo de 1821), en jurisdicción del pueblo de Santa Lucía y con la Batalla de Carabobo (24 de Junio de 1821) pero no fue así. Como consecuencia fatal, el Indio José Dionisio Cisneros, realista a ultranza, tomaría la Serranía del Interior del Valle como teatro de operaciones, para realizar una férrea resistencia a la República naciente de Venezuela durante 11 años terribles, durante los cuales asoló las haciendas, hatos y zonas agro productivas de la región, llevándolas al extremo que esta región más nunca recuperó el auge productivo que tuvo durante la colonia.

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s