Cándida Machillanda, promesera de San Juan.

Entrevista y Fotografía por Keny Loaiza.

RELATOS DE VIDA - MACHILLANDA

     En visita a la casa de la Sra. Cándida Machillanda, Patrimonio Cultural Viviente desde el año 2008 del municipio Tomas Lander, se dió un encuentro muy importante para recopilar las incidencias de la cofradía de San Juan Bautista que cada año se celebra en la población de Ocumare del Tuy, de boca de la misma Cándida, promecera de esta festividad, relata que “tras una sanación cumplida por san Juan Bautista”, lleva conjuntamente con la comunidad la promesa de rendirle ofrenda desde hace 27 años a este santo. Cuenta esta luchadora social que cada 24 de junio de todos los años es trasladado el santo a la Iglesia de San Diego de Alcalá de esta población, luego, es paseado por las adyacencias de la iglesia con todos los asistentes de las diferentes comunidades del municipio Tomás Lander.
     “Al inicio, desde tempranas horas el santo es colocado en la iglesia, para luego recibir la bendición del Párroco, y así hacer el recorrido de rigor en compañía de todos los asistentes”. -expresa Cándida-. Al terminar el recorrido por el centro de esta población, se coloca el santo en un sitio destinado en el sector Chaparral para otorgarle el tributo correspondiente, son muchos los invitados a esta fiesta, quienes tocan tambores (tambor culo e’ pulla) y adoran la sagrada imagen de este santo bautismal. San Juan Bautista ha pasado por varias familias en Ocumare del tuy, pues, “data de hace más de 300 años y corresponde a toda la población de este municipio”. Con esta descripción la Sra. Cándida Machillanda muestra un poco de que se trata la fiesta.
     Hay que recordar que esta celebración está destinada a rememorar el santo bautismo donde Jesús en las orillas del río Jordán, fue bautizado por el mismo Juan el Bautista. Después, hizo acrecentar la ira de Herodes, tetrarca de Judea. Más adelante, fue encarcelado y mandado a decapitar por Salomé, hija de Herodías y Herodes.
     Por otro lado, la Sra. Cándida quiso mostrar su delicioso dulce de lechosa, elaborado con mucho cariño. “Se toma la lechosa verde, se deslecha, se pela, se pica en trozos, más adelante se deja remojando con un poco de bicarbonato. Hasta el día siguiente se monta a cocinar, si son de lechosa a orilla de río, no necesita mucha agua, pero si es lechosa de sistema de riego, si tiene que echarle su poquito de agua. Le echa su suficiente azúcar y sus hojas de higo, el toque secreto es la hoja de higo”. Así demostraba su virtud culinaria tuyera el Patrimonio Viviente de Ocumare del Tuy.

Deja un comentario

Archivado bajo Relatos de Vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s