DOSSIER 1.2 – Los Quiriquires del Tuy

Por Iván López

Guerrero caribe

Guerrero caribe. Escultura en cera por George S. Stuart.

Es en la actual Región de los Valles del Tuy y que hoy comprende los Municipios Cristóbal Rojas, Rafael Urdaneta, Tomas Lander, Independencia, Simón Bolívar y parte de Paz Castillo, donde fué el asentamiento geográfico de una nación aborigen de filiación Caribe, denominada Quiriquires, los cuales, a su vez, estaban estrechamente ligados a las demás tribus aborígenes vecinas a esta, a saber, según referencia de Fray José de Oviedo y Baños, por el sureste con la nación TOMUZA y MARICHES (con los que estaban emparentados), hasta llegar a los Ríos Guaire y Tuy, al norte con la nación ARACTOEQUES O LOS TEQUES (contracción dada por los Españoles y que eran enemigos de los mismos), y la nación TACATAS, al sur hasta llegar a lo que hoy conocemos como la serranía del Guárico con la nación MEREGOTE O MEREGOTA, nación GUARIVE  y la nación KARI´ÑA, al oeste con la nación JIRAHARAS.
Poca importancia se les ha dado a esta nación, algunas cosas de sus costumbres se conocen, muy poco de sus estrategias militares, solo algunas tácticas empleadas para combatir a los españoles ha llegado hasta nuestros días, hacemos referencia a las trampas con enormes púas de madera envenenadas ocultadas en los bosques, al uso de MACANAS como arma predominante y al empleo de lanzas y cuchillos de elaboración rupestre (con piedras) que eran sus principales armas, además utilizaban la noche como principal herramienta de ataque, el conocimiento del territorio, el asecho y la unificación con otras tribus o pueblos vecinos como aliados para atacar al invasor, al mezclar dos o tres plantas de la zona del Tuy creaban una sustancia que untada en las lanzas o en las púas, paralizaban o envenenaban hasta la muerte según lo desearan, la cual empleaban tanto para la caza como para la guerra.
Fray Antonio Caulin en su “Historia Corográfica de la Nueva Andalucía” cuenta que “ésta gente emplea la semilla de una frutilla a la que llaman Mamón, tostada y molida para realizar una harina con la cual hacen una especie de pan”, mostrándonos de esta manera que la gastronomía no solo se limitaba al maíz y la yuca,  además empleaban el ocumo como principal tubérculo en las comidas, y realizaban una especie de curry o aderezo en polvo a través de quemar una combinación de diversas yerbas, la carne producto de la cacería se centraba en la danta y la lapa abundantes en esta zona, pero también en la pesca de los peces de río, tablas, corronchos, bagres, camarones y cangrejos de ríos entraban en la dieta del quiriquire.
Si bien los Quiriquires también estuvieron presentes en otras regiones de Venezuela como lo fueron el actual lago de Maracaibo, el laguna de Tacarigua hoy lago de Valencia, entre otras, los registros de los españoles solo hacen referencia a nombres de los Quiriquires de la zona del Tuy, de allí que nombres como Parayauta, Guasema, Guasicuana, Apacuana, Acuareyapa, entre otros, sean los únicos nombres de ésta nación Caribe que han llegado hasta nuestros días.
En los Capítulos XII y XIII de la “Conquista y Población de la Provincia de Venezuela”, de Fray José de Oviedo y Baños, se relata una crónica de esta nación Caribe que habitaba el “Valle de Salamanca”, según lo nombró Juan Rodríguez Suárez en 1574, y que posteriormente los mismos españoles apodaron el VALLE DE LOS QUIRIQUIRES, conocido actualmente como VALLES DEL TUY. Lo narrado por Oviedo y Baños refiere lo siguiente: “Conseguida pues la Paz de los indios Teques, solo restaba por aquel lado de los QUIRIQUIRES, Francisco Infante entonces atravesó el Valle de TÁCATA recorriendo por la Orilla del TUY, hasta salir a  Súcuta”.
Esta situación generó rebeliones y largas luchas entre los indígenas y los españoles invasores, entre éstos destacó el alzamiento de la India APACUANA, la cual ejercía un liderazgo poco referido de la mujer indígena venezolana de aquella época, para el año de 1577, acompañada de su hijo GUASEMA y el Cacique ACUAREYAPA, prepararon una sublevación contra los encomenderos Francisco Infante, Garcí-González Da Silva y sus acompañantes. De este ataque sólo se salvan Da Silva e Infante, después de huir hacia la cordillera del interior hasta llegar a la Guayra de Paracotos, donde algunos indígenas Teques ya pacificados los auxiliaron y los condujeron hasta la recién fundada Caracas.
Los alcaldes de Caracas como también los vecinos españoles se indignaron de tal manera ante este acontecimiento y resolvieron enviar una fuerza para castigar a los indios, la cual fue integrada por 50 españoles, unos a caballos y otros acompañados de perros de presa y, por supuesto, provistos de arcabuces. Además le seguían una cantidad de indios TEQUES, siendo todos ellos puestos a la orden de Sancho García.
Luego de algunos combates se logra la captura de Apacuana y sus compañeros, siendo asesinados la mayoría y dispersados el resto, la pérdida de más de 200 indios que tuvo lugar en encuentros siguientes, atemorizaron tanto a los demás que al fin pidieron la paz, y como los españoles también la querían, les fue otorgada. Así, después de 79 años del descubrimiento de Venezuela, logran al fin los españoles la conquista de los Valles del Tuy.
Justo por las crónicas de los castellanos sabemos que la nación que mayor resistencia ofreció en la conquista del territorio fueron los Quiriquires, no sólo en el Tuy, sino también en todos los lugares en que los hallaron, de allí que en el Tuy, en años posteriores los españoles, al crear los llamados pueblos de doctrina, temerosos de posibles alzamientos, los llevaron del Tuy a otras regiones del país para crear estos pueblos, tal es el caso de San Mateo, Carmen de Cura, Baruta, entre otros.
Mas, sin embargo, es mucho lo que se debe investigar y lo que debemos profundizar para realmente descubrir el pasado de nuestros pueblos originarios, a través de estudios antropológicos, etnológicos, etnolingüístas en fin multidisciplinario, que permitan esclarecer las lagunas y vacíos que tenemos en nuestra historia prehispánica. Existen rastros en el Tuy como petroglifos, enclaves o asentamientos que demuestran la presencia de los Quiriquires y que ameritan de nuestra atención y de nuestra urgente intervención pues están en riesgo de desaparecer pero solo a través de una intervención planificada y con objetivos bien definidos se logrará, para el bien de las actuales y futuras generaciones de Tuyeros.

Fuentes consultadas:
BIORD, Horacio, “Niebla en las Sierras. Los Aborígenes de la Región Centro-Norte de Venezuela (1550- 1625)”. Caracas, Serie ANCH, Nº 258, Gráficas Franco S. R. L,  2005. 256 pp.
CAULIN, Fray Antonio, “Historia Corográfica de la Nueva Andalucía”. Caracas, Italgráfica S. A, 1992. 502 pp.
LARA, Oruno D., “Breve Historia del Caribe”. Caracas, Editorial Exlibris, (Academia Nacional de la  Historia Vol. 223) 2000. 262 pp.
MACPHERSON, Telasco, “Diccionario del Estado Miranda. Histórico, Geográfico, Estadístico y Biográfico”. Los Teques, Gobernación de Miranda, 1973. 556 pp.
OVIEDO Y BAÑOS, Fray José,  “Conquista y Población de la Provincia de Venezuela”. Colección Clásica, Biblioteca Ayacucho, Caracas, Venezuela, 2004, 465 pp.

Deja un comentario

Archivado bajo DOSSIER

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s