Presentación DOSSIER 2: San Juan y la herencia africana en el Valle del Tuy.

Por: Iván López

    La llegada del conquistador europeo a finales del siglo XV a las costas del actual continente Americano y por ende su acercamiento a los productos y potencialidades de estas tierras, creó para los recién llegados dos necesidades primarias de carácter netamente mercantiles; una la de explotar y extraer los productos de la tierra y la otra la de obtener mano de obra apta y barata para esa tarea, de allí que se creará una relación de opresor-oprimido, y una explotación del hombre por el hombre casi hasta la extinción de los aborígenes Americanos a principios del siglo XVI, esa misma necesidad posteriormente sería satisfecha por el Continente Africano, cazados, arrebatados de sus localidades o vendidos por sus rivales naturales, fueron embarcados en navíos de comercio de almas o de seres humanos que los condujeron a la esclavitud en las costas del “Nuevo Continente”, pero no vinieron solos, los acompañó su forma de vida, su música, su baile, sus querencias, su cultura, la cual se vieron en la urgencia de ocultar, mezclar o sincretizar, debido a la imposición, temor o religión del amo que reprimía toda manifestación de su antigua cultura. Sin embargo el sincretismo “forzado o no” ocurrió en toda la américa uniendo así las culturas del amerindio, el europeo y el africano.

San Juan de Santa Lucía

    En Venezuela ese sincretismo resalta en todos sus estados y la influencia del africano se nota en algunos de forma más que evidente, al Sur del lago de Maracaibo en el Zulia, en las costas del Norte de Aragua, en el Callao del estado Bolívar y en el estado Miranda especialmente en la planicie de Barlovento y el Valle del Tuy se pueden observar manifestaciones culturales dominadas por la presencia de la herencia africana,  una de estas expresiones es la Fiesta de San Juan Bautista, siendo una fiesta de carácter religioso, que fue impuesto por el europeo a los americanos y a los africanos como doctrina de dominación y que con el paso del tiempo estos supieron amoldar a sus creencias y culturas propias donde el africano inserto sus querencias, su música, su religiosidad entre otras y la transformó en expresiones con características únicas y propias en cada una de estas regiones.

     De allí que visibilizar la herencia y la presencia africana en el Valle del Tuy a través de sus manifestaciones y costumbres, de sus luchas, sufrimientos, alegrías, entre otras expresiones es mostrar ese valle del Tuy mestizo, pujante y rico en expresiones poco mostradas y valoradas en el contexto de la sociedad gran nacional.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s